Florian Zeller hace un conmovedor guion de la demencia en “The Father”

Noticias destacadas de Cine

Esta cinta, que tiene como protagonistas a Anthony Hopkins y Olivia Colman, aborda el dilema de lo que vamos a hacer cuando nuestros seres queridos comiencen a sufrir la vejez.

La demencia puede tener su parte cómica pero la progresiva desconexión con la realidad es tremendamente dura. Este proceso lo plasmó en The Father el dramaturgo francés Florian Zeller, que ahora ha adaptado la obra teatral para su debut cinematográfico, que presentó este sábado en el Festival de San Sebastián.

Esta película conmovedora, que provoca sonrisas y es a la vez profundamente triste, tuvo una gran acogida en Sundance y se presenta en el certamen donostiarra dentro de su sección Perlas, que recoge lo mejor de otros festivales. (Le recomendamos: Iván López habla sobre “la verdad”)

Las magníficas interpretaciones de Anthony Hopkins y Olivia Colman elevan este primer trabajo tras la cámara del reconocido y premiado escritor, quien se decidió a saltar del teatro a la gran pantalla por necesidad, como una continuidad de lo que había hecho hasta ese momento.

Zeller (París, 1979) se embarcó entonces en una producción británica por un único motivo, porque cuando comenzó a imaginar la película le vino “a la cara” el rostro del actor galés. “Fue entonces cuando empecé a escribir el guion en inglés, y no fue fácil porque soy francés, porque era mi primera película y porque estoy hablando de Anthony Hopkins”, asegura el autor.

Es una de las grandes interpretaciones en la carrera de Hopkins, de esas que pueden colocarle como aspirante a muchos premios. (Lea: Johnny Depp y su participación en el Festival de Cine de San Sebastián 2020)

"Anthony ha sido formidable, ha sido extraordinariamente generoso. Ha dado mucho por la película, tiempo, energía. Ha sido extremadamente valiente. Llega a explorar totalmente un territorio emocional al que no ha sido fácil de acceder. Me he sentido muy mimado”, asegura Zeller.

Para Colman, que interpreta a la hija del protagonista, a una mujer que se enfrenta al deterioro de su padre, también tiene piropos. “Siempre la he adorado. Pienso que es la mejor actriz inglesa, la más grande. Tiene una magia particular, desde el momento en que la ves, la quieres y creo que es imposible no amarla”, afirma.

Dice que este filme también lo refleja. "No es solo la historia de un hombre que pierde sus referencias, es también la de una mujer que intenta gestionar esta situación dolorosa. Sabía que la empatía que nos despierta de manera espontánea Olivia Colman iba a dar a la película este color en concreto”, añade.

Zeller, que ha contado con Christopher Hampton como coguionista, dice que optó por este texto entre todas sus obras de teatro porque entiende que el cine no está hecho solo para contar historias, sino también para compartir “cosas que son más grandes que nosotros, emociones que nos acercan unos a otros como parte de la humanidad”.

"Todo el mundo tendrá que hacer frente a este dilema de lo que vamos a hacer cuando nuestros seres queridos comiencen a sufrir la vejez o la vejez avanzada”, añade el autor galo, quien vivió una experiencia similar cuando tenía 15 años y una de sus abuelas, con la que se crió, empezó a padecer demencia. (Además: “Selva trágica”, una aventura mística mexicana en San Sebastián)

Comenta además que este es un problema que afecta a todo el mundo por igual, lo que pudo comprobar con las reacciones que le transmitía el público tras representaciones de esta obra, que en España tuvo como protagonista a Héctor Alterio bajo la dirección de José Carlos Plaza.

View this post on Instagram

174 days... and maybe not so sane 🤪

A post shared by Anthony Hopkins (@anthonyhopkins) on

Señala que abordar situaciones como esta “es un verdadero desafío, es una prueba muy grande y que, incluso invirtiendo toda nuestra energía y todo nuestro amor, siempre hay un momento en el que nos vemos desbordados”.

"La protagonista se convierte casi en la madre de su padre. Hay un cambio fundamental de papel que implica mucho duelo, el duelo de lo que ella ha sido como hija y el duelo del padre, y por lo tanto eso cuestiona muchos de los ejes fundamentales de la vida”, finaliza por decir Zeller.

Comparte en redes: