Embajadores del reguetón romántico

Zion y Lennox, una de las duplas vigentes más populares del género urbano, estuvieron hace poco en Bogotá y aseguraron que están pasando por el momento más importante de su carrera artística.

El debut discográfico del dueto de reguetón Zion y Lennox se llamó “Motivando a la Yal” y fue publicado en 2004. / Musicafusion
El debut discográfico del dueto de reguetón Zion y Lennox se llamó “Motivando a la Yal” y fue publicado en 2004. / Musicafusion

Youtube dice que la canción más exitosa de los llamados “diamantes negros del reguetón” es Hoy lo siento, un hit de hace cinco años que entre su versión oficial y otra pirata bordea los 100 millones de visitas. Teniendo en cuenta este dato, la tan radiada Pierdo la cabeza no parece tan demoledora (33 millones), pero fue gracias a esta última que el dúo alcanzó el galardón más importante de toda su carrera: el Premio Billboard Latin Rhythm Song Artista del Año Dúo o Grupo. Una apretada agenda en la que se destacan una gira con Nicky Jam, colaboraciones para remixes y para composiciones de otros artistas, y la fuerte promoción de un próximo álbum, llamado Motivan2 (Warner Music), intentan explicar desde el trabajo de los últimos meses lo que a través de estos números parece incomprensible.

El que artistas como Nicky Jam, J Balvin o Maluma se estén enfocando en hacer composiciones más románticas que sexuales —y que en ocasiones incluso sientan que aprender a no ser tan explícitos ha formado parte de su evolución— los beneficia. Porque eso que es moda en 2016 ha sido regla casi obligada para ellos desde el principio de sus tiempos. Ellos también se han dejado llevar por esa regla de oro que dicta que quien muestra vende, pero han entendido que en el sexo el estado ideal es el del amor, y ahora el amor es el que viene a ganar la batalla. “Zion y Lennox siempre se han distinguido por ese tipo de letra, que va dedicada al amor, pero también al sexo, de una manera sutil y respetuosa hacia la mujer, sin denigrarla en ningún momento”, aclara Félix Ortiz, mejor conocido como Zion.

La evolución no sólo vino por el lado de la música y las letras. Con el paso de los años, los apodados como “la Z y la L” del género urbano se vincularon en campañas que se desarrollan cada año promoviendo el no uso de armas en Puerto Rico. Campañas que han ayudado a disminuir la cantidad de muertes causadas por irresponsables disparos al aire y que han sido apoyadas por artistas como Tito el Bambino, Magnate y Valentino, y Calle 13. Estos últimos incluso compusieron Ley de gravedad, criticando tanto al maleante de barrio como al empresario que dispara por hobby, y argumentando que es más seguro Irak que Puerto Rico. La exageración es válida, o al menos efectiva. Según Lennox (Gabriel Pizarro), las campañas han funcionado.

Motivan2 saldrá casi a la par que Otra vez, el segundo sencillo, que tendrá a J Balvin como cereza pastelera. Se les nota emocionados cuando hablan del sucesor de Los verdaderos (2010), trabajo en el que también estuvo involucrado el intérprete de Ginza, pero cuando aún no era aquel fenómeno revolucionario que ahora participa en un remix con Justin Bieber o graba con el productor estadounidense Pharrell Williams. “Queríamos darle a la gente eso que ellos siempre se han disfrutado. Esto vendría siendo como la secuela de Motivando a la Yal (debut de 2004) y acá está todo eso que hemos aprendido a lo largo de nuestra carrera”, explica Lennox. El disco referido es un clásico; de allí se desprenden Yo voy (con Daddy Yankee), Bandida y Doncella.

El compacto será una vuelta a las raíces, a ese “barrio” de donde salieron. Cuando ellos recuerdan su lugar en el barrio, puede entenderse que el denominado “perreo” —y en realidad la música en general— ha salvado vidas, mostrándoles a jóvenes de nichos marginales que hay alternativas a la delincuencia. “Nuestros padres están luchando en contra de todo eso, y siempre nos envían a la escuela, nos hacen que nos esforcemos para llegar a la universidad, quieren que seamos profesionales”, remarca Lennox. Otro ejemplo de lucha puede ser el de los progenitores del artista emergente Xantos (creador del hit Báilame despacio), un músico dominicano: “Mis padres todavía venden almuerzos, ¡pero yo voy a cambiar eso!”.

Al igual que muchos colegas, Zion y Lennox tienen clara la importancia que ahora tiene Medellín para quienes viven del género. “En esa ciudad la gente desayuna, almuerza y cena reguetón”, aclara Zion, pero luego finaliza su frase agregando: “Y en todo Colombia, prácticamente”. Lennox, por su parte, habla de la forma de ser del colombiano y califica al país como “fiestero y rumbero”. El primero de ellos confiesa haber estado a punto de instalarse en tierras antioqueñas. No es difícil creerle: en los últimos años Nicky Jam, Ñejo, Cheka y varios más lo hicieron.

* Periodista y autor de los libros Rock colombiano... 100 discos, 50 años y GR.