A Gina le funcionó la alianza

Encuesta de Gallup-Colombia revela dos empates técnicos en los tres primeros lugares.

El candidato independiente Gustavo Petro sigue liderando la intención de voto para la Alcaldía de Bogotá, aunque Enrique Peñalosa (Partido Verde) redujo en tres puntos la ventaja que tenía el aspirante del Movimiento Progresistas respecto a la encuesta efectuada a mediados de septiembre pasado por la firma Gallup-Colombia para El Espectador, Caracol Radio y Caracol Noticias.

Mientras Petro presenta ahora una intención de voto del 24% (perdió un punto frente a la encuesta de hace dos semanas), Peñalosa, en el mismo lapso, pasó de 19 a 21%, según se concluye de las respuestas dadas por 600 encuestados a la pregunta: “Si las elecciones para alcalde de Bogotá fueran mañana y los candidatos los siguientes, ¿por cuál de ellos votaría?”.

Pero la más beneficiada, de acuerdo con el nuevo sondeo de Gallup-Colombia efectuado entre el 4 y 5 de octubre, fue la independiente Gina Parody, quien recoge así los primeros frutos de su alianza sellada con el exalcalde Antanas Mockus el pasado 30 de septiembre.

Parody se ubica ahora en el tercer lugar de la intención de voto con 18% (en la pasada encuesta registró 11%), posición que ocupaba el ahora excandidato Mockus con 14%, según el sondeo del pasado 15 de septiembre. Ya se distanció del candidato de Cambio Radical, Carlos Fernando Galán, con quien mantenía un empate técnico.

En esta nueva encuesta Parody también le recorta  ventaja a Petro, ya que en el sondeo de septiembre estaba a 14 puntos de él y hoy está a seis. Mientras a Peñalosa le redujo cinco puntos.

Lo anterior significaría que la mayor parte de los seguidores de Mockus han sido leales con el exalcalde y se han unido a Parody. Sin embargo, una pequeña porción de ellos habría preferido las toldas peñalosistas.

Menores dividendos obtuvieron el candidato Carlos Fernando Galán (Cambio Radical), quien ocupa el quinto lugar de la intención de voto, ahora con el 11% (registraba 10%); David Luna (Partido Liberal) pasó del 7 al 8%; Gustavo Alonso Páez (PIN); Jaime Castro Castro (AICO) y Aurelio Suárez (Polo Democrático) también subieron un punto en la intención de voto, pero siguen lejos de los punteros. Con la reducción de los votantes indecisos a un solo punto porcentual, estos resultados demuestran que ya no hay un electorado por conquistar por fuera de las intenciones de voto ya perfiladas.

En materia de favorabilidad, el hoy excandidato Mockus es el único en ganar puntos en imagen y a la vez reducir su desfavorabilidad. Peñalosa, en cambio, se encuentra en aprietos. Mientras Gina se le acerca, el candidato verde tiene un 50% de desfavorabilidad, comparado con el 34% de desfavorabilidad de Parody, quien aumentó en su buena imagen. Lo que quiere decir que ella tiene más opción de crecimiento frente a un Peñalosa que llegó a su techo.

Galán, entre tanto, pese a tener una alta favorabilidad y una oportunidad de crecer, el 11% que marca le señala necesariamente una alianza con otros candidatos liberales. La pregunta es: ¿seguirán Jaime Castro y David Luna obstinados en seguir hasta el final?

Así, resulta indudable que las dinámicas políticas entre los candidatos y las estrategias de sus campañas están teniendo efectos en las intenciones de los votantes.

Carlos Fernando Galán, por ejemplo, he perdido buena parte de su electorado en los estratos 1 y 2, pero ha aumentado en el resto de estratos. Enrique Peñalosa sigue batiendo a Petro en los estratos 4, 5 y 6, mientras que el candidato de Progresistas sigue siendo el gran vencedor en los estratos 1 y 2, con el 28% de la intención de voto.

La alianza Parody-Mockus tuvo un efecto muy especial en la intención de voto por Parody en los estratos más altos:  en la anterior encuesta sólo el 7% de los votantes de Parody pertenecían a los estratos 4, 5 y 6. Después de la alianza la cifra se incrementó a 18%, demostrando que buena parte de los simpatizantes de Mockus pertenecientes a estos estratos creyeron en la promesa de que Parody llevará las banderas del exalcalde.

Otros datos resultan interesantes en el nuevo sondeo. Por ejemplo, en lo que va corrido de la campaña, los votantes pesimistas han aumentado. Hoy, un 3% más consideran que las cosas en Bogotá están empeorando, mientras que el porcentaje que considera que las cosas van por buen camino se redujo de 32 a 30%.

Las obras públicas, los servicios y la seguridad siguen siendo los asuntos prioritarios en la mente de los votantes y, de hecho, aumentaron con respecto a temas como la transparencia y el poder adquisitivo.

En conclusión, Parody logró capitalizar el 50% de los electores potenciales de Mockus, mientras cerca del 35% terminó dispersándose entre los candidatos de la cola, lo que puede interpretarse como una protesta contra los tres punteros.

Araújo y Bromberg eligen candidato

Como suele suceder siempre en época electoral, a medida en que se acerca el día de elecciones siguen concretándose las alianzas para la Alcaldía de Bogotá. Ayer el turno fue para el excandidato conservador Dionisio Araújo, quien luego de su retiro de la contienda anunció, en una carta pública, su apoyo a la alianza de Gina Parody con Antanas Mockus. Araújo considera que la aspirante y su coequipero representan “en materia de principios y transparencia todo lo que los bogotanos queremos y necesitamos”. Por su parte, el exalcalde Paul Bromberg, otrora aliado de Mockus y también promotor de la cultura ciudadana, sorprendió al hacer pública su adhesión al candidato del Movimiento Progresistas, Gustavo Petro.

 

Para ver la encuesta completa haga clic aquí