Ozzy Osbourne y su hijo asisten juntos a rehabilitación

"Compartimos algo que no todos los padres e hijos comparten", dice Jack Osbourne.

Ozzy y Jack Osbourne.

Después de décadas luchando contra sus problemas de adicción a las drogas y demás sustancias, Ozzy Osbourne por fin ha conseguido afrontar su alcoholismo gracias a la ayuda de su hijo Jack (28) -quien lleva sin beber más de 11 años-, junto a quien acude a las reuniones de Alcohólicos Anónimos que le han ayudado a no probar una gota de alcohol durante los últimos 18 meses.

"Me siento orgulloso de decir que, a día de hoy, los dos estamos implicados en un proceso de recuperación activo y acudimos a las mismas reuniones. Compartimos algo que no todos los padres e hijos comparten. Por supuesto, nos distanciamos durante la temporadas en que yo no bebía y él sí, o al revés. Pero ahora puedo decir con toda sinceridad que es mi mejor amigo", confesó el hijo del líder de Black Sabbath al periódico The Sunday Times.

Pero pese al buen rumbo que lleva la recuperación de Ozzy Osbourne, Jack es muy consciente de que podría recaer en cualquier momento, lo que no dejaría de ser un duro golpe para él ya que no puede evitar ver la recién estrenada sobriedad de su famoso padre como una manera de exorcizar sus propios demonios.

"Sí, estoy preocupado por él, como cualquier hijo lo estaría por su padre. Está en muy buena forma, pero no deja de tener 65 años. Si papá consigue permanecer sobrio, todas las inseguridades que han nublado mi vida hasta ahora desaparecerán", añadió Jack, quien no guarda rencor al cantante por los años en que las adicciones y los excesos afectaron a su relación.

"Papá, hay tantas cosas acerca de cómo ser padre que aprendí de ti. Me hiciste no tener miedo y espero poder hacer lo mismo con mis hijos. No te sientas culpable por el pasado. Se ha ido y nosotros seguimos aquí".

524622

2014-10-28T11:09:57-05:00

article

2014-10-29T16:46:58-05:00

none

Bang Showbiz

Gente

Ozzy Osbourne y su hijo asisten juntos a rehabilitación

56

1874

1930

 

Pop Smoke: esta es su historia

¿Cómo supo Salma Hayek que no necesita bótox?