¿Por qué a Star Wars: Los Últimos Jedi no le fue bien en China?

Star Wars: Los últimos Jedi sufrió una gran caída de espectadores durante su segundo fin de semana en la cartelera china.

Las cifras en China contrastan con el éxito del Episodio VIII en el resto del mundo. Los últimos Jedi fue la película más vista del año en Estados Unidos y Canadá.LucasFilm

El primer fin de semana, la cinta de Rian Johnson amasó casi 29 millones de dólares en los cines del gigante asiático. Una cifra que ya se valoró como escasa, aunque lo peor llegaría pocos días después. El siguiente fin de semana, solamente recaudó 2,4 millones vieron la película, lo que supuso una caída del 92 por ciento.

"Los últimos Jedi ya ha sido completamente retirada de los cines en China", explicó recientemente Jimmy Wu, presidente de la cadena cinematográfica china Lumiere Pavilions, en declaraciones a The Hollywood Reporter. "Ha ido en cartelera mucho peor de lo que podríamos haber esperado".

Las cifras en China contrastan con el éxito del Episodio VIII en el resto del mundo. Los últimos Jedi fue la película más vista del año en Estados Unidos y Canadá, con un total de 591 millones de dólares de recaudación, mientras que en la taquilla global alcanza los 1.270 millones de dólares. En China, sin embargo, no ha llegado siquiera a los 50 millones de dólares, por debajo de otros sonados batacazos como Valerian (62 millones) o Geostorm (65,6 millones).

Una contingencia que no es nueva para Disney. A comienzos de 2016, El despertar de la Fuerza ya cosechó una relativa decepción en la taquilla china con 124 millones de dólares, cifra muy por debajo de las previsiones de la compañía. No mejoró la cosa con el estreno del spin-off Rogue One, que obtuvo 69 millones en las primeras semanas de 2017. Una caída que se ha acabado de confirmar con la llegada de Los últimos Jedi.

Las razones

Este traspiés asiático de la saga galáctica puede encontra su explicacón en varios factores. El despertar de la Fuerza contaba con el factor 'nostalgia', tras los años transcurridos sin un estreno con la marca 'Star Wars', mientras que Rogue One generó cierto entusiasmo entre la población china con los papeles principales de dos actores patrios como Donnie Yen y Jiang Wen.

Los últimos Jedi no contaba con ninguno de estos factores. Por si fuera poco, hay que tener en cuenta la irrupción a la vez en taquilla de lo que ha sido un exitazo como The Ex-File 3: The Return of the Exes, una comedia romántica local que ha recaudado 275 millones en sus primeras tres semanas en cartelera.

Otro de los condicionantes de la marca Star Wars en China es que las tres películas originales nunca tuvieron un gran estreno en el país, ya que cuando se estrenó Una nueva esperanza en 1977 China estaba profundamente empobrecida. "Ha sido difícil para los jóvenes cinéfilos chinos entrar en la franquicia", comentó al respecto James Li, cofundador de Fanink.

También habría que valorar el desgaste de la saga o el impacto promocional en el país asiático. Y es que otras sagas como Fast and Furious tampoco habían estrenado sus películas antes en los cines de China, hasta que la séptima y la octava entrega se convirtieron en dos de las mayores recaudadoras extranjeras, con 390 y 392 millones respectivamente.

 
últimas noticias

"El Caballero de la Noche" ya tiene diez años