Sobre “Star Wars: los últimos Jedi”

Una de las grandes apuestas de Disney con el "Episodio 8: Los últimos Jedi” se relaciona con el hecho de empoderar a las mujeres. Por ejemplo, Rey deja atrás el temor y las dudas para asumir un rol fundamental en la batalla contra la Primera Orden.

La nostalgia fue una de las principales armas del director Rian Johnson para tener a los fanáticos más antiguos apegados al “Episodio 8: Los últimos Jedi”. Disney

Con la presión del éxito del Episodio 7 dirigido por JJ. Abrams, los fanáticos esperaban una cinta que rompiera con todas las exceptivas creadas en la película anterior, Rian Johnson, director del Episodio 8 entregó una nueva visión del universo galáctico, abriendo la puerta no solo al Episodio 9, sino también a un sinfín de nuevas historias. A lo largo de las dos horas y media diferentes tramas fueron desarrolladas: el entrenamiento de Rey, la lucha interna de Kylo Ren, el temor de Luke por perder a otro aprendiz, Finn y Rose buscando una salida para la Resistencia y Leia liderando una batalla que parecía perdida, todo esto logra crear en el espectador sentimientos de alegría, tristeza, melancolía y emoción.

Los últimos Jedi evoca diferentes partes del Episodio V: El imperio contraataca, como la persecución de Kylo y Snoke a la Resistencia, el entrenamiento de Rey con Luke y la batalla final con los AT-AT en el planeta Crait. Pero, también trae consigo una gran innovación en lo referente a la temática. La película no es lineal, pues muestra de forma paralela las diferentes batallas de los personajes para finalmente unirse en un desenlace abierto. Ahora sí, cualquier cosa puede pasar. 

La nostalgia fue una de las principales armas de Johnson para tener a los fanáticos más antiguos apegados a la película y para atraer a nuevos espectadores. Luke Skywalker, ha tomado prácticamente el papel de Obi Wan Kenobi al decidir entrenar a Rey, quien es este caso, es una versión nueva de Luke, un aprendiz en busca de respuestas. Por otro lado, tenemos a un nuevo e intrépido personaje, Poe Dameron, quien ha resaltado por sus decisiones apresuradas, fuerte carácter y por querer tener el control, algo muy parecido a Han Solo. Aunque la trama central de la historia está hilada correctamente al Episodio 7, Los últimos Jedi es el cierre de toda una era de personajes que acompañaron a los fanáticos a lo largo de 40 años.

La película contestará diferentes preguntas que se plantearon en el tráiler, se entenderán los orígenes de Kylo Ren, el papel de Snoke como maestro del lado oscuro, por qué Luke decidió autoexiliarse y alejarse de la luz, la precaria situación de la Resistencia, y comenzaremos a entender quién es Rey y la importancia que tendrá. Caerán muchas teorías que habían tomado fuerza entre los fanáticos.

Nuevas apuestas de Disney

Disney ha hecho una gran apuesta al empoderar a las mujeres en este episodio: Rey deja atrás el temor y las dudas para convertirse en Jedi y tomar su papel en la batalla contra la Primera Orden; Leia Organa, a la cabeza de la Resistencia demuestra que su sabiduría y la Fuerza son el escudo más fuerte; Rose Tico, encargada del mantenimiento de la nave de la Resistencia, nadie esperaría nada de ella, pero rápidamente su carácter sale a relucir para sorprender a los espectadores con su determinación y pasión; y Holdo una mujer con un gran esquema de batalla, con su serenidad y osadía llega a ser un personaje crucial en el escape de lo que queda de la Resistencia.

Snoke desea crear un nuevo orden en la galaxia con Kylo Ren como su aliado, pero como se pudo ver en el Episodio 7, es tan solo un niño caprichoso y confundido, quien carga en su espalda la responsabilidad de llegar a ser igual o más temible que Darth Vader, el problema es que él sabe que nunca llegará a ser como su abuelo. Pero no es la única problemática que tiene la Primera Orden, el General Hux a simple vista parece ser una marioneta de Snoke, pero en el desarrollo de la película se podrá ver a un personaje lleno de ambiciones y que podría llegar a ser más peligroso que el mismo Kylo Ren. Es probable que Disney mantenga el recuerdo de Darth Vader para volver más fuerte a la Primera Orden o para destruirla por no llegar a ser tan temible como el Imperio.

Otros aspectos importantes y relevantes es que veremos volver a un personaje mítico de la saga, quien como siempre resulta fundamental para apoyar a Luke en su camino hacía la luz nuevamente. Nos encontraremos con la Fuerza más impresionante que nunca, casi como si fuera la versión 2.0, los efectos especiales, las batallas y los giros inesperados crean momentos dramáticos que no permiten al espectador distraerse, pero también tiene una gran dosis de humor, muy bien utilizada, pues permite ver a los personajes de una manera mucho más humana.

Este episodio se prestó para hacer un emotivo cierre a la historia de la princesa Leia, interpretada por Carrie Fisher, quien falleció el 27 de diciembre de 2016, su personaje tuvo un gran papel, su Fuerza, determinación y serenidad serán recordados por los fanáticos, pero en especial por haber sido el rol más importante de toda la saga.

El final, aunque es predecible, mantiene el misterio para lo que viene. Esta película cumplió con todas las expectativas creadas, probablemente supere en récord de taquilla al Episodio 7: El despertar de la Fuerza.

 

 

últimas noticias

Así luce Joaquin Phoenix como el nuevo Joker