Polémica por el vestuario de las amazonas en Liga de la Justicia

¿Qué ha pasado con el vestuario de las amazonas? Eso se preguntan los fans que han visto cómo las guerreras han cambiado radicalmente su vestimenta, de una poderosa armadura a apenas unos ropajes que, si de repeler ataques se trata, resultarían bastante ineficaces.

Warner Bros

Las imágenes de las paisanas de Wonder Woman han corrido como la pólvora en las redes sociales, despertando cierta polémica.

A través de Twitter y Facebook, algunos seguidores de DC Comics han rechazado la "mutación" sufrida por las amazonas entre Wonder Woman y la Liga de la Justicia, y la mayoría de los comentarios señalan a Zack Snyder y su equipo como principales culpables. "Aquí hay un ejemplo fantástico de la diferencia entre la mirada masculina y la femenina.

Las guerreras de Patty Jenkins a la izquierda, las de Zack Snyder a la derecha. La diferencia en la mirada masculina y femenina", tuiteó la escritora Melissa Silverstein.

 

 

Algunos comentarios hacían referencia a la escasa utilidad de estos trajes a la hora de luchar como se les presupone a las amazonas: "¡Los trajes de la Liga de la Justicia no son nada prácticos! Todo lo que hacen es perpetrar la cultura de la violación. Asegúrese de que Warner y DC reciban el mensaje", expresó un usuario de Twitter.

Otros bromearon con que el cambio climático era el culpable de esta variación. "Los hombres lo arruinan todo", escribió otro tuitero, mientras que una internauta se refirió a la polémica en estos términos: "Me alegra que tengamos esos nuevos atuendos amazónicos para Liga de la Justicia porque ahora hay evidencia visual de lo que sucede cuando no tienes diversidad detrás de cámara, en el proceso de crear una historia".

 

En Wonder Woman, estrenada el pasado verano y dirigida por Patty Jenkins, los atuendos de las guerreras fueron diseñados por Lindy Hemming. En Liga de la Justicia, dirigida por Zack Snyder -y completada por Josh Whedon-, el diseño de la vestimenta corrió a cargo de Michael Wilkinson. Las diferencias son evidentes y la polémica está servida.