Foo Fighters y la promesa de volver a Bogotá

El estadio El Campín vibró a ritmo de rock and roll la noche del pasado sábado, por lo que el cantante Dave Grohl ofreció un pronto retorno.

Dave Grohl de Foo Fighters, en concierto en Bogotá.Pamela Aristizábal / El Espectador

Muy pocas cosas son capaces de reunir a más de 40 mil colombianos a disfrutar de forma pacífica y alegre en torno a una sola pasión, una de ellas, al parecer, es Foo Fighters. La banda norteamericana fundada hace 20 años por el exbaterista de Nirvana, Dave Grohl, y conformada por Taylor Hawkins, Pat Smear, Nate Mendel, Chris Shifflet y Rami Jaffee, dio en la noche del pasado sábado un espectáculo emocionante, que se las arregló para llevar al público de las risas al llanto, pero de alegría y con el que se cerró la gira latinoamericana. Así transcurrió el evento. (Ver galería Foo Fighters por primera vez en Bogotá).

Los encargados de calentar motores y encender los ánimos de los colombianos que llegaron de todas partes del país para el evento fueron los tres integrantes de la banda bogotana Diamante Eléctrico, que además contaron con la presencia del cantante de Superlitio, Felipe Bravo, en los teclados. Canciones como “Revolver” y “Todo va a arder” protagonizaron el show de apertura, que inició a las 7 de la noche en punto, tal y como se tenía programado.

Al finalizar los teloneros, los asistentes al evento se comenzaron a preparar para la primera de tres sorpresas que tenían planeadas para los Foo Fighters. Globos de color amarillo, azul y rojo llenaron el Campín para recibir a los norteamericanos y de paso celebrar el cumpleaños de Grohl, que fue el pasado 14 de enero. No contentos con esto, los colombianos también unieron sus voces para cantar el “Happy birthday”, con lo que la banda inició su concierto. La primera canción que se escuchó en el estadio fue “Something from nothing”, primer sencillo del álbum “Sonic Highways”, el material más reciente de la agrupación.

Luego siguieron “The pretender” y “Breakout”, canciones animadas pensadas para elevar la euforia del público haciéndolos saltar y cantar a todo pulmón. Tras esto, e impresionado por la cantidad de celulares grabando y fotografiando cada segmento del concierto, el líder de la banda le propuso a la audiencia aprovechar todo el material para hacer un nuevo disco, un “Live in Bogotá” para ser preciso. Si la idea se materializa o no es incierto, pero por ahora, el club de fans de la banda ya solicitó a sus seguidores que enviaran todos sus videos al correo [email protected] para publicarlos en YouTube.

Sucesos inesperados

La primera sorpresa que se llevaron los fanáticos de la banda no se hizo esperar. Ocurrió durante el coro de la canción “My hero”, cuando el sonido falló y los asistentes se quedaron cantando a capela. Ante esto la reacción de Grohl fue unirse a la masa dirigiéndolos como un director de orquesta mientras el problema se solucionaba. “Ustedes tienen una voz jodidamente hermosa”, dijo el líder de la banda cuando todo volvió a la normalidad, a lo que agregó: “ahora ustedes no canten, dejen que yo les cante, porque acaban de crear un momento hermoso, porque esta noche es la última del tour y porque hemos hecho muchos shows en muchos países diferentes, y nunca hemos tenido un problema como este. Pero estoy feliz de que haya pasado acá porque ustedes cantan excelente”.

A continuación la agrupación tocó “Learn to fly”, donde se realizó el segundo flashmob (coreografía) preparado por el club de fans, donde, haciendo alusión a la temática de la canción, los asistentes lanzaron aviones de papel en todas direcciones. Desde ese punto todo transcurriría con normalidad hasta la llegada del segmento acústico, donde se hizo presente uno de los instrumentos musicales más importantes de Colombia, el acordeón, acompañando la canción “Skin and bones”. A esta le siguió “Wheels”, donde el cantante aprovechó para retar a los fanáticos: “cuando canto esta canción, siempre le digo a la audiencia que si pueden responderme cuando canto el coro, si lo hace en un volumen lo suficientemente alto, entonces volveremos a Bogotá”, y la audiencia cumplió, “creo que tendremos que volver”, dijo Grohl al final de la canción.

Dentro de su repertorio, los Foo Fighters incluyeron un segmento de covers de canciones de otras bandas reconocidas, para lo que usaron una plataforma giratoria fuera de la tarima que sorprendió a más de un asistente y donde sonaron “Detroit rock city” de Kiss, “Let there be rock” de AC/DC, “Tom Sawyer “de Rush y “Under pressure” de Queen. La banda también tocó pequeños fragmentos de “Black bird” de The Beatles, “Another one bites the dust” de Queen y “Black dog” de Led Zeppelin.

La última parte del concierto la protagonizó “Best of you”, donde se materializó el tercer flashmob planeado por los fanáticos en conjunto con el club de fans de Brasil, y con el que 40 mil linternas de celular y hasta encendedores iluminaron el Campín. El concierto terminó pasadas las 11 de la noche con “Everlong”, quizá la canción más importante y querida de la banda, y con la reiteración de la promesa ya hecha, de volver, a lo que Dave Grohl agregó que, sin lugar a duda, el público colombiano y el show en general fueron los mejores de la gira, y que no podía esperar a volver a su país natal “para decirle a todos mis amigos y a todas las bandas que tienen que ir a presentarse en Colombia”.

Temas relacionados

 

últimas noticias

Cabas responde preguntas chimbas

Así lucirá la Viuda Negra en "Vengadores 4"

Coldplay ya tiene documental autobiográfico