Selena Gomez está "muerta" de celos por culpa de Kylie Jenner

La cantante decide alejar de nuevo a Justin Bieber de su vida porque sospecha de su estrecha relación con la hermana de Kim Kardashian.

Selena Gomez y Kylie Jenner.

Todo apunta a que la breve reconciliación entre Selena Gomez y Justin Bieber no ha conseguido durar más que cualquiera de sus intentos anteriores ya que la joven parece haber decidido alejarle de nuevo de su vida, en esta ocasión movida por las sospechas que le provoca la especial amistad que el cantante mantiene con la televisiva Kylie Jenner.

A principios de este mes Selena Gomez fue vista en actitud muy cariñosa con su ahora exnovio durante el festival musical de Coachella (California), donde ambos se divirtieron en compañía de la estrella de televisión y su hermana Kendall. Pero aparentemente, la buena sintonía que Kylie y Justin demostraron en ese momento parece haber enfurecido a la cantante.

"Selena está convencida de que ha sucedido algo entre Justin y Kylie. En Coachella ambos parecían volver a estar juntos y en el buen camino. Selena también estaba pasando mucho tiempo con Kylie y se comportaban como buenas amigas. Pero luego escuchó algunos comentarios sobre Justin y Kylie y se sintió completamente traicionada. Se puso hecha una furia y cortó la relación de nuevo", explicó una fuente al periódico The Sun.

En su círculo íntimo aseguran que Gomez está "muerta" de celos y por esa razón ha eliminado a las hermanas Jenner de su cuenta de Instagram tras borrar todas las fotos en las que aparecían juntas.

Sin embargo, esos mismos amigos creen que Selena Gomez se ha equivocado a la hora de elegir el objetivo para desahogar las emociones que le provoca este nuevo altibajo sentimental, y consideran que lo mejor sería que se centrara en conseguir olvidar al polémico artista de una vez por todas.

"Selena atraviesa un momento muy malo ahora mismo, está al borde del abismo, y ahora además muerta de celos. En lo que respecta a Justin, necesita desentenderse de él de una vez por todas", declaró la misma fuente.

Tras la breve estancia en rehabilitación de la joven, los comentarios acerca de la preocupación que sienten sus más allegados por su nuevo comportamiento han sido constantes, principalmente debido al cambio de actitud que Selena demuestra cuando está con Justin Bieber.

"Selena actúa como si le hubiesen lavado el cerebro y no discute nada de lo que dice Justin. No hace mucho tiempo los dos se peleaban y discutían sobre de su relación, pero ahora ella parece un robot y se comporta como si fuera su esclava. Lo que quiera que haya hecho él para impedirle seguir adelante ha funcionado demasiado bien, porque ahora Selena es una persona completamente diferente", concluyó.