En salas de cine a partir del 19 de octubre

Jeannette Walls: “Quería que Brie Larson me interpretara”

La periodista estadounidense Jeannette Walls, autora del libro que inspiró la cinta “El castillo de cristal”, dirigida por Destin Daniel Cretton, dice que supo que tenía que escribir su historia desde que era una adolescente.

La película “El castillo de cristal” está protagonizada por Brie Larson, Woody Harrelson y Naomi Watts. Cortesía Cine Colombia

Los padecimientos de una familia no convencional se exhiben en la película El castillo de cristal, que acaba de estrenarse en Colombia. La ganadora del Premio Óscar, Brie Larson, protagoniza la adaptación cinematográfica de la novela autobiográfica de la periodista Jeannette Walls, que narra su juventud, influenciada por la determinación de su padre por llevar a cabo una vida exitosa en sus propios términos, alejada de la cotidianidad de las grandes ciudades.

¿Por qué decidió escribir “El castillo de cristal”?

Es algo que supe que tenía que hacer desde que era una adolescente, así que en ese momento traté de escribir un par de páginas y las tiré, luego entre mis 20 y mis 30, veía a mi mamá por las calles rebuscando en la basura y le decía “¿qué demonios se supone que debo decir cuando la gente me pregunte por ti?”. Sabía que tenía que hacerlo, pero realmente fue mi segundo esposo quien me puso contra la pared y me dijo “debes contar tu historia”.

¿Cuál fue su reacción cuando fue publicado “El castillo de cristal”?

Pensé que la gente me iba a juzgar cuando lo leyera, pensé que iba a perder mi trabajo, y creo que he aprendido mucho desde que salió el libro, porque me di cuenta de que la gente es más compasiva y apasionada de lo que creía. Pero lo que le pasó al libro excedió por mucho cualquier expectativa que haya podido tener con mi historia, la gente la entiende, y se conecta con ella, y comparte la suya conmigo. Creo que es eso es lo que espero de esta película, que anime a la gente a contar su propia historia.

¿Qué le pareció la adaptación de su libro a una película?

Todos los involucrados con esta película son espectaculares, tanto detrás de la cámara con en frente de ella, todos son muy apasionados por la autenticidad, preocupados por hacerla bien, nadie quería burlarse del otro, cada actor con el que hablé estaba inquieto y realizaron muy buenas preguntas. Fue un poco humillante para mí porque como escritora piensas que has creado un personaje completo, pero sus preguntas llegaban al núcleo de la esencia de ellos, y no sólo los actores, también las personas que hicieron los sets, porque no querían construir estereotipos, nadie estaba interesado en hacer retratos superficiales, Destin (Destin Daniel Cretton, director) siempre estaba apasionado por hacerlo bien, por no reírse de nadie, sino por la verdad.

¿Por qué eligieron a Destin Daniel Cretton como director de la película?

El productor me hablaba de los directores que tenían en mente, algunos eran nombres muy grandes, y luego me hablaron de este director relativamente joven, quien hizo una película llamada Short Term 12, y cuando la vi simplemente me impactó, y supe que él era el indicado. Leí una entrevista con él en la que él decía que no existen las respuestas simples, y Short Term 12 está tan llena de amor, dolor, felicidad y desesperación, así es la vida, era como mi familia, y tan pronto como Destin se unió respiré un aire de tranquilidad porque sabía que no iba a hacer nada estúpido, que no iba a hacer nada cruel, nada superficial, y tuvimos una relación recíproca, lo considero mi amigo en este punto, confío mucho en él.

¿Qué le pareció el estilo de dirección de Destin Daniel Cretton?

Desde el principio supo hacer muy nivelados los temas del amor, el gozo y el dolor, y creo que es un gran genio, una de las personas más amables que he podido conocer, y sabes, luego de que se involucró simplemente confié en él, me comentaba de sus decisiones, y algunas veces las argumentaba, siempre estaba en lo cierto, era fascinante escuchar sus razones. Aprendí mucho sobre contar historias gracias a él, su mente siempre estaba funcionando en varias cosas a la vez, estar en el set fue fantástico, quiero pasar mucho tiempo de mi vida en sets de películas, lo que ocurre ahí es mágico. No todas las películas son así, esta es especial, y todos estaban tan dedicados, trabajaron tan bien. Destin era el foco y el centro de toda la locura que sucedía a diario, todo el peso estaba sobre sus hombros, pero nunca aumentó su temperamento, nunca subió su ego, fue algo hermoso de ver.

¿Cuál es su opinión sobre el elenco de la película?

Quería que Brie Larson me interpretara incluso desde antes de saber quién era, pero no me atrevía a preguntar, la vi en Short Term 12, y me preguntaba “¿quién es esta mujer? ¿podría interpretarme?”, pero ella conocía a Destin y él la trajo a bordo, eso hizo parte de la magia que envuelve a la película. Ella simplemente se robó mi aliento, verla fue… quiero decir, ella es una mejor yo que yo misma, cuando la veía actuar me preguntaba “¿cómo es que ella conoce todas estas cosas sobre mí?”, ella hizo cosas que yo no me daba cuenta de que hacía. Naomi Watts, fenomenal, creo que ella tuvo el rol más difícil, mi madre es un manojo de contradicciones, pero ella las entendió, fue muy divertido verla convertirse en mamá, en un punto me decía “amo ser Rose Mary”, y creo que eso fue genial porque no todo el mundo ama a Rose Mary, no todos la entienden, pero Naomi lo hizo. Woody Harrelson estuvo tan bien que fue casi espeluznante, la primera vez que lo vi en su personaje tuve una especie de bajón, lloré, estaba temblando, porque esperé que fuera bueno, pero no esperé que se convirtiera en Rex, y lo hizo. Trataba de pellizcar a la persona que tenía al lado porque era como si mi padre hubiera vuelto a la vida.