Los seis mejores (y los seis peores) momentos de los Premios Óscar

La forma del agua ha sido la gran vencedora de la 90ª edición de los premios de la Academia de Hollywood. Unos Oscar con pocas sorpresas y con constantes reivindicaciones en favor de la igualdad y la diversidad.

El actor Gael García Bernal se subió al escenario para interpretar Remember Me, de la película Coco, y que resultó ser la ganadora a Mejor Canción.AFP

Con el precedente de la pasada edición, en la que la confusión de la ganadora a Mejor Película marcó una de las galas más recordadas de la historia, la ceremonia de este año transcurrió sin sobresaltos, pero sí dejó algunos momentos memorables, tanto buenos, como la aparición de Rita Moreno o el carismático discurso de Frances McDormand, como malos.

 

LOS MEJORES MOMENTOS

EL MONÓLOGO DE JIMMY KIMMEL

Jimmy Kimmel repitió como presentador de la ceremonia y dio un monólogo inicial en el que recordó el error de Warren Beatty y Faye Dunaway del pasado año, y aprovechó para resumir con humor la cuestión de la igualdad en Hollywood: "Hicimos una película titulada En qué piensan las mujeres y la protagonizó Mel Gibson", bromeó.

EL DISCURSO DE FRANCES MCDORMAND

La ganadora del Oscar a mejor actriz puso en pie literalmente a las mujeres del público y dio uno de los discursos más reivindicativos de la noche. Primero pidió que se levantaran sus compañeras nominadas y después apeló a las cineastas, productoras, directoras, guionistas, directoras de fotografía, compositoras y diseñadoras. "Mirad alrededor, todas tenemos historias que contar y proyectos que necesitan financión", apuntó McDormand. Finalizó su discurso reclamando el 'inclusion rider', un término que hace referencia a cláusula que obliga a la diversidad racial y la igualdad en la industria.

LA MENCIÓN A LOS DREAMERS

En una edición tan reivindicativa como esta, no podía faltar una mención a favor de la diversidad racial y los dreamers. Lupita Nyong'o y Kumail Nanjiani presentaron el Oscar a mejor diseño de producción y aprovecharon para poner de manifiesto la situación de los jóvenes inmigrantes indocumentados en Estados Unidos.

TIFFANY HADDISH Y MAYA RUDOLPH

Tiffany Haddish y Maya Rudolp levantaron las carcajadas del público cuando aparecieron en el escenario en zapatillas de estar por casa y con los tacones en la mano. "Estamos muy felices de estar aquí, pero nos duelen los pies", bromearon.

EL GAG DE LA MOTO DE AGUA

Las entregas de premios suelen caracterizarse por los eternos discursos de los ganadores. Por ello, el presentador ofreció un jet ski a quien diera el discurso más corto. Helen Mirren fue la encargada de mostrar el premio en cuestión. Al final de la gala, Kimmel invitó al escenario al gran premio de la noche: el ganador a mejor diseño de vestuario Mark Bridges se llevó el jet ski, y apareció montado en él junto a la actriz Helen Mirren.

THIS IS ME

Keala Settle ofreció uno de los momentos más emotivos de la velada interpretando This is me, de la película El gran Showman. A pesar de no llevarse el Oscar, que fue para Remember me de la cinta de animación Coco, Settle levantó al público, que acabó cantando a coro la canción.

 

LOS PEORES MOMENTOS

EL REPARTO DE STAR WARS

Oscar Isaac, Mark Hamill y Kelly Marie Tran, junto al robot BB-8 subieron al escenario para entregar los Oscar a Mejor Cortometraje de Animación y Mejor Película de Animación, y de paso hacer un homenaje a la saga de George Lucas. El trío no acertó con las bromas y el resultado dejó frío al público y los fans, que esperaban con ansias la aparición de Hamill, quien no suele acudir a este tipo de eventos.

LA VISITA AL CINE 

Siguiendo la estela del año pasado, cuando fueron unos turistas los que entraron a la ceremonia sin saberlo, en esta ocasión Jimmy Kimmel reclutó a varias de las estrellas presentes en la gala para sorprender al público de un cine cercano al Dolby Theather. Gal Gadot, Mark Hamill o Guillermo del Toro visitarón por sopresa a los espectadores en un gag que no surtió efecto deseado y ralentizó una gala en la que el público espera ver a sus ídolos, no a desconocidos.

GAEL GARCÍA BERNAL CANTANDO

 El actor Gael García Bernal se subió al escenario para interpretar Remember Me, de la película Coco, y que resultó ser la ganadora a Mejor Canción. Aunque para algunos fue uno de los momentos más emotivos de la ceremonia, el actor también fue blanco de chistes y críticas por su fallida interpretación del tema.

 

El eterno tributo a los 90 años de los Oscar

La gala sorprendió con un montaje celebrando los 90 años de la Academia. El clip fue duramente criticado por su realización y temática poco clara, y acabó siendo un mix de películas inconexo que no contentó a muchos espectadores.

EL OSCAR DE KOBE BRYANT 

En una noche plagada de reivindicaciones contra el acoso sexual, muchos encontraron decepcionante ver en el escenario al ex jugador de baloncesto Kobe Bryant. El deportista, quien ganó el Oscar al Mejor Cortometraje de Animación por Dear Basketball, fue arrestado en 2003 por asaltar sexualmente a una empleada de un hotel.

UN INCÓMODO AGRADECIMIENTO 

Los ganadores a Mejor Canción Kristen Anderson-Lopez y Robert Lopez recogieron su galardón por Remember Me. El matrimonio agradeció el premio a sus hijas, pero después Robert Lopez añadió: "Esto no es para vosotras, es para mi madre, que murió". Uno de los momentos más incómodos de la noche que dejó de piedra al público.