11 Oct 2009 - 1:26 a. m.

Depeche Mode presentó los sonidos del universo en Bogotá

Dave Gahan, Andrew Fletcher y Martin Gore tocaron en dos horas lo mejor de su repertorio musical.

Lilian Contreras Fajardo

Eran las 9 y 11 de la noche cuando Dave Gahan, Andrew Fletcher y Martin Gore salieron al escenario del Parque Simón Bolívar de Bogotá. El único que irrumpía con el negro, color escogido para el vestuario, era Gore, pues lucía un pantalón y chaleco de lentejuelas plateadas.

El tercer show de la gira latina de Tour of the Universe comenzó con In Chains, tema que precisamente hace parte del disco que les dio la posibilidad de realizar nuevamente conciertos: Sounds of the Universe, el cual salió al mercado el pasado mes de abril.

A este tema le siguieron Wrong (primer sencillo del álbum) y Hole to Feel (canción que estrenaron el pasado mes).

10 minutos después de haber iniciado el show, Gahan saludó al público "good evening Bogotá". Entonces se quitó la chaqueta y quedó en un chaleco negro.

Mientras tanto, Camilo Jaramillo, de 30 años, se fumaba un cacho de marihuana a la vez que disfrutaba el concierto del grupo que sigue desde que en 1989 estrenaron el tema Personal Jesus. En ese entonces sólo tenía 10 años, pero su hermano Miguel era 5 años mayor que él y escuchaba en una emisora juvenil de la época al grupo inglés.

Camilo saltaba, gritaba, bailaba y decía una y otra vez "no lo puedo creer, es lo máximo". Se refería que no se hubiera imaginado nunca que Depeche Mode pudiera tocar en Bogotá, pero "gracias a Dios, en Colombia cada vez se pueden ver mejores bandas".

El grupo hacía lo suyo: presentaba un show igualito al primero que ofrecieron en Luxemburgo, así como en Tel Aviv, Berlín o Roma. Gahan, el vocalista, demostraba sus dotes como bailarín sensual mientras interpretaba It's No Good, A Question Time, Precious y Fly on the Windsreen.

A las 9 y 50 de la noche quien se robó el show fue Martin Gore (compositor, guitarrista y teclista). Se paró en el centro del escenario que Gahan había dejado libre y cantó las baladas Jezebel y Home, sorprendiendo a más de un asistente con su talento.

La siguiente tanda musical de Gahan estuvo compuesta por Miles Away, Policy of Truth, In Your Room, I Feel You, canciones que mantenían el ritmo pasivo en los asistentes de Tour of the Universe.

Sin embargo, todo cambió con Enjoy the Silence, tema representativo de los años 90. En ese momento, el público del Simón Bolívar bailó y saltó al ritmo de Gahan, como si fuera el coreógrafo principal de una fiesta electrónica. Sin pena ni pudor, el cantante contorneaba su cadera y movía sus brazos y piernas cerca al tubo del micrófono, que remplazaba la barra típica de los streptease.

Con Never Let me Down Again finalizó el primer segmento de concierto de Depeche Mode en Bogotá. Sin embargo, esta vez no se escuchó nada de "se lució Depeche, se lució", ni tampoco el tradicional "otra, otra....".

Seguramente, los fans habían averiguado por Internet que los británicos amagaban dos veces con irse del escenario, pero que luego de unos minutos regresaban para entonar Somebody, Stripped y Behind the Wheel.

"No se van, falta Personal Jesus, no se pueden ir sin tocar esa", se tranquilizaba Camilo al tiempo que cogía su celular para llamar a Marcela, su gran amiga y contarle con detalles cómo avanzaba el espectáculo.

Efectivamente, sin ser llamados por el público Depeche Mode regresó a la tarima para entonar la famosa Personal Jesus, canción que les otorgó la fama mundial y que cuenta con versiones de Marilyn Manson e Hilary Duff.

A diferencia de como terminan la mayoría de los conciertos, la banda no terminó el espectáculo en Colombia con una canción eufórica, sino con Waiting for the Night, la cual interpretaron casi a capela Gahan y Gore. Ambos salieron a la pasarela que estaba en medio del público y allí, suavemente, ante los fans cerraron románticamente el tercer show latino de Tour of the Universe.

Luego de dos horas exactas de concierto, los espectadores salieron del Simón Bolívar comentando sobre el espectáculo y sobre la pantalla gigante de led que permitía apreciar los videos que soportaban cada canción, así como las imágenes que las cámaras registraban durante la noche.

Casi una hora antes de la presentación de Depeche Mode, el grupo local Angel Phase fue el encargado de abrir el show.

Recibe alertas desde Google News