Saoirse Ronan y Greta Gerwig, la dupla perfecta de Hollywood

Noticias destacadas de Cine

La irlandesa de 25 años es la segunda actriz más joven en recibir cuatro nominaciones al Óscar. Mientras que Gerwig hizo historia al convertirse en la quinta mujer en ser nominada en la categoría de mejor directora por "Lady Bird", este año su película "Little Woman" no lo consiguió y desató las críticas hacia la Academia.

A sus 25 años, Saoirse Ronan se convirtió en la segunda actriz más joven en recibir cuatro nominaciones a los Premios Óscar, después de Jennifer Lawrence. Aunque es un hito lo que logró la irlandesa, los expertos la descartan de las posibles ganadores de la estatuilla dorada a mejor actriz. ¿La razón? Renée Zellweger. 

Zellweger interpreta a Judy Garland en “Judy”. El papel no era fácil, pues Garland fue reconocida por su versatilidad y ganó nominaciones a los Óscar (cine), Tony (teatro) y Grammy (música). Pero Zellweger, que aún muchos recuerdan como la peculiar y caótica Bridget Jones, pasó la prueba con la más alta nota y ahora recoge premios por donde pisa. Suyos ya son un Globo de Oro, un BAFTA y el premio del Sindicato de Actores.

De esta manera, y con la posibilidad de sumar una segunda estatuilla dorada a la que ya ganó en 2004 por "Cold Mountain", la actriz ha dejado con pocas posibilidades a sus compañeras Cynthia Erivo ("Harriet"), Scarlett Johansson ("Historia de un matrimonio"), Charlize Theron ("El escándalo") y la joven Ronan. 

Sin embargo, aunque la actriz no suene como la favorita al premio, sí que suena como una de las revelaciones de la industria cinematográfica en los próximos años. Aquí realizamos un perfil de su trayectoria artística y también, analizamos como, junto a la directora Greta Gergiw (“Lady Bird” y “Little Woman”), se han convertido en la dupla perfecta de Hollywood. 

Ronan, la próxima revelación de Hollywood

La actriz irlandesa ha estado nominada en cuatro ocasiones, en la categoría de mejor actriz, a los Premios de la Academia por su participación en: “Atonement” (2007), “Brooklyn” (2015), “Lady Bird” (2017) y “Mujercitas” (2020).

Saoirse debutó en la televisión con un pequeño papel en la serie “The Clinic” (2003), y luego participó en “Proof” (2004 - 2005). (Puede leer: "1917", parte favorita de unos Óscar muy criticados por su falta de diversidad)

Su gran momento en el cine llegó a sus 13 años con la comedia romántica “I Could Never Be Your Woman” (2007). Una película dirigida por Amy Heckerling y protagonizada por Michelle Pfeiffer. Esta cinta fue la primera en la que trabajó con mujeres y además, fue la que marcó un hito en su carrera como actriz.

Su primera nominación a los Premios Óscar la recibió como mejor actriz de reparto por “Atonement” (2007). Una cinta en la que interpretaba a Briony Tallis, una aspirante a escritora de 13 años, que irrevocablemente cambia el curso de varias vidas cuando acusa al amante de su hermana mayor de un crimen que no cometió. La película está protagonizada por Keira Knightley y James McAvoy.

Su segunda nominación fue por “Brooklyn” (2015). Interpretó a Eilis Lacey, una inmigrante irlandés que desembarca en Brooklyn en la década de 1950, donde rápidamente cae en un romance con un local. Sin embargo, cuando su pasado la alcanza, debe elegir entre dos países y los tipos de vida que existen en estos.

Después vino su exitoso papel en “Lady Bird” (2017), la ópera prima de Greta Gerwig. Un filme basado en la vida de la adolescente Christine (Ronan) y su familia. Una historia narrada desde el amor y el proceso de desprendimiento del hogar, el dolor del nido vacío. Esa fue su primera vez trabajando con directora estadounidense Greta Gerwig. 

Ronan y Gerwig lograron que "Lady Bird" fuera una de las películas más sonadas del año por su trama y sobre todo, por el hecho de estuviera dirigida y protagonizada por mujeres. 

La cinta rompió con todos los paradigmas al lograr cinco nominaciones a los premios Óscar, entre los que resaltaban mejor dirección. Hecho que no ocurría desde el 2010 cuando Kathryn Bigelow se transformó en la primera mujer en ganar un Óscar como mejor directora por su película "The Hurt Locker".

Gracias al trabajo de la directora estadounidense se reanudó, otra vez, la polémica de marginación de los Óscar hacia las mujeres. En toda su historia ninguna mujer ha ganado el premio en la categoría mejor película y sólo cinco han sido nominadas a mejor dirección (Bigelow fue la única en ganarse la estatuilla dorada). 

Las carreras de las dos artistas continuaron y se volvieron a encontrar en 2018 para realizar “Little Women”, el clásico de Louisa May Alcott. 

Desde el principio, Gerwig sabía que quería que Ronan interpretara a su heroína personal: Jo March. La directora reinventó el clásico para construir un puente entre el mundo del siglo XIX de Alcott y el universo actual, centrándose en temas actuales como la hermandad, la identidad y la creación de una vida satisfactoria sin importar las limitaciones. 

"Gerwig se ha esforzado por luchar por un mundo donde el poder y el arte de las mujeres puedan destacar y todas las personas puedan estar contentas con lo que llegaron a ser", dijo Amy Pascal, una de las productoras de la cinta.

Gerwig y Ronan utilizaron a la propia Alcott como modelo para la identificar la confianza, la perspicacia y el desafío de las reglas de Jo. En muchos sentidos, después de que "Little Woman" se transformara en un éxito desbocado, Alcott fue una especie de J.K. Rowling de su tiempo. Inteligentemente mantuvo el control de sus propios derechos de autor y, a pesar de crecer sin muchos recursos económicos, se convirtió en la rara mujer estadounidense del siglo XIX que acumulaba una riqueza significativa… sin tener que casarse. 

"El último gran mago" (2008), "City of Ember" (2008), "The Lovely Bones" (2009), "The Way Back" (2010), "Hanna" (2011), "La huésped" (2013), "Byzantium" (2012), "How I Live Now" (2013), "The Grand Budapest Hotel" (2012), son algunas de las cintas en las que ha participado la joven Ronan. 

Asimismo, además de las nomaciones a los Premios de la Academia, ha recibido tres a los Globos de Oro, ganando una vez por “Lady Bird” (2017); tiene cuatro a los Premios BAFTA, cuatro a los Premios del Sindicato de Actores, nueve a los Premios de la Crítica Cinematográfica, ganando una vez por The Lovely Bones (2009); y tres a los Premios Satellite, ganando una vez por “Brooklyn” (2015).

Gerwig, cuyo debut en el cine lo alcanzó con cintas como "No Strings Attached", "Arthur" y "To Rome with Love", considera que estas nominaciones son un gran paso para que la inclusión del género femenino en la industria cinematográfica.

Comparte en redes: