Demi Moore se siente culpable por problemas de su hija

La actriz está convencida de haber transmitido sus propios problemas a Tallulah.

Tras haber superado su propia batalla contra la anorexia y la adicción a los fármacos, Demi Moore se ha visto obligada a revivir una de sus etapas más difíciles a través de su hija Tallulah, después de que la joven ingresara en rehabilitación el pasado mes para luchar contra su adicción a las drogas y al alcohol. (Leer Bruce Willis y Demi Moore obligan a su hija a ingresar en rehabilitación).

Al parecer, la actriz no puede evitar culparse a sí misma de haber transmitido sus propios problemas a la benjamina de la familia, una convicción que la ha sumido en una profunda tristeza.

"Tallulah está progresando poco a poco, pero Demi está destrozada. Está convencida de que ha heredado de ella sus problemas con el alcohol y las drogas. Su hija mayor Rumer está muy preocupada, y está tratando de ayudarle a superar este trauma. Pero Demi no para de llorar", aseguró una fuente a la revista Grazia. (Leer Hija de Bruce Willis y Demi Moore culpa a medios de comunicación por enfermedad que sufrió).

Sin embargo, el resto del clan Willis está convencido de que tanto Demi Moore como su exmarido Bruce Willis -padre de Tallulah (20), Scout (23) y Rumer (26)- han tomado la decisión correcta obligando a su hija a ingresar en una clínica para seguir un tratamiento intensivo. (Ver video Confesiones de Tallulah, hija de Bruce Willis y Demi Moore).

"Sus allegados no paran de repetirle que ha hecho lo mejor para Tallulah convenciéndola de que acudiera a rehabilitación, pero no puede evitar sentirse culpable. Por el momento lo único que puede hacer Demi es apoyar a su hija y esperar que todo salga bien", concluyó.


 

Temas relacionados