Por la libertad de los protagonistas de novela

En una insólita solicitud el abogado Bladimir Rendón le pidió a la justicia la libertad inmediata de los concursantes del ‘reality show’ porque, según adujo, estaban “secuestrados”.

Hace una semana Protagonistas de Nuestra Tele llegó a su final. El polémico reality duró cerca de cuatro meses.

El pasado 16 de octubre al Juzgado Segundo Penal del Circuito de Pereira llegó una insólita petición. El abogado Bladimir Rendón Rincón presentó un hábeas corpus (es decir, una acción legal que se usa en casos de detenciones arbitrarias), para que los ocho semifinalistas del reality show Protagonistas de Nuestra Tele salieran cuanto antes de la casa estudio, ya que, en su criterio, hacía 75 días “estaban privados de su libertad”.

Según el abogado Rendón, los concursantes Sergio, María T., Whitney, Júver, Santiago, Iris, Gaby y María Pía llevaban más de dos meses sin contacto “con la civilización o con algún medio de comunicación”, razón por la cual “dedujo que se encontraban detenidos”. Rendón señaló que a estas personas se les estaban violando derechos constitucionales como la libertad personal, la libertad de locomoción y la autonomía de cada ser humano y, por eso, exigió su inmediata liberación a RCN Televisión.

Al día siguiente, el 17 de octubre, el juzgado negó por improcedente la absurda petición y advirtió que el hábeas corpus era un instrumento de protección del derecho a la libertad personal cuando el Estado ha privado ilegalmente de su libertad a una persona. Asimismo sostuvo que este mecanismo jurídico busca remediar el hecho de que alguien esté injustamente detenido por orden de una autoridad judicial. Y es obvio que RCN Televisión es una empresa particular y los participantes del reality ingresaron a la casa estudio por voluntad propia.

Los funcionarios del Juzgado Segundo de Pereira pensaron que hasta ahí había llegado el exabrupto, pero se sorprendieron cuando el abogado apeló la decisión argumentando que la jueza realizó interpretaciones parciales de las leyes colombianas e ignoró tratados internacionales “que dan cuenta de la presencia de un fenómeno social como el reality show Protagonistas de Nuestra Tele y sus respectivos abusos”. Para acreditar su petición, el abogado Rendón pidió que se observaran todos los videos de la casa estudio que habían sido publicados en la red social Youtube, para notar “la gravedad” de la supuesta retención.

El caso llegó hasta el Tribunal Superior de Pereira, que después de analizar las pruebas aportadas por el preocupado abogado, aseguró que la decisión de la jueza había sido acertada, pues “resulta de elemental comprensión” que los concursantes no habían sido detenidos por orden judicial, ni había un proceso en curso; en cambio el Canal RCN sí está en todo su derecho de realizar un programa de entretenimiento en estas condiciones sin que pueda alegarse una retención ilegal.

La magistrada Luz Estela Ramírez Gutiérrez consideró en su fallo del pasado 22 de octubre “que resulta un despropósito que un abogado titulado acuse una decisión judicial como la adoptada por la señora jueza segunda penal del Circuito de Pereira de ser inexacta y errónea”, pues está establecido que el absurdo provino de la solicitud del abogado y que “desde ningún punto de vista lógico y coherente resulta correcto impetrar esta acción de raigambre constitucional en un asunto como el que se decide”.

Dicho en cristiano, la magistrada regañó al angustiado Rendón Rincón, quien citó la Constitución, sentencias de la Corte Constitucional y leyes vigentes para concluir que un reality show terminó secuestrando a sus participantes, quienes en su afán por llegar a la fama y saltar a las pantallas de televisión de los colombianos todas las noches, llevaban meses sin contacto con la civilización. Varios reconocidos abogados, como Francisco Bernate, se enteraron de la excéntrica solicitud y resaltaron que era un despropósito que la justicia se desgastara en una petición tan ridícula que, además, iba en contravía de los más elementales principios del derecho.

Justamente Bernate, resumiendo el absurdo, escribió en su cuenta de Twitter esta semana: “El mundo judicial está conmovido. Un abogado interpuso un hábeas corpus para que liberaran a quienes están ‘detenidos’ en la casa estudio”.

 

 

[email protected]

@jdlaverde9

Temas relacionados