Desde el 29 de octubre en Mowies.com

“No trague n-tero”: cómo sobrevivir a la falsa información digital

Noticias destacadas de Cine

Con este documental, Alexis Durán espera que el espectador entienda que una noticia falsa tiene como objetivo engañar a un individuo para que piense de determinada forma, algo que se evita teniendo conocimiento del sistema y el lenguaje digital.

La conversación sobre las noticias falsas se retoma este jueves con No trague n-tero.

Dirigido por Alexis Durán, este documental explora las motivaciones que alguien tiene para difundir información falsa, las implicaciones que tiene, las ganancias económicas, el daño que hacen a la sociedad y cuál es la culpabilidad o la responsabilidad de cada individuo frente a lo que decide consumir, creer y replicar.

Para dar respuesta a todo lo anterior, Santiago Rivas, el protagonista, comienza la conversación con el tema de la nutrición. El periodista y presentador ganador del India Catalina recuerda cómo, con el paso de los años, su cuerpo se ha moldeado de acuerdo con los excesos alimenticios, por lo que su sobrepeso actualmente está ligado a un problema de salud.

En internet busca “¿cómo perder peso?” y la cámara enfoca la pantalla que arroja búsquedas similares: cómo perder peso rápidamente, perder peso en tres días o perder peso sin hacer dieta.

Se piensa que los problemas de bulimia o anorexia son generados por los ideales de belleza basados en la extrema delgadez o en las dietas que prohíben comer carbohidratos, lácteos o carnes rojas.

Es cierto, pero No trague n-tero aclara que la información falsa que publican algunos medios o blogs que no siguen la rigurosidad periodística también son culpables, en cierto sentido, de los problemas de salud que sufren algunas personas.

En su testimonio, una joven paciente de anorexia en recuperación asegura que leer sobre “los alimentos que se perciben como negativos o perjudiciales” genera mucho temor.

“Cuando consumimos internet nos estamos nutriendo de algo (…), pero realmente no sabemos qué hay detrás. No solo consumimos toda la información como verdaderos bulímicos, sino que la repetimos en nuestro entorno social. Somos analfabetas digitales, y mientras no sepamos cómo darles uso (a la tecnología e información) nos están manejando”, comenta Durán.

Con temas de salud o políticos esto se vuelve un gran problema, porque la red selecciona qué es lo que debe ver la persona que, si no es precavida en dudar o buscar la fuente primaria, termina por creer lo que lee o ve.

“El espectador digital tiene que estar informado para no caer en las noticias que tienen como objetivo que uno piense de una manera específica”, dice el realizador.

Para eso es clave dudar del contenido que genera pánico, apela a la emoción y presenta una solución o salvación.

Toda noticia falsa es creada por un antagonista que tiene el propósito de minimizar al rival, y eso es lo que el usuario de internet no debe perder de foco.

“Si nosotros no queremos tragar entero y aprendemos cómo hacerlo, internet va a estar a favor nuestro y nosotros no a favor de internet”, sostiene Alexis Durán, quien aclara que no está a favor de la restricción o censura en internet, una postura extrema que podría evitarse si cada persona se esfuerza por tratar de entender cómo funciona la red digital y saber que si busca “ultraderecha” también debe buscar “ultraizquierda”, para que al algoritmo le quede más difícil saber cuáles son los gustos.

Las noticias falsas crean ideales y verdades que son validadas por el número de comentarios o los “me gusta”. En No trague n-tero hicieron el experimento de promocionar Ntero nutricional, un multivitamínico con extracto de “yuji” que ayuda a adelgazar. El producto no existe, pero tiene sitio web y página en Facebook donde, se leen comentarios de personas preguntando dónde conseguirlo y qué beneficios tiene, y sin vender un solo frasco, con la cantidad de interacción que tuvieron hubieran podido ganar dinero.

El engaño que crearon “con las mismas estrategias que usan las agencias digitales y los influenciadores” todavía está en internet, porque es el claro ejemplo de cómo la gente se deja engañar.

En unas semanas deshabilitarán los sitios que promocionan Ntero nutricional, pero dejarán el portal Notraguentero.com.co, en el que denuncian noticias falsas y ofrecen un soporte pedagógico para no caer en ellas.

El objetivo, tanto del documental como del sitio web, es que la gente entienda la importancia de tener conocimiento sobre el sistema y el lenguaje digital, algo que no lo dará ni el Gobierno ni futuras leyes cibernautas.

Comparte en redes: