Olivia Wilde, furiosa porque nadie le cedió el puesto en metro a pesar de estar embarazada

La actriz critica la falta de civismo de los usuarios del transporte público neoyorquino.

Los actores Olivia Wilde y Jason Sudeikis. AFP

La actriz Olivia Wilde, quien está esperando su segundo hijo junto al también intérprete Jason Sudeikis, usó su cuenta de Twitter para lanzar un duro y vehemente ataque a todas aquellas personas que no se molestaron en levantarse de sus asientos para dejarla reposar durante un viaje reciente en el metro de Nueva York, a pesar de que el reglamento del transporte público dispone claramente que las mujeres embarazadas y las personas de avanzada edad o con problemas de movilidad siempre tienen preferencia.

"Nada del otro mundo, el otro día me encontré con un montón de personas en el metro que podrían haberle dejado el sitio a una enorme embarazada porque pueden moverse perfectamente. La próxima vez me pondré al lado de ellos  y rezaré con todas mis fuerzas para ponerme de parto en ese mismo momento", escribió con un evidente tono de sarcasmo en su perfil de la red social.

Aunque la mayoría de las reacciones que generó su comentario fueron de comprensión hacia la intérprete y de indignación ante la poco solidaria actitud mostrada por aquellos que viajaban con ella en el vagón, Olivia Wilde también tuvo que soportar que entre la comunidad tuitera alzaran la voz algunos usuarios que, además de una clara falta de sentido común, demostraron que todavía quedan muchas clases de educación cívica por impartir, al menos, en la ciudad de Nueva York.

"La próxima vez llama a un Uber, lo puedes pagar. Yo pago la misma tarifa en carro que tú en el metro. Además, nadie te dijo que quedaras embarazada", le escribió un internauta, un mensaje al que Olivia no tardó en responder con una contestación breve pero contundente: "Cómete una bolsa de ***".

La que fuera actriz de la exitosa serie 'House', madre también del pequeño Otis (2) con Jason Sudeikis, lleva más de tres años comprometida con el también humorista pero por el momento ninguno de los dos se atreve a aventurar cuándo se animarán finalmente a pasar por el altar para consolidar su estable vida en común.

"Bueno, la verdad es que creo que no nos vamos a casar hasta que la marihuana sea legal en todos los estados de la Unión", bromeaba el intérprete en una entrevista reciente al programa 'Watch What Happens Live'.

Temas relacionados