La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 2 horas
Cine colombiano

Ciro Guerra finaliza rodaje de "Pájaros de verano"

Tras el éxito de "El abrazo de la serpiente", el director y Cristina Gallego preparan este filme que se desarrolla en la Guajira de los años 70, donde el contrabando y la bonanza minera hacen parte del día a día de la comunidad wayúu.

"Pájaros de verano" es el nuevo largometraje de Ciro Guerra. Después del éxito que tuvo con su anterior filme, "El abrazo de la serpiente", el colombiano vuelve a la cinematografía con esta historia que se desarrolla en la Guajira de los años 70, donde el contrabando y la bonanza minera hacen parte del día a día de la comunidad wayúu. (Recordar La derrota triunfal de "El abrazo de la serpiente").

Protagonizada por Natalia Reyes, Carmiña Martínez, José Acosta, y actores naturales como el palabrero wayúu José Vicente Cotes, "Pájaros de verano" es presentada por sus realizadores como "una de las producciones más grandes realizadas hasta el momento en Colombia". Además, aseguran, es la primera película nacional de ficción en ser hablada en wayuunaiki, y cuenta con la participación de varias comunidades de las etnias Wayuu y Wiwa.

La producción del filme se adelanta desde hace tres años y ahora entra en proceso de postproducción, pues luego de nueve semanas finalizó el rodaje.
Guerra, quien con "El abrazo de la serpiente" logró que por primera vez una película nacional estuviera nominada al premio Óscar de la Academia de Hollywood en la categoría de mejor película extranjera, comparte en "Pájaros de verano" la dirección con Cristina Gallego, quien ha trabajado de la mano del director ejerciendo el cargo de productora. (Leer La mujer detrás de "El abrazo de la serpiente").

"Pájaros de verano" tiene previsto su estreno en 2018. La película se rodó en la Guajira y Magdalena, y en palabras de los realizadores es "una de las producciones más grandes realizadas hasta el momento en Colombia", pues transformaron el desierto en estudio de rodaje, realizaron una pista aérea en medio de la nada e involucraron avionetas, armas y varios vehículos de época en escenas de acción.

"Nos enfrentamos a un rodaje que nos puso a prueba a todos los niveles: profesional, físico y espiritual. Como el desierto, bello pero rudo; lleno de retos y dificultades de los que salimos adelante confirmando el gran equipo humano que nos rodea y hace posible lo imposible, motivados, fortalecidos y recargados con el amor y la fe necesaria para contar nuestras historias", dice Gallego.

Filmada en La Guajira y la Sierra Nevada de Santa Marta, "Pájaros de verano" cuenta la historia de una familia indígena wayúu, encabezada por Rapayet Abuchaibe y su suegra Úrsula Pushaina, y su evolución a lo largo de una década que transformó al país.  

"Se trata de un relato coral que se enmarca en los años del contrabando y la bonanza marimbera, época que marca el final de toda una época en Colombia y el inicio de una vorágine que aún no termina", anuncian los realizadores.