Antitaurinos, molestos por presidencia de Almodóvar en festival de Cannes

El evento se enfrenta a la polémica semanas después de que los premios César, también francés, molestó a organizaciones con la elección de Roman Polanski como presidente del jurado.

Pedro Almodóvar.AFP

Las asociaciones antitaurinas francesas realizan una petición para que los organizadores del Festival de Cine de Cannes "renuncien" a la idea de atribuir la presidencia 2017 al cineasta español Pedro Almodóvar, a quien califican como un "aficionado" reincidente y no "arrepentido" de las corridas. (Leer Pedro Almodóvar presidirá el jurado del Festival de Cannes 2017).

La petición que registra 22.000 firmas fue dirigida a inicios de febrero al presidente del Festival de Cannes, Pierre Lescure, es apoyada por la Federación de lucha por la abolición de las corridas (Flac), con sede en Agde.

La Federación considera que la elección de Almodóvar como presidente del jurado de Cannes "no se defiende éticamente" y en palabras del presidente, Thierry Hély, "un gran festival de cine como el de Cannes merece algo mejor que esta banalización del horror de la que Almodóvar es el símbolo".

La Federación también informa "acabamos de informar a su actriz preferida, Rossy de Palma que, por el contrario, se opone visceralmente a la corrida", para que "hable sobre esta polémica que comienza a crecer".

El pasado 31 de enero los organizadores del Festival Internacional de Cannes, que se llevará a cabo entre el 17 y el 28 de mayo, dieron a conocer que Almodóvar se convertirá este año en el primer español en presidir el jurado del certamen que siempre ha loado su inconfundible filmografía sin concederle no obstante el máximo galardón.

"Una larga fidelidad une a Pedro Almodóvar y al Festival", declararon Pierre Lescure, presidente del certamen, y Thierry Frémaux, delegado general. "El Festival de Cannes homenajea a un gran autor internacional y a una España moderna y libre", destacaron.

Esta no es la única protesta que enfrenta un evento cinematográfico francés, pues asociaciones feministas presionaron para que el director polaco Roman Polanski renunciara a la presidencia de los galardones más importantes del cine francés. Hay que recordar que el cineasta es perseguido por la justicia de Estados Unidos desde hace 40 años por la violación de una adolescente de 13 años.

"La designación de Roman Polanski es una burla indigna a numerosas víctimas de violación y de agresiones sexuales", afirmó la organización "Osez le féminisme".

La ministra de Derechos de las Mujeres, Laurence Rossignol, calificó por su parte la elección del cineasta de "sorprendente y chocante".

Aunque en un principio Polanski denunció una polémica "injustificada" y "alimentada por información errónea", finalmente decidió "no aceptar la invitación" de presidir la ceremonia que se realizará el próximo 24 de febrero.

Ante la decisión del director, "el consejo de la Academia de los César decidió que no habría presidente", informó el presidente de la Academia, Alain Terzian.

El cineasta, que obtuvo la nacionalidad francesa en 1976, vive en Francia con su esposa, la actriz Emmanuelle Seigner, y justamente el pasado jueves emprendió medidas legales para sellar el caso. (Leer Roman Polanski, dispuesto a volver a EE.UU. para cerrar caso de violación sexual).

El director de películas como "Repulsión", "El Pianista", "La semilla del diablo" o "Chinatown", laureado en todo el mundo, no ha vuelto a Estados Unidos desde 1978, cuando huyó del país tras el caso de agresión sexual.

 

últimas noticias