'Pablo Escobar era un hombre de mucho talento', dice Benicio del Toro

El artista reconoce que le entristece el trágico final de un criminal cuya inteligencia podría haberle llevado a triunfar en otros ámbitos moralmente menos reprobables.

El actor Benicio del Toro.Efe

El actor Benicio del Toro no ha dejado de reflexionar sobre la figura del narcotraficante Pablo Escobar desde que en el año 2014 se pusiera en la piel del criminal colombiano para la película 'Escobar: Paraíso Perdido', por lo que ahora afirma que la fascinación que a día de hoy sigue generando su historia se deriva de la "triste" certeza de que el capo podría haber tenido una vida mucho más ejemplarizante si hubiera dirigido su talento a otro tipo de actividades. (Leer J. Álvarez se disculpa públicamente con Medellín por usar camiseta de Escobar).

"Sinceramente, al tener que estudiar a fondo su trayectoria, no pude evitar sentir cierta tristeza. Es que en el fondo es muy triste lo que le ocurrió. Era un hombre de mucho talento y con grandes habilidades para los negocios, pero en vez de ponerlos al servicio de algo positivo, decidió convertirse en uno de los criminales más reconocidos del mundo. Sigue siendo muy popular en la actualidad, y en Colombia algunos siguen considerándolo un símbolo de rebeldía porque en realidad no conocen toda la historia", manifestó el intérprete de origen puertorriqueño al diario italiano La Repubblica. (Video Así vive Juan Sebastián Marroquín, el hijo de Pablo Escobar).

Teniendo en cuenta que su exitosa película llegará próximamente a la cartelera italiana -país donde la mafia sigue ejerciendo una gran influencia entre determinados colectivos- Benicio del Toro quiere hacer hincapié en el hecho de que la razón principal por la que Pablo Escobar acabó gozando de la simpatía de tantas personas en Colombia residía en su capacidad para manipular a las masas y presentarse ante ellas como el salvador de los sectores más oprimidos de la sociedad. (Leer Hermano de Pablo Escobar pide a Netflix que la serie "Narcos" sea de carácter informativo).

"Se aprovechó de la desigualdad que existía en el país para hacer creer a los más vulnerables que era una especie de Robin Hood, lo que le ayudó a ganarse la lealtad de aquellos que estaban desesperados tras verse completamente abandonados por el gobierno. Pero la realidad es que lo único que hacía era amenazar y sobornar, su ley era 'plata o plomo'. El número de víctimas que se cobró es inmensamente mayor que el de las personas a las que ayudó", explica en la misma entrevista.

Aunque defiende la necesidad de revelar a través del séptimo arte los entresijos de aquellas organizaciones criminales profundamente enraizadas en determinadas sociedades, al mismo tiempo Benicio del Toro alerta sobre el peligro de que ciertos espectadores acaben identificándose de alguna forma con este tipo de personajes: "Tenemos que ser muy cuidadosos para evitar glorificar a esta gente. Por eso, yo no me contengo a la hora de mostrar hasta qué punto podía ser cruel Pablo Escobar".