J.K. Rowling pide perdón por matar a uno de sus personajes

Como cada 2 mayo, cuando se conmemora el aniversario de la Batalla de Hogwarts, la escritora británica se disculpó con sus seguidores por terminar con la vida de una de las figuras de la novela.

J.K. Rowling. Archivo El Espectador

Entre el 2 y el 3 de mayo de 1998 se llevó a cabo, en la escuela de magia y hechicería Hogwarts, la Batalla de Hogwarts en la que se terminó la guerra más importante en la historia del mundo mágico creado por la escritora J.K. Rowling. El conflicto liderado por Lord Voldemort y sus mortífagos buscaba ponerle fin a la vida de Harry Potter, por lo que se enfrentaron los seguidores de Voldemort con los alumnos y profesores de la Orden del Fénix, pero lo que ocurrió fue la caída del que “no puede ser nombrado”, que desencadenó más de 50 muertes.

Cada año, y en conmemoración a los caídos en la batalla ficticia narrada en Harry Potter y las Reliquias de la Muerte, séptima y última novela de Harry Potter y octava película homónima, Rowling pide perdón por el fallecimiento de algún personaje. Este año, lo hizo por Severus Snape.

Snape, interpretado en las películas por Alan Rickman, es uno de los personajes más queridos y odiados de la serie. A lo largo de las novelas se puede evidenciar su evolución puesto que en las primeras tres se le conoce por su odio mutuo con Potter. En las siguientes, se percibe un aspecto más oscuro y que fue un integrante de los mortífagos. Pero en la última entrega se evidencian sus verdaderas intenciones: su lealtad hacia Albus Dumbledore y su amor incondicional por Lily Evans, madre de Harry Potter.

En su cuenta de Twitter, la autora, antes de pedir disculpas por matar al personaje, le aclaró a la policía que se trataba de sus libros y no de un asesinato real:  

“En caso de que la policía esté leyendo mis notificaciones, existe una tradición de celebrar el aniversario de la Batalla de Hogwarts. No estoy en una juerga de asesinato”.

La publicación, realizada para los fanáticos, cuenta con más de 200.000 me gusta y más de 90.000 retweets, “OK, aquí está. Por favor, no empiecen guerras sobre el tema, pero este año me gustaría pedir disculpas por matar a (susurros) ... Snape”, lamenta la escritora británica.

Rowling, de 51 años, comenzó la tradición en 2015 al disculparse por matar a Fred Weasley, hermano de Ron Weasley, otro de los personajes principales. El año pasado lo hizo por haberle puesto fin a la vida de Remus Lupin, el hombre lobo.

 

últimas noticias

Así luce Joaquin Phoenix como el nuevo Joker