Debuta en Hollywood

Natalia Reyes: “La experiencia de ‘Terminator’ fue muy enriquecedora”

La actriz piensa que trabajar junto a Linda Hamilton, James Cameron y Arnold Schwarzenegger abre una puerta al talento latino que está rompiendo estereotipos.

Natalia Reyes tiene previstos más proyectos internacionales, pero espera seguir trabajando en Colombia. Revista Vea

Trabajar con James Cameron y con Arnold Schwarzenegger, a quien he visto toda la vida en la pantalla, y compartir escenas con Linda Hamilton y Mackenzie Davis me hacen replantearme mis objetivos, porque muchas veces uno mismo se pone los límites y se mete en la cabeza las dificultades”, dice Natalia Reyes, la actriz que el año pasado protagonizó Pájaros de verano y que este 2019 forma parte de la nueva entrega de Terminator(Galería: Colombiana Natalia Reyes brilla en la presentación de "Terminator: Dark Fate").

En Colombia la artista es recordada por su interpretación de Lady Tabares en la serie La vendedora de rosas. También hizo parte de Pandillas, guerra y paz y las producciones internacionales Cumbia Ninja e Isa TKM. A la actuación llegó gracias a su amor por el teatro y el país supo de ella hace 17 años, cuando fue una de las finalistas de Pop Star, un concurso que, aunque estaba enfocado en la música, le abrió las puertas del mundo del espectáculo. Luego de varios años de trabajo en la pantalla chica el salto al cine lo dio en 2018 con Pickpockets: maestros del robo y Pájaros de verano, un primer protagónico muy estratégico debido al peso que los directores Cristina Gallego y Ciro Guerra tienen en la cinematografía gracias a la nominación al Óscar por El abrazo de la serpiente.

Pájaros de verano se estrenó mundialmente en Cannes 2018 y de allí rodó por varios festivales alrededor del mundo, por lo que Natalia Reyes pudo foguearse con los personajes más importantes de la industria del séptimo arte.

La película fue muy bien recibida por la gente y esto nos abrió las puertas a todos los que participamos. Contar esta historia tan colombiana, tan dolorosa y tan importante para nuestra cinematografía fue importante porque, aunque el tema del narcotráfico es un boom, Cristina y Ciro nos muestran otra perspectiva y otro tono que nos invita a replantearnos”, reflexiona la artista.

Ahora está a punto de debutar en Hollywood con Terminator: Dark Fate, la sexta entrega de la saga que marca su reinicio, ya que ignora la historia narrada en las últimas cintas y parte directamente de la secuela que James Cameron —quien actualmente es productor— dirigió en 1991.

 

La oportunidad que tuve el año pasado de participar en una franquicia tan gigante es una experiencia inolvidable para mí como actriz. Aprendí mucho y creo que nos abre la puerta no solo a los colombianos, sino al talento latino que está rompiendo estereotipos”, explica.

Aunque Pájaros de verano y Terminator: Dark Fate fueron escritas y producidas en dos países distintos, ambas exploran el poder femenino, una bonita coincidencia porque en todo el mundo se está dando la discusión alrededor de la presencia femenina y ese cambio de paradigma es un reflejo de lo que pasa en la sociedad, pues “las mujeres estamos llegando a lugares donde antes ni nosotras mismas nos permitíamos vernos”.

El cambio social y laboral también se ve en el elenco del filme dirigido por Tim Miller (Deadpool), pues en palabras de Reyes tiene un ingrediente latino muy importante, habla de la diversidad y el cambio de paradigma que se vive en Hollywood. Además de los legendarios Linda Hamilton y Arnold Schwarzenegger, al reparto se suman los nombres de Mackenzie Davis, Gabriel Luna y el mexicano Diego Boneta. Los realizadores no han entregado detalles de la trama; pero se sabe que Luna será el nuevo Terminator; Davis, una soldado buena, y que la colombiana interpreta a Dani Ramos.

Al preguntarle si se siente mejor actriz luego de trabajar en Hollywood, Natalia Reyes responde tranquilamente que no. “La verdad es que una película no te hace mejor actor y ser reconocido no te hace mejor artista. Pero cada experiencia laboral nutre, y depende de uno seguir trabajando y alimentándose, porque uno nunca termina de formarse. Para mí eso es muy importante y la experiencia de Terminator fue muy enriquecedora en todo sentido… pero no creo que me haga mejor actriz”, asegura.

También dice firmemente que no tiene planeado hacer sus maletas e irse a vivir a Estados Unidos, pues está muy feliz y tranquila en su hogar, ubicado en una isla al frente de Cartagena; de hecho, fue desde ahí que hizo el casting para el papel de Dani Ramos. La artista parece tener los pies puestos sobre la tierra y no creerse el calificativo de “estrella”.

Recientemente estuvo con todo el equipo de Pájaros de verano cerrando el ciclo de la película en los Premios Platino, donde ganó en la categoría de mejor dirección de arte.

Sabe que le esperan más proyectos internacionales, que tendrá que adaptarse a estar mucho tiempo fuera del país, pero afirma que quiere seguir trabajando en Colombia y participar de los “grandes productos” que aquí hacen. Por ahora hay dos películas que tiene en el tintero: Sumergible, del ecuatoriano Alfredo León León, y Running With the Devil, en la que también actúa Nicolas Cage.

Para ella, que su nombre sea parte de los créditos de esos proyectos internacionales es una consecuencia de que el mundo está cambiando. “Me siento muy orgullosa de pasar de ser una niña apasionada por el teatro a ser parte de una película tan grande, porque no soy solo yo: represento un movimiento de personas que están luchando por llevar su talento más lejos”.

 

últimas noticias