"Yo imito, no ridiculizo a los personajes": Hugo Patiño

hace 8 horas

Tim Burton, ¿infiel a Helena Bonham-Carter?

El director de cine fue captado besando a una mujer rubia cuya identidad se desconoce.

Tim Burton y Helena Bonham-Carter.Bang Showbiz

Tim Burton ha empezado a acaparar buena parte de los titulares en la prensa anglosajona y no precisamente por su laureada carrera como cineasta, ya que fue 'cazado' recientemente por los fotógrafos londinenses besando a una misteriosa rubia que, desde luego, no era la actriz Helena Bonham-Carter, con quien comparte dos hijos y una relación de más de 12 años.

Las fotos han salido a la luz en los tabloides The New York Post (Estados Unidos) y en el británico Daily Mail, inmortalizando la escena en la que Burton y la desconocida mujer salen de unos cines del barrio de Hampstead (Londres) y tratan de esconderse en una estrecha calleja para sellar la velada con un evidente beso en los labios.

Ni Tim Burton ni su oficina de prensa han accedido por el momento a lidiar con las preguntas de los ávidos reporteros, deseosos de saber si el estable vínculo sentimental del que disfrutaban el director y la madre de sus hijos ha empezado a resquebrajarse debido al "íntimo" episodio que el norteamericano protagonizó con quien podría ahora ocupar su corazón.

"La pareja salió con cierta prisa de la sala de cine y caminó apresuradamente por las estrechas calles que están detrás del edificio. Pero en un momento dado se pararon, hicieron su entrada en una calle muy estrecha y acabaron dándose un beso lleno de complicidad. Los dos parecían estar disfrutando de un momento de pura intimidad", relató un testigo de la escena al Daily Mail.

Aunque todavía se desconoce cómo afectarán estas imágenes a la peculiar relación que mantiene Tim Burton y Helena Bonham-Carter, lo cierto es que el romance entre las dos estrellas de cine siempre se ha caracterizado por la flexibilidad y por algunas prácticas poco convencionales: ambos viven en dos casas adosadas que forman parte del terreno que poseen en Hampstead, y a pesar de hacer vida juntos y compartir la cocina, al llegar la noche cada uno se traslada al dormitorio que tienen en sus respectivos domicilios.