Todos ganan

Hasta los perdedores ganaron en la ceremonia del Grammy Latino de Las Vegas, ya que todos los que pasaron por el Hotel Mandalay Bay recibieron una bolsa gigante de regalos.

Por ejemplo, Miguel Bosé (homenajeado como persona del año) pudo elegir entre los diferentes modelos de los anteojos de sol Polaroid y se llevó el Sporty Line 7314.

Julieta Venegas también recibió una bolsa gigante con goma de mascar 5Gum para todo un año. Don Francisco, el conductor del programa de televisión Sábado Gigante y quien recibió un homenaje por su contribución a la música, también se fue con una bolsa de latas del café cubano Bustelo. L’Oreal obsequió los maquillajes más caros y Miguel Bosé se llevó dos bolsas.

Hasta los hijos de los invitados recibieron sus premios con muñecas de princesas Zombie y el más moderno robot RoboMe, que se programa con el iPhone o el iPad.

Para los adultos, el vodka Ciroc de uvas finas francesas regaló después botellas grabadas con los nombres de cada uno de los famosos, incluyendo Natalie Cole. La marca Malibu Jane creó especialmente para cada invitado una versión especial de sandalias flip flop incrustada con cristales, mientras Fujifilm se encargó de recordar mejores épocas entregando una nueva cámara que imprime fotos instantáneas, del tamaño de una tarjeta de crédito.

 

últimas noticias

Cher: "Jamás he sido una gran fan de Cher"

Muere el padre de Sandra Bullock a los 93 años