Rihanna se queja de estar en bancarrota

La artista acusa a sus contables de las pérdidas millonarias en el año 2009.

Rihanna.AFP

Rihanna no lo pensó dos veces antes de llevar a los tribunales a la empresa de contabilidad Berdon LLP -encargada de gestionar su fortuna en el año 2009- al responsabilizarla directamente de las pérdidas millonarias que sufrió durante los 12 meses en los que la entidad se encargó de administrar sus finanzas: más de 9 millones de dólares que se volatilizaron de las cuentas corrientes de la artista.

Según se desprende de los documentos legales a los que ha tenido acceso el portal TMZ, los contables de la artista barbadense dieron su visto bueno a la adquisición de varias propiedades inmobiliarias que, una vez revendidas, en vez de generarle beneficios acabaron causando una merma importante en su patrimonio, que pasó de estar cifrado en 11 millones de dólares a principios de ese año a cuantificarse únicamente en 2 millones de dólares en el mes de diciembre.

Por si esos errores de previsión no fueran suficientes, Rihanna también alega que sus contables incurrieron en una clara negligencia profesional al no advertirla de que su gira 'Last Girl on Earth' del año 2009 no estaba resultando precisamente rentable para sus arcas, siendo este periplo musical otro de los factores que intensificaron sus problemas de dinero.

Por su parte, los responsables de Berdon LLP están convencidos de que la verdadera causa de los contratiempos económicos que experimentó hace cinco años -en la actualidad Rihanna disfruta de una fortuna personal de 43 millones de dólares- fueron el resultado de la "acción e inacción" financiera de la estrella del pop, ya que aseguran que la decisión final en esos asuntos solo correspondía a ella y a sus asesores personales. De la misma forma, sus antiguos contables atribuyen únicamente a Rihanna la decisión de abonarles una comisión del 22% por sus servicios, como consta en el contrato firmado por ambas partes.
 

Temas relacionados
últimas noticias

Cúcuta, una feria sin fronteras