Prensa digital supera a la de papel en EE.UU.

Las noticias en televisión mantienen el primer lugar.

La prensa digital supera a los periódicos en papel como la fuente diaria de noticias de los estadounidenses y es el tercer medio de comunicación más popular en este país donde todavía reina la televisión.

Según el informe publicado hoy por el Pew Research Center, un 61 por ciento de los estadounidenses se mantiene informado a través de la red, mientras que un 50 por ciento lee periódicos locales y un 17 por ciento se dirige a la prensa nacional.

Pero todavía, la televisión sigue siendo la gran proveedora de noticias: un 78 por ciento de los estadounidenses se informa a partir de canales locales. El segundo lugar, un 73 por ciento, es para las cadenas nacionales en abierto como CBS, o por cable, como CNN o FoxNews.

La radio ocupa el cuarto lugar, por detrás de la prensa digital y por delante de la de papel. Hay un 54 por ciento los estadounidenses que se informa mediante informativos en su automóvil o en casa.

Estas tendencias corroboran la tesis principal que defiende el informe sobre la nueva era digital: "Internet está en el centro de la historia que explica cómo la relación de las personas con las noticias está cambiando".

Las noticias se han convertido en "omnipresentes" y los días de la lealtad del consumidor a una sola cabecera y a un solo soporte se han terminado ante la eclosión de multitud de plataformas para acceder a la información.

Así, la gran mayoría (un 92 por ciento) recurre a todas las plataformas de información disponibles: televisión nacional y local, prensa digital, radio y periódicos locales y nacionales.

Un 46 por ciento de los entrevistados utilizan incluso de cuatro a seis medios de comunicación diferentes para informarse y sólo un 7 por ciento se limita a consultar un solo soporte de información.

Según el informe, Internet ha transformado tanto el acceso a la noticia como la forma de definirla, al convertirse más que nunca en "una experiencia social compartida".

A esto contribuye la posibilidad de colgar artículos en las redes sociales, el envío de enlaces a través del correo electrónico, los "tweets" de historias o la corriente de discusiones que generan todos estos medios.

La experiencia informativa pasa a ser más "personalizada" : un 28 por ciento de los usuarios filtra los temas y fuentes de sus noticias a través de la página principal de su explorador.

Las herramientas "on-line" permiten hacer más "participativa" la relación con la noticia, como lo confirma que hasta un 37 por ciento de los internautas contribuye a crear noticias, comentarlas o distribuirlas a través de portales como Facebook o Twitter.

Y la noticia es más "portátil", debido al auge de los teléfonos móviles: un 33 por ciento de quienes tienen acceden a la información a través de ellos.

La reacción de los consumidores ante esta nueva era de la información cada vez más accesible, pero también más saturada, se explica en sentimientos dispares.

Mientras que un 55 por ciento cree que es más fácil informarse ahora que cinco años atrás, un 18 por ciento piensa que es más difícil y un 25 por ciento considera que no hay diferencia.

Sin embargo, un 70 por ciento coincide en una afirmación: "La cantidad de noticias e información disponibles desde diferentes fuentes es hoy abrumadora".