Con Charly García, Rock al Parque cumplió la mayoría de edad

El argentino no defraudó. Con su presentación demostró por qué es uno de los artistas más importantes del rock latino.

Muy puntual, a las 9 y 10 de la noche (hora estipulada), Charly García subió al escenario Plaza cantando “Porque no vienes hasta mí, porque no puedo amarte. Porque no vienes hasta mí, porque cambias como el sol, porque eres tan distante, porque no cambias como el sol”. ‘Cerca de la Revolución’ fue el primer tema del concierto que ofreció durante una hora y cincuenta minutos y que sirvió para cerrar la edición número 18 de Rock al Parque. (Ver el video del concierto de García).

Buenas noches Colombia”, fue el saludo que brindó al público que vio atentamente cómo durante una hora la tarima recibió los elementos del músico: un maniquí blanco con forma de mujer, otro a la mitad y un telón grande de varios colores. 

Los asistentes, que tenían al adrenalina alborotada gracias al show de las bandas previas, Ciegossordomudos y 1280 Almas, se aglomeraron hacia el escenario, sacaron sus cámaras y celulares y grabaron digitalmente la actuación de García, uno de los pioneros del rock argentino (y latino), mientras él ya entonaba “Fanky”. (Ver fotos del espectáculo).

Vestido con camisa y pantalón negro, y abrigo marrón claro, lentamente caminó desde el centro del escenario, donde estaba ubicado el piano que usó la mayoría del tiempo, para trasladarse al lado izquierdo, donde lo esperaba otro que sólo tocó en contadas ocasiones, como en “Rezo por Vos”.

Luego de “Los Dinosaurios” y “El Amor Espera”, Charly García se ‘convirtió’ en un director de orquesta para interactuar con el público de acuerdo al ritmo de la música. Con 60 años, sus tímidos movimientos lo hacían ver como “un abuelito tierno”, como dijo un fan por ahí. Lejos estaba la imagen del argentino arrogante que dejó conciertos inconclusos y protagonizó varios escándalos.

En “Pasajera en Trance” tuvo la compañía de Andrea Echeverry, vocalista de Aterciopelados. Aunque no se escuchó mucho la voz de esta artista que lució un pantalón oscuro, saco fucsia, chaleco naranja y un gorro con bolas de colores, su presencia devolvió la energía a los asistentes habían perdido con “No soy un Extraño” y “No Importa”.

El primer bloque del espectáculo de Charly García en Rock al Parque 2012 finalizó pasadas las 10 de la noche con “Asesíname”, “Influencia” y “Rap del Exilio”. Pero como ya se lo había confesado a sus fans, él y su banda estaban bastante bien y apenas estaban entrando en calor.

Un par de minutos se demoró en comenzar la segunda parte del espectáculo. Apenas tomarían un refresco cuando sorprendieron con sonidos mucho más rockeros y un juego de luces más activo. La gente, bastante animada, lo acompañaba en los cantos de “Yendo de la Cama al Living” y “Me Siento Mucho Mejor”. Una pizca de ‘tranquilidad’ llegó con “2 x 3” pero desapareció con “Demoliendo Hoteles”, “Anhedonia” y “Nos Siguen Pegando Abajo (Pecado Mortal)”.

La euforia estaba al máximo y Charly la aprovechó para decir “Chao, gracias”.

El tradicional canto “Oe, oe, oe.. Charly, Charly” no se hizo esperar por parte de la gente. Él tampoco se hizo rogar. De inmediato salió cantando “Rock n’ Roll yo”, pero al terminarla se paró frente al público acompañado de todos sus músicos. Con sus movimientos agradeció y volvió a desaparecer. Pero el público siguió reclamando canciones, así que regresó diciendo “Estoy muy contento de estar acá”.

Se sentó nuevamente en su piano e interpretó “Canción para mi Muerte”, una de las más famosas de la época de Sui Generis, aquel dúo que formó en los años 70 con Nito Mestre.

Gracias Colombia” fue la última frase que Charly García dijo el lunes en la noche en Bogotá. Al igual que Fito Páez o Andrés Calamaro (artistas que han cerrado recientes ediciones del festival en medio de la controversia que intenta descifrar si son lo suficientemente actuales o no), García logró reunir en la plazoleta del Parque Simón Bolívar un gran número de seguidores y curiosos.

Contrario a lo que muchos pensaron, cantó el tiempo programado, no hizo ninguna pataleta y su presencia cautivó a varios de los asistentes que antes de verlo sólo renegaban diciendo que estaba viejo y pasado de moda. Claro, no hay que olvidar sus episodios de locura ni sus adicciones, pero tampoco hay que desconocer que es uno de los grandes músicos que tiene el continente; un forjador del rock latino que no desilusionó, a juzgar por la reacción y los comentarios del público, en el cierre de Rock al Parque 2012

Vea el especial de Rock al Parque de Shock.com.co.

últimas noticias