Christopher Plummer sobre remplazar a Kevin Spacey: "No hubo tiempo para introspección"

El actor filmó en nueve días todas las escenas en "All the Money in the World" de Spacey, cuya reputación se ha hundido en el abismo tras desvelarse numerosos casos de agresión sexual en su contra.

El actor Christopher Plummer.AFP

Reclutado a última hora para interpretar todas y cada una de las escenas de Kevin Spacey en la cinta de Ridley Scott "All the money in the world", el actor Christoper Plummer bromeó con que en este rodaje a contrarreloj y sin respiro "no hubo mucho tiempo para la introspección".

"Sólo teníamos nueve días para rodar y tuve el guion sólo dos días antes del rodaje. Así que no hubo mucho tiempo para la introspección o para largos debates", señaló el intérprete.

"El desafío fue acordarse del guion pero no la preparación en el sentido de largos días de investigación. Aunque creo que no hay mucha investigación sobre Jean Paul Getty. Era tan solitario (...). Era un extraño hombre", apuntó sobre el magnate que interpreta en este oscuro drama acerca de la avaricia, el poder y la familia.

A sus 88 años, Christopher Plummer se ha convertido en uno de los artistas más buscados en Hollywood después de que fuera requerido para reemplazar todo el trabajo en "All the Money in the World" de Kevin Spacey, cuya reputación se ha hundido en el abismo tras desvelarse numerosos casos de agresión sexual en su contra.

Previendo que el escándalo iba a arruinar por completo el largometraje, Ridley Scott y el estudio Sony lanzaron su órdago a comienzos de noviembre cuando el filme ya estaba terminado: eliminarían el metraje de Spacey, rodarían de nuevo todo con Plummer y conservarían la fecha de estreno en EE.UU. para el 25 de diciembre.

Para tan urgente aventura se prestaron todos los actores del proyecto, desde Michelle Williams a Mark Wahlberg, y finalmente el filme llegará a tiempo a la gran pantalla, además, con el aplauso de los críticos y con tres nominaciones para los Globos de Oro, incluida la de Plummer al mejor intérprete secundario.

Pese a todo el jaleo que rodea al proyecto, Christopher Plummer compareció en Los Ángeles con aparente tranquilidad, con voz grave y calmada, como si se presentara tras un rodaje convencional, pese a que con todas las prisas ni siquiera había podido ver la película terminada.

 

No obstante, en los corrillos del hotel y entre los periodistas todavía flotaba en el aire, como un fantasma que no debe ser nombrado, la ausencia de Kevin Spacey. (Leer "House of Cards" reanudará su rodaje a comienzos de año sin Kevin Spacey).

"Es un actor muy talentoso, extremadamente talentoso", respondió con elegancia Plummer acerca de su opinión sobre Spacey, aunque también aclaró que no quiso ver ni un segundo del metraje de su trabajo.

"No quería verme influido de alguna manera. Quería ser yo, quería que fuera mi actuación y mi interpretación", argumentó.

Christopher Plummer se pone en la piel del legendario Jean Paul Getty, uno de los hombres más ricos del siglo XX y que causó una enorme controversia cuando, tras conocerse el secuestro de su nieto en Italia, se negó a soltar ni un solo centavo para pagar el rescate.

"Él ciertamente sentía pasión por su nieto y era genuina. Creo que no pagar fue un movimiento muy inteligente de hecho. Por muy horrible que suene, tenía otros nietos por los que preocuparse", opinó el actor sobre el miedo de Getty a que se sucedieran los secuestros si abonaba el rescate.

Plummer, ganador del Óscar por "Beginners" (2010), dijo que en el teatro son habituales las sustituciones repentinas y restó importancia a su arrojo al hacer lo mismo en un proyecto de la talla de "All the money in the world".

"Dado que deseaba trabajar con Ridley durante años y nunca lo hice, me emocioné cuando tuve la oportunidad (...). La otra cosa era si me gustaría el guion. Incluso si no me gustara, trabajaría igualmente con él. Pero me gustó y dije rápidamente que sí", recordó.

"Y Ridley estuvo maravilloso. Preparó todo tan profesionalmente, tan bien, tan organizadamente que no tuve que esperar para hacer lo mío. Todo estaba adaptado a mí así que me sentí muy mimado", indicó.

"Me dio total libertad, total confianza. Es lo mejor que puede tener un gran director: su confianza en quien ha escogido para el reparto (...). John Huston me contó eso hace muchos años. Me dijo: 'No sigas haciéndome preguntas, querido. Conseguiste el papel. Confío en ti y mi trabajo ya está terminado. Ahora es tu turno'", explicó.

Finalmente, Christopher Plummer abordó la enorme polémica que vive Hollywood sobre el goteo constante de casos de abuso sexual, pero el actor circunscribió esta situación dentro del incierto contexto en general que vive Estados Unidos con Donald Trump como presidente.

"Desafortunadamente es un tiempo inquietante en este país y viene desde arriba del todo. Hasta que se haga algo sobre eso, creo que estamos metidos en un lío", dijo el actor, quien, no obstante, vio algo positivo en el hecho de que las mujeres hayan podido dar un paso al frente y denunciar las agresiones sexuales que han sufrido.