cine gratis

Festiver en Casa: hoy presentamos "No llegar nunca"

Noticias destacadas de Cine

El documental polaco, de Bartosz Lisek, narra la historia de Piotr Strze?ysz, un nómada moderno que desde hace más de 20 años viaja por el mundo en su bicicleta.

Festiver en Casa, la alianza entre El Espectador y el Festival de Cine de Barichara, continúa este viernes con la emisión de No llegar nunca, documental polaco que está disponible para ver gratuitamente desde el 8 de mayo a las 8:00 p.m. hasta el 9 de mayo a las 7:59 p.m.

Dirigido por Bartosz Lisek, esta producción de 2017 narra la vida de Piotr Strzeżysz, un nómada moderno, que desde hace más de 20 años viaja por el mundo en su bicicleta. Noches solitarias en lugares deshabitados, contacto con espíritus, innumerables encuentros con los “otros”, preocupaciones de su mamá, montañas, gatos y un fuerte deseo de no llegar al final, todo ello nos permite ver su fascinante viaje que, como señala el mismo protagonista, empezó en el momento de su nacimiento.

Lisek es un director, editor y animador polaco freelance radicado en Suiza, especializado en proyectos publicitarios. Este documental, su ópera prima, ha sido seleccionado y premiado en múltiples festivales alrededor del mundo como el Adrenalinium, MEDIATRAVEL, Prowincjonalia, Ińskie Lato Filmowe, Festival Internacional de Cine de Montaña Ushuaia Shh, Spotkania z Filmem Górskim, Ulju Mountain Film Festival, Rueda. Festival Internacional De Cinema Ciclista, entre otros.  

Entrevista con Bartosz Lisek.

¿Cómo llegó a la historia de Piotr Strzeżysz?

En 2012 mi esposa y yo decidimos dejar nuestro trabajo y viajar un año por Sudamérica. Antes de nuestro viaje, estaba leyendo mucho, además de libros históricos y reportajes, estaba buscando libros que nos ayudasen a prepararnos más técnicamente. Planeamos comenzar con las mochilas, 'dejar' las mochilas después de unos meses e intentar montar en bicicleta y viajar en automóvil.

Luego encontré los libros de Piotr (escribió dos en ese momento, ahora tiene cinco) y después de leerlos ya sabía que era una persona muy interesante. La idea de hacer una película surgió más tarde. Mi viaje a Sudamérica también fue una especie de campo experimental: después de ocho años de programación estaba bastante cansado y quería intentar trabajar con video. Durante el viaje, incluso si estuviéramos en bicicleta la mayor parte del tiempo, estaba filmando y editando mucho. Realmente me metí en eso y luego surgió la idea de hacer un documental. Piotr fue una elección obvia para el personaje principal.

Después de compartir tanto tiempo con él para el documental, ¿cómo lo describiría?  

Excéntrico y divertido. Algunas personas encuentran triste Nunca llegue, nunca y creo que es un efecto secundario de la historia. Piotr es un tipo bastante optimista la mayor parte del tiempo. Siempre hace reír a la gente. También es carismático y no le importa lo que la gente pueda decir (de manera positiva). No se jacta aunque haya hecho muchas cosas increíbles en la vida. Cruzando el Himalaya en invierno, por ejemplo, muchos viajeros escribirían un libro sobre lo difícil que fue. Lo mencionó en su libro, pero se centró en las reuniones con otras personas. Ese es Piotr, no pretende nada.

¿Cómo fue ese viaje con su esposa?

Fue un año entero de los cuales diez meses estuvimos en bicicleta, después de acostumbrarnos al esfuerzo físico abandonamos rápidamente la idea de comprar un automóvil. Por el momento estoy muy feliz con mi vida y me estoy centrando en estar más presente y disfrutar de las cosas pequeñas. Me encantaría ir en bicicleta desde Alaska a la Patagonia algún día, quién sabe, tal vez algún día.

¿Cómo construyeron la historia del documental? Hay partes que Strzeżysz grabó con su celular y en otras lo grabaron.

Es una historia loca. Inicialmente soñé con seguir a Piotr durante uno de sus viajes y filmar 'desde la distancia'. Existe un término creado por uno de los famosos directores de documentales polacos, Kazimierz Karabasz, que dice como Un ojo paciente. Esto significa que la observación del paciente es la mejor manera de llegar al núcleo del tema.

 Los sueños y los planes son una cosa, la vida es otra: comencé a tener algunos problemas de salud, el dinero ahorrado comenzó a desaparecer rápidamente. Como la idea documental todavía se estaba expandiendo en mi cabeza, finalmente pensé: en primer lugar, tengo que preguntarle a Piotr si está interesado, tal vez no tenga sentido molestar. Cuando decidí enviarle un correo electrónico (aún no lo conocía), escribió algo como esto: "Ayer se suponía que debía volar a Argentina, pero mi abuela se enfermó y me voy a ir tres semanas después. No tengo idea de cuándo volveré. Estoy adentro, ¿cuándo podemos comenzar?”. Era como una señal del cielo: ahora o nunca, solo necesito cambiar el enfoque. Las siguientes tres semanas fueron súper intensas: nos encontramos muchas veces en Varsovia y en la casa de su madre. Piotr también me dio alrededor de 30 horas de su grabación privada: todas las tomas de viaje que puedes ver en la imagen final fueron tomadas por él. Durante el año siguiente, intenté construir una historia coherente a partir de todos los datos que obtuve. Estaba lejos de mi sueño inicial, pero de todos modos me sentí muy feliz. Tuve mucha suerte de conocer a Piotr y su madre.  

El documental aborda un tema muy importante y es la soledad. Aunque Strzeżysz cumplió su sueño de viajar por el mundo, hay momentos en los que se encuentra totalmente solo y anhela la compañía de alguien más.

Como dijo la madre de Piotr en la película: puedes sentirte solo en la multitud. Piotr me dijo que realmente le gusta estar solo consigo mismo, que disfruta de su propia compañía. Es un gran regalo y muchas personas no lo tienen. Necesitan una distracción constante y estar entre otras personas es una de las formas de lograrlo. Muchos de mis amigos encienden la televisión solo para escuchar algo de fondo. Piotr está en el lado opuesto. Se siente bien cuando está solo y sin distracciones. Al menos así es como lo veo. 

¿Cómo una experiencia así puede cambiar la vida de un ser humano?

Depende de tu personaje. Mi experiencia, por ejemplo, fue cercana a la de Piotr: viajar se trata de cambiar la perspectiva. Cuanto más largo sea el viaje, mejor, ya que te estás separando de tu vida 'anterior' de manera más efectiva. Probablemente estar solo durante mucho tiempo también acelera el proceso. Gracias a dejar todo atrás, estoy más feliz con mi vida actual, incluso si es bastante similar a la anterior.

Antes del viaje pensé en muchas cosas que hoy me parecerían estúpidas. Gracias a cambiar el entorno durante mucho tiempo, te vuelves más sensible a las cosas que realmente importan. La gente a veces me pregunta qué fue lo mejor que experimenté durante un año en América del Sur. Siempre recordaré algunos momentos que pueden sonar bastante "normales" para la mayoría de las personas. Cena sencilla en el barco que navega por el río Huallaga durante una increíble puesta de sol, cientos de curiosos loros siguiendo mi bicicleta en el norte de Argentina, amigable y pobre zapatero en el mercado de Chiclayo. Cada uno de nosotros tiene sus propios momentos únicos. Por supuesto, recordaré paisajes impresionantes, pero no necesariamente en primer lugar. Al volver a casa, lleva consigo algunos olores, sabores, rostros, conversaciones, amistades y, ante todo, uno nuevo. Esa es la cosecha del viaje en mi opinión.

¿Cuáles son las cosas que siempre ha querido hacer, pero no ha hecho por miedo o falta de tiempo?

No tengo ningún 'deseo' en este momento. Sería bueno construir una casa de madera en algún lugar del bosque, al lado del río, pero ya no es tan importante (ya no).

En la historia nos damos cuenta de que el mundo es muy grande y hay miles de culturas que, aunque no sepamos hablar el idioma, nos podemos comunicar con más maneras…

Es verdad, en el fondo todos somos iguales. El mismo Piotr dijo que, aunque no conociera ni una sola palabra en algunos sitios, él podía comunicarse por otros medios. A veces, las cosas más importantes se pueden transferir solo en silencio. ¿Tal vez sentado frente a otro ser humano puedes llegarlo a conocer mejor solo cuando no hay palabras? Sólo mira a las personas enamoradas: ¿necesitan palabras para comunicarse?

¿Cómo cambió su vida o percepción de las cosas después del documental?

No tanto si hablamos de la actitud ante la vida en general. Mucho más si pienso en el cine documental. Ahora sé lo exigente y lento que es el proceso. También sé que cuando quieres ser independiente, puede ser solo un pasatiempo realmente costoso. Definitivamente no soy el tipo de persona que solicitaría subvenciones, buscaría productores, etc. Todavía espero poder ahorrar algo de dinero y hacer otro documental en el futuro.

En el documental Strzeżysz dice que los sueños hay que cumplirlos porque mañana no sabremos si estaremos vivos o muertos. ¿Siente que le falta algo por hacer en su vida?

Otro documental, pero definitivamente no es un deseo. Solo una forma "adecuada" de pasar el tiempo. ¡Además de ser bueno con otras personas, ver documentales y ciclismo!

***Festiver en Casa, la alianza de El Espectador y el Festival de Cine de Barichara que tiene como objetivo permitir conectar a la audiencia con el entorno y replantear la manera en la que se vive y se hace parte del planeta, algo muy importante en este tiempo de cuarentena.

Festiver en Casa es también una oportunidad para que el público se acerque al evento cinematográfico que se realiza en Barichara, Santander, y que este 2020 alista la décima edición entre el 17 y el 20 de septiembre. La convocatoria para realizadores está abierta hasta el próximo primero de julio.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.