También participó en “X-Men” y “Gatúbela”

Halle Berry: “La acción en el cine es una droga a la que ahora soy adicta”

Hace 17 años rompió el molde en Hollywood al ser la primera afrodescendiente en ganar un Óscar como Mejor actriz. Ahora la artista protagoniza “John Wick 3” junto a Keanu Reeves, para demostrar que una mujer puede luchar a la par del hombre en el mundo del cine de acción.

Halle Berry es una de las protagonistas de la cinta “John Wick 3”.Cortesía

Atrayendo las miradas de las mujeres al mismo nivel que los hombres, Halle Berry no pasa para nada inadvertida al llegar al hotel Caesar Palace de Las Vegas. Y lo mismo pasa en el cine, con la superproducción del tercer capítulo de John Wick, donde ella también protagoniza a la par de Keanu Reeves las mejores escenas de acción. Y en un momento donde Hollywood vive una verdadera revolución femenina, demuestra que la igualdad entre el hombre y la mujer es posible, agregando las mejores hormonas femeninas a la testosterona del cine de superacción.

¿Para alguien que está acostumbrada a romper las barreras, como ser la primera actriz afro en ganar un Óscar, resulta más fácil tratar de imponer ahora la igualdad de género en el cine?

Sí, al menos en nuestra época hay ganas de mostrar el poder que realmente puede tener la mujer, y nuestra película es una buena forma de mostrarlo. Como mujer me siento con mucho poder con el solo hecho de poder luchar a la par del hombre en el mundo del cine de acción.

Y más allá de la ficción, ¿cree que la mujer en el cine de acción también es un buen ejemplo de la mujer en la vida real?

Bueno, con John Wick lo vas a ver multiplicado, pero las mujeres bien pueden sentirse empoderadas al ver que otra mujer puede hacer exactamente lo mismo que un hombre… o incluso más.

¿Las fotos que compartió en internet mostrando sus abdominales también fue una forma de demostrarlo?

(Risas). Es que estaba en el mejor estado físico que tuve en mi vida y tenía que mostrarlo (sigue riendo). De verdad, nunca hice tanto ejercicios en mi vida. Y nunca había estado tan bien mental y físicamente.

El tercer capítulo de John Wick continúa con la historia del superasesino que interpreta Keanu Reeves, que es perseguido por haber matado a un miembro del sindicato internacional de asesinos. Y una tentadora recompensa de US$14 millones (que suben a 15 cuando la tarea se hace todavía más difícil) agrega mucha más acción que argumento. Es así como encuentra ayuda con el personaje de Sofía, representado por Halle Berry, que en total contraste con su clásico personaje de Gatúbela, también cuenta con la ayuda de sus fieles perros para formar parte de una infinita acción en el cine.

¿Qué tan difícil fue el entrenamiento para las escenas de acción de “John Wick 3”?

No te miento. Nunca había entrenado tanto como lo hice para esta película. Debo haberlo hecho por lo menos cinco meses, seis días a la semana sin parar. Y aprendí muchísimo. Pude entrenar con los mejores del mundo de artes marciales. Fue como tomar el mejor curso intensivo donde a lo mejor otras personas necesitan entre dos o tres años para llegar al nivel que conseguí en cinco meses. Es lo más duro y difícil que he hecho en mi vida.

¿Entrenó al mismo nivel que Keanu Reeves y el resto de los hombres?

Sí. No me trataron como una dama. El nivel fue una locura. Me pedían que hiciera todo una y otra vez, pero sin tratarme diferente. Todo lo contrario, era solo un “vamos, una más, otra más… sigue”. El desafío fue increíble. Trabajé con un equipo especial y hasta Chad (Stahelski), el director vino también al entrenamiento.

¿Le enseñó algunos trucos a su hija Nahla, de 11 años?

Sí, traté de enseñarle lo que pude a mi hija.

¿Se animaría a usar en la vida real los superpoderes de acción que vemos en cine?

Supongo que sí. Creo que podría protegerme tanto a mi como a mis hijos. Es algo que ya forma parte de mi cuerpo.

Antes de ser actriz, Halle Berry ganó el título de Miss Teen All American Pageant en 1985, un año antes de llegar a la final del concurso Miss USA. El primer trabajo como actriz lo consiguió con la serie de televisión Living Dolls y en el cine debutó al lado de Spike Lee en la película Fiebre salvaje.

Fue la primera mujer que interpretó dos diferentes superhéroes de cómics en universos tan distintos como DC Comics (Gatúbela) y Marvel (Tormenta en X-Men). También es la primera y única afroamericana que ha ganado el Óscar como Mejor actriz (por Monsters Ball), galardón que le dio la posibilidad de interpretar el rol de Jinx en la versión del Agente 007 Die Another Day. Desde abril de 2007 tiene su nombre grabado con una estrella dorada en una de las baldosas del Paseo de la Fama, exactamente en 6801 Hollywood Boulevard.

Muy pocos lo saben, pero ella había sido la gran elegida para acompañar a Keanu Reeves en la película de acción Máxima velocidad en lugar del rol que terminó haciendo tan famosa a Sandra Bullock. Pero con la producción de John Wick, finalmente llegó el momento de la revancha, para trabajar finalmente con Reeves, en el tercer capítulo de la historia que ella presentó, por primera vez, en el exclusivo festival Cinemacon de Las Vegas.

¿Qué estilo de acción recomendaría para un lugar como Las Vegas?

Dos cosas: apostar y... room service (risas).

¿Le gusta apostar en el casino?

La verdad, no. Una vez, en 1994, perdí mil dólares y prometí nunca apostar en ningún casino. Nunca más volví a jugar. Solo vengo a Las Vegas para ver gente, comer bien, ver algún show. El juego quedó por fuera de mi vida.

¿Filmar “John Wick” no fue una gran apuesta?

(Risas). Es verdad, porque ni siquiera sabía lo que iba a hacer. Habíamos empezado con el entrenamiento mucho antes de recibir incluso el guion.

¿En serio?

No me canso de decir que fue uno de los momentos más importantes de mi carrera, hasta ahora. John Wick es la mejor serie de acción, porque todo es real, con actores reales haciendo escenas reales, sin efectos de ninguna computadora, siempre elevando la barrera de la excelencia. Y ser parte de algo así, manteniendo o mejorando el nivel, es un tremendo honor.

¿Es cierto que pidió que la contrataran en “John Wick 3”?

Siempre fui admiradora del mundo de John Wick y cuando me enteré de que el director estaba buscando a una mujer para interpretar cierta clase de personaje muy impresionante… fui a la oficina de Chad Stahelski para decirle “¿Sabes qué? Yo soy esa mujer”.

¿Valió la pena?

De verdad es otro nivel. Aprendí tanto... Todo lo que quería hacer cuando me despertaba era ir al estudio y ver trabajar a Chad (Stahelski). Tenía cámaras por todos lados, podías ver exactamente donde él estaba. Y al momento de trabajar, hice lo mejor que pude, porque sabía que él me estaba mirando. Es un perfeccionista que me inspiró a mostrar lo mejor de mí.

 

¿Cuáles son para usted las mejores escenas de acción de la película?

Hay escenas impresionantes con Keanu peleando en motocicleta, con cuchillos... hay tantas escenas de acción. Y desde mi punto de vista no creo haber visto nunca una película tan hermosamente filmada como esta.

¿Lo haría de nuevo?

Pienso hacer muchas más películas así. Es como una adicción. La acción es una droga a la que ahora soy adicta.

862613

2019-05-25T21:00:00-05:00

article

2019-05-25T21:00:01-05:00

[email protected]

none

Fabián W. Waintal

Cine

Halle Berry: “La acción en el cine es una droga a la que ahora soy adicta”

79

7690

7769