Todas las películas de Marvel de peor a mejor

La Saga del Infinito que hasta ahora ha ocupado en su totalidad el Universo Cinematográfico Marvel, y de la que forman parte los 23 filmes que componen las fases 1, 2 y 3 del UCM, llega a su fin con Spider-Man Lejos de Casa.

Marvel Studios

La segunda aventura "en solitario" del Peter Parker encarnado por Tom Holland marca el fin de una era para los personajes de la Casa de las Ideas y, también, para millones de fans que han convertido el UCM en la saga más taquillera de la historia del cine. (Le puede interesar: "Spider-Man: Lejos de casa", de nuevo en lo alto de la taquilla norteamericana)

Es por tanto momento ideal para echar la vista atrás y repasar, en caprichoso orden, todas las películas del Universo Cinematográfico Marvel:

 

Lea también: Marvel Studios estará en la Comic Con de San Diego 2019

 

EL INCREÍBLE HULK (2008)

Edward Norton tampoco pudo darle al gigante esmeralda esa gran película en solitario que todavía está esperando. El actor tomó el testigo de Eric Bana en una cinta que, si bien mejoraba la adaptación perpetrada por Ang Lee un lustro antes, dista mucho del nivel exhibido por Marvel en el resto de sus películas. Mark Ruffalo siempre les estará, a unos y otros, eternamente agradecido.

THOR: EL MUNDO OSCURO (2013)

Por mucho Loki que le pongas, y por muy genial que siempre resulte Tom Hiddleston metido en la piel del Dios del engaño, la secuela de Thor es a día de hoy una de las películas Marvel más flojas. El enfrentamiento del Dios del Trueno con los Elfos Oscuros de Malekith logró recaudar la nada despreciable cantidad de 644 millones de dólares. Lo mejor, los juegos de Loki para 'picar' a su hierático hermanastro, sus conexiones a gran escala con los planes de Thanos y la escena postcréditos.

IRON MAN 2 (2010)

La batería de Tony Stark flojeó en la secuela que volvió a dirigir Jon Favreau tan solo dos años después de la primera película. Una cinta con un arranque prometedor pero con un villano (el Whiplash de Mickey Rourke) que no daba la talla, y un desarrollo demasiado predecible. Con eso y con todo, la secuela dejó un par de buenas noticias para el futuro de Marvel: la aparición de Don Cheadle en lugar de Terrence Howard como James Rhodes (Máquina de Guerra) y la presentación de Scarlett Johansson como Viuda Negra.

CAPITÁN AMÉRICA: EL PRIMER VENGADOR (2011)

El tedio se apoderó de la primera aventura cinematográfica de Steve Rogers en una cinta dirigida por Joe Johnston que, pese a su interesante propuesta vintage, fue menos emocionante y épica de lo esperado. Por suerte para Chris Evans, en el camino cinematográfico del Primer Vengador se cruzarían años después los hermanos Russo que llevarían al Capitán a elevar el nivel de forma sobresaliente en sus siguientes cintas en solitario.

THOR (2011)

Era, por la propia esencia del personaje, la película más arriesgada de Marvel hasta la fecha, y ni siquiera el oficio y la vena shakesperiana de Kenneth Branagh lograron hacer de Thor el filme que el estudio buscaba. Eso sí, en ella asistimos a un ejercicio de cainismo cinematográfico al comprobar ojipláticos como Tom Hiddleston le robaba completamente la función a su ciclado e impotente hermanastro, un Chris Hemsworth que todavía no había descubierto su mejor arma. ¿Mjolnir? ¿Stormbreaker? No, el humor. Natalie Portman y Anthony Hopkins dieron fe de ello 'in situ'.

VENGADORES: LA ERA DE ULTRÓN (2015)

La esperada segunda reunión de Hulk, Iron Man, Capitán América y compañía dejó un sabor agridulce. Y es que, a pesar del buen hacer de los nuevos fichajes como Visión o Bruja Escarlata, no encandiló como su predecesora. La sorpresa y el éxtasis fan al ver a sus héroes luchando codo con codo ya se la cobró el propio Joss Whedon tres años antes. En todo caso, sus casi 1.400 millones de dólares hicieron de la secuela de Los Vengadores la cinta más taquillera de la Fase 2 de Marvel.

IRON MAN 3 (2013)

Con una recaudación taquilla de 1.215 millones de dólares, la tercera entrega de Iron Man logró, no solo convertirse en uno de los blockbusters más rentables del estudio al abrigo del fenómeno Vengadores, sino elevar notablemente el nivel respecto a la segunda y muy mejorable aventura en solitario del personaje de Robert Downey Jr. Una buena resaca después de la gran batalla de Nueva York con un Mandarín futbolero y doble tirabuzón carpado y burlón en su tercio final.

ANT-MAN Y LA AVISPA (2018)

La segunda aventura del héroe encarnado por Paul Rudd, acompañado esta vez por una Evangeline Lilly más protagonista, fue una secuela más que digna que, incluso estrenada entre las dos grandes batallas de los Vengadores, logró tener su propia voz aprovechando su total y consciente intrascendencia para entregarse sin complejos a la comedia inofensiva y juguetona.

ANT-MAN (2015)

La protagonizada por Rudd y Michael Douglas fue, junto con Guardianes de la Galaxia, la única película de la Fase 2 que no fue una secuela. Y también fue, junto con la cinta de Gunn, la más desenfadada y desvergonzada de todas. El resultado fue una cinta muy entretenida que mezcla los ingredientes de una presentación superheroica al uso con elementos del heist y comedia gamberra. Fue un buen comienzo para el pequeño gran héroe de Marvel.

SPIDER-MAN: LEJOS DE CASA (2019)

Las vacaciones europeas de Peter Parker tienen, tal y como estaba anunciado, más de epílogo de la colosal 'Endgame' que de secuela de 'Homecoming'. Jake Gyllenhaal demuestra con su Mysterio que los grandes actores funcionan incluso disfrazados de bola de cristal parlante en un filme se asienta sobre el sólido legado de Tony Stark, los cimientos sobre los que ha de levantar Marvel el futuro de su serial, y que cuenta con dos de las mejores escenas post-créditos de la historia.

CAPITANA MARVEL (2019)

Veintiuna películas después, un personaje femenino al fin protagonizó en solitario un filme del Universo Cinematográfico Marvel. Y no era un personaje cualquiera. Carol Danvers, encarnada por una entregada Brie Larson, llegaba como el personaje más poderoso visto en el MCU... y no defraudó en una apreciable aventura de autodescubrimiento y, pertinente, aunque algo tardío, empoderamiento.

IRON MAN (2008)

Gracias Tony, contigo empezó todo. Y es que en abril de 2008 Marvel se estrenaba como productora de cine de una película en solitario con una aventura protagonizada por uno de sus personajes que no era ni de lejos el más conocido de todo su fondo de armario, pero al que Robert Downey Jr., protagonista, y Jon Favreau, director, convirtieron en un icono instantáneo del cine de superhéroes y en el carismático abanderado de su multimillonario serial cinemático.

BLACK PANTHER (2018)

Con Infintiy War ya asomando en el horizonte, no era fácil captar la atención de los fans de la Casa de las Ideas... salvo que se les proponga un viaje a la fascinante Wakanda. Y es que en su primera aventura en solitario -tras presentarse como también hizo Spider-Man en Civil War- Black Panther propone un espectáculo visual imponente aderezado con secundarios de lujo y uno de los mejores villanos de Marvel. Ingredientes de sobra para justificar el viaje al reino de T'Challa.

SPIDERMAN: HOMECOMING (2017)

Si exceptuamos esa joya de animación en particular, y del cine en general, que fue Spider-Man: Un nuevo Universo, Peter Parker nunca fue más fiel al espíritu de las viñetas que en la primera aventura en solitario dentro del universo de Los Vengadores. Con Iron Man como mentor y con el Buitre de un genial Michael Keaton como sólido y plausible villano, Homecoming huye de todo rastro de gravedad y oscuridad para agarrar sus telarañas a las estructuras clásicas del cine marvelita. Encarnado por un casi perfecto Tom Holland Spiderman volvió a casa... y lo hizo a lo grande.

869827

2019-07-08T11:09:47-05:00

article

2019-07-08T11:14:29-05:00

mosorio1_1652

none

-Agencia Europa Press

Cine

Todas las películas de Marvel de peor a mejor

46

8539

8585

 

últimas noticias