10 Jun 2021 - 2:00 a. m.

Natasha Pérez, la mala en “Selena: la serie”

La actriz venezolana interpreta a Yolanda Saldívar en la segunda temporada de la serie de Netflix, un personaje complejo que la obligó a subir de peso y la retó tanto física como psicológicamente.

¿Cómo llegó usted a ser parte de “Selena: la serie” y por qué aceptó interpretar a Yolanda Saldívar?

Yo estaba haciendo otra serie, una comedia, mi enfoque últimamente ha sido ese... pero un día mi agente me llamó y me dijo que había salido una oportunidad para interpretar a un personaje musical donde podía tocar cualquier instrumento. A mí me va bien con la guitarra, pero pensé que quizás en ese casting todo el mundo iba a llevar guitarra, así que decidí tocar el bajo, luego me llamaron para una entrevista en persona, haciendo el papel de Suzette, hermana de Selena. Tiempo después me citaron, para mi sorpresa, no por el papel de Suzette, sino el de Yolanda.

¿Cuál fue su reacción al saber que no iba a actuar como Suzette, sino como Yolanda?

Fue gracioso, porque en ese momento no sabía que me habían llamado para ese personaje también en Selena. Cuando me mandaron la foto de referencia del personaje, entendí todo. Luego de hacer el casting, el productor me dijo: “quería decirte que de las 3.000 personas que vimos, siempre volvimos a ti, y ahora que terminamos, estamos muy contentos con tu trabajo, te elegimos a ti”.

Selena, La Serie Parte 2 | Tráiler oficial | Netflix

Yolanda tenía una obsesión muy fuerte por Selena, ¿cómo se preparó para encarnar a este personaje física y psicológicamente?

Yo soy lo que se conoce como un “actor de método”, así que leí, investigué todo lo que pude sobre ella, traté de entender de dónde viene, qué hace, por qué tiene ciertos comportamientos... vi todas las entrevistas que han salido de ella, y una de las cosas que noté, es que siempre estuvo muy enfocada en ser eficiente y ayudar a Selena, así que en el momento de ponerme en la piel de Yolanda, esa era mi obsesión también. Además, la pandemia me permitió darme el lujo de tener el tiempo para poder esculcar mucho más de lo que usualmente uno puede hacer, ese tiempo me sirvió muchísimo.

Entre la investigación que realizó sobre Saldívar, ¿qué elementos fundamentales encontró para su preparación?

Grabé el primer episodio y ahí ya tenía muchos rasgos de ella a nivel físico, pero más adelante tuve la oportunidad de ahondar en el tema del trauma. Por las entrevistas que vi me di cuenta de que ella tiene una separación muy pronunciada entre la cabeza y el cuerpo, mientras la estudiaba no entendía por qué ella tenía ese tipo de ademanes y recurrí a un profesor que me dijo que ella actuaba así por el trauma. La separación entre cuerpo y mente sucede luego de un suceso que marca a la persona. La voz también fue un reto, porque ella la tiene muy aguda, pero mi profesora de canto me ayudó.

¿Cuál fue la escena más difícil de grabar?

Todavía no he llegado a ella, he grabado hasta el cuarto capítulo... pero hay una escena en la que Yolanda está en su cuarto pensando en qué hacer, porque se siente atrapada por la situación... sabíamos que en esa escena queríamos apelar al pánico, la desesperación, la frustración. Ahí utilicé el método en su máxima expresión y todo lo que tengo en mi cajita de herramientas para poder sacarla adelante. Fue complicado, porque justo cuando grabamos, las luces y las máquinas de humo se dañaron, así que tuvimos que hacerlo otra vez y me vi obligada a seguir en ese estado de pánico más o menos cuatro horas.

¿Cómo fue su relación con el elenco?

Todo fue gracias a la técnica, porque debido a la pandemia nosotros debíamos mantener una distancia importante, y todo el elenco estaba en una burbuja en la que cada quien estaba en su habitación y solamente salía para el set, allá todos estábamos enmascarados con nuestros equipos de protección. Solamente en el momento de filmar nos reuníamos, y cuando decían “acción”, dejábamos todo afuera y podíamos trabajar juntos. Christian Serratos, quien interpreta a Selena, estaba desde las 6 de la mañana hasta las 10 de la noche haciendo escenas, bailando, cantando y tenía un tiempo muy reducido. Los momentos en los que estuvimos juntas fue solamente entre escenas.

¿De qué manera la pandemia afectó la grabación y la interacción entre el elenco?

Siento que esa soledad y ese encierro me ayudaron mucho con la construcción de mi personaje. Además, gran parte del elenco había empezado a filmar antes que yo y lograron forjar una familia... ellos empezaron en noviembre, yo llegué en enero y en marzo nos encerraron a todos.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X