Emiliano Zuleta descarta conflicto con organizadores del Festival Vallenato

El artista explica las razones por las que no quiere ser homenajeado en la próxima edición del evento.

Emiliano Zuleta y Rodolfo Molina Araujo.Cortesía Cherlis Gámes

La primera semana de mayo los organizadores del Festival de la Leyenda Vallenata anunciaron que en la edición 2016 los hermanos Emiliano y Poncho Zuleta serían los homenajeados. Días después, Emiliano escribió en su cuenta de Twitter que no le gustaban los reconocimientos, algo que ahora el artista ratifica.

Zuleta, quien le gusta estar solo, sin chofer ni escoltas, viajó hasta Valledupar para reunirse con Rodolfo Molina (presidente de la fundación organizadora) y así evitar confusiones y malos entendidos que ya apuntan a disputas familiares.

"Yo soy reacio a estas cosas de los homenajes, a mí no me gustan los homenajes, tengo mis razones, lo he dicho muchas veces. La gente a través de los años ha conocido mi modo de ser", comentó el artista, quien también aclaró que el no aceptar el tributo nada tiene que ver con malas relaciones con la familia Molina.

"Quieren enfrentarme en una contienda con los Molina, quiero aclarar eso. Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosa", dijo Zuleta, quien recordó que cuando fue a estudiar a Valledupar en 1962 "la primera casa que yo visité en Valledupar fue la casa del papá del papá de los Molina".

"Me vinculé con ellos hace 50 y pico de años. Consuelo Araujo fue para mí una madre, el papá de los Molina fue para mí un padre. Unos vínculos familiares de toda una vida, de medio siglo de amistad, así que quiero resaltar que yo con ellos no tengo ningún problema, y el motivo de no aceptar el homenaje no significa que ellos no sean queridos".

Entre las razones de Emiliano Zuleta para no aceptar el homenaje del Festival de la Leyenda Vallenata está el trabajo. "Durante el festival yo tengo siempre 11 presentaciones, cinco como acordeonero y seis como compositor (…) así que el tiempo no me da y tampoco me da la garganta".

Para explicar su posición, el artista vallenato recordó que antes de su cumplir años 'se encierra' para no recibir felicitaciones, y que por ese modo de ser es que, cuando se muera, ya tiene todo arreglado en una notaría de Bogotá.

"Cuando yo me muera quiero que inmediatamente me lleven a un horno crematorio y las cenizas sean echadas al río Guatapurí o al mar, para que no me estén bamboleando de un lado a otro, yo no gusto de necios, ni después de muerto".

Zuleta, de 70 años, está dedicado a su hija Emily Shadday Zuleta Bernier, de cuatro meses, fruto de su relación con Eladia Bernier Ospino, con quien tiene dos hijos de 20 y 21 años que estudian en Bogotá, uno en la universidad y otro en el ejército. El cantante alista una canción para su bebé, la cual grabará con Silvestre Dangond.