Asesino de John Lennon vuelve a pedir la libertad

Mark Chapman fue condenado en 1980 a cadena perpetua por el asesinato del cantante.

El asesino de John Lennon, Mark Chapman, que fue condenado en 1980 a cadena perpetua por el asesinato del cantante -con una estancia mínima en prisión de 20 años antes de poder pedir que le sea concedida la libertad condicional- no pierde la esperanza de poder volver a ser un hombre libre, y aunque las siete peticiones que ha presentado desde el año 2000 para que le sea concedida la libertad condicional han sido rechazadas, el estadounidense ha sido entrevistado por octava vez por los funcionarios de prisiones encargados de decidir su puesta en libertad condicional y la resolución podría hacerse pública este mismo viernes.

A pesar de que Chapman tiene un expediente impecable desde 1994 es poco probable que el comité examinador acepte la solicitud del recluso porque su puesta en libertad podría ser interpretada con una "debilidad de la ley".

La viuda de John Lennon, Yoko Ono, se ha apresurado a enviar una carta al comité que juzga a Chapman, en la que expresa que poner al asesino de su marido en libertad haría que ella y sus hijos vivieran con miedo, y que incluso los fans de los Beatles podrían agredirle.

Si su petición de puesta en libertad fuera rechazada, Mark Chapman tendría que esperar un mínimo de dos años antes de poder volver a solicitar otra audiencia con el comité examinador, aunque el recluso -que trabaja como administrativo en la prisión- dice haber encontrado a Jesús tras las rejas y está dispuesto a pasar en prisión el tiempo que sea necesario hasta que pague por su crimen.

Temas relacionados

 

últimas noticias

¿Por qué Bogotá es tan metalera?

The Inspector Cluzo, la música entre dos mundos