Pulso parejo en Bucaramanga

Así lo revela la gran encuesta de Gallup para la alianza de El Espectador, Caracol Noticias y Caracol Radio.

Al rojo vivo. Así está la disputa por la Alcaldía de Bucaramanga, según se desprende de la encuesta de Gallup para la alianza informativa de El Espectador, Caracol Noticias y Caracol Radio, en la que los candidatos Marta Pinto de De Hart, de una coalición entre el Partido de la U y el Conservador, y Luis Francisco Bohórquez, del Partido Liberal, registran un empate técnico en la intención de voto, que para la primera es del 33% y para el segundo del 31%, con un margen de error del estudio de 4,8%.

El tercer candidato en la baraja, Celestino Mojica, independiente, tiene sólo un 10% en las preferencias de los electores. El sondeo demuestra además que un halo de pesimismo rodea a los bumangueses. El 45% de los encuestados cree que las cosas en la ciudad están empeorando y 29% piensa que van por buen camino. Y en cuanto a las prioridades que deberá tener el próximo alcalde, los problemas en obras públicas y servicios (movilidad, vías, educación, salud y vivienda) ocupan el primer lugar (56%), seguidos por las dificultades de orden público (25%).

Lo claro es que a partir del próximo 1° de enero, quien llegue al primer cargo del municipio deberá enfrentar los graves problemas de falta de vías, un sistema Metrolínea subutilizado y una ciudad en estado de alerta por las descomunales estadísticas de riñas callejeras, hurtos a personas y residencias, aparte de los accidentes de motocicletas y el subempleo desbordado.

El abogado Luis Francisco Bohórquez representa los intereses del Partido Liberal y llegó a la candidatura como premio de consolación ya que, por segunda vez, pretendía ser gobernador de Santander —la primera perdió ante el coronel (r) Hugo Aguilar—, pero Horacio Serpa le confió esa aspiración a su exsecretario Luis Fernando Cote. Ha sido comisario de policía, diputado, secretario de Gobierno departamental, y se declara un “visionario que inició el proceso de internet rural hace diez años”. Sus contradictores le reprochan que su campaña albergue a los ‘caciques’ de su partido, como Jorge Gómez Villamizar, Mario Camacho y El Pote Gómez Román.

Por su parte, la economista Marta Pinto de De Hart tiene el aval de la U y su mosquetero es el concejal Cleomedes Bello, aunque su gran escudero es el expresidente Álvaro Uribe, de quien fue ministra de Comunicaciones. Tiene como lema “Prosperidad con equidad” y manifiesta que quiere ser la primera alcaldesa de Bucaramanga porque tiene la experiencia, la madurez y la energía para administrar la ciudad de manera participativa, “libre de corrupción”, sostenible y con visión de futuro. Quienes la conocen dicen que es una mujer de pocas palabras pero de grandes acciones, y ponen como ejemplo su liquidación de Telecom e Inravisión. Sus contradictores dicen que representa los intereses de los estratos altos y de los empresarios.

El abogado Mojica es quien más duro habla, quizás porque, como concejal durante los últimos diez años, conoce al detalle los problemas de esta capital. Pese a que se empeña en decir que está rodeado de gente sin tacha, no puede ocultar el hecho de que representa al Partido de Integración Nacional (PIN) y que nació en las canteras de Convergencia Ciudadana. Mojica ha sido el más enconado crítico de la gestión del sancionado alcalde Vargas Mendoza y ha dicho que irá hasta el final porque se considera con la capacidad de rehabilitar a esta paciente ciudad, de la que se comenta que ya no es la quinta del país, sino una ciudad de quinta, aunque muchos insistan en que es ‘el mejor vividero’ de Colombia.
 

Para ver la encuesta completa haga clic aquí