"Ahora celebramos el nacimiento de los regalos”: Mila Kunis

Su verdadero nombre es Milena Markovna Kunis, aunque en la familia la llaman Mila desde que nació el 14 de agosto de 1983 en la ciudad de Chernovtsky, en Ucrania. Aquí habla sobre la maternidad y sus proyectos.

Mila Kunis se parece a Amy, su personaje en la cinta “A Bad Moms Christmas”, en el concepto de perfección. Cortesía

Justo cuando Mila Kunis había tenido al bebé Wyatt con Ashton Kutcher, no tuvo ningún problema para bromear en cine sobre su nuevo rol de madre en la película Bad Moms. Y después de haber recaudado casi US$200 millones con un presupuesto de US$20 millones, vuelve con el mismo personaje de Amy en A Bad Moms Christmas, justo cuando en la realidad vive la segunda versión de la maternidad con el segundo bebé, Dimitri, que cumple un año en noviembre. Y en un ámbito como Las Vegas, donde además tuvo que dejar atrás a sus hijos (con Ashton, claro), pudimos entrevistarla.


¿Cómo se animó a venir a Las Vegas sin sus hijos?

Fácil: dejé a mi hija (en Los Ángeles) apenas se fue a la escuela. Mi esposo (Ashton Kutcher) la había llevado y voy a volver a casa con suficiente tiempo para darle el beso de buenas noches. Vine en un vuelo y vuelvo a tomar otro para buscar a mis hijos en la escuela. Apenas termino con esto voy a buscarlos y vuelvo a casa a vivir una vida totalmente normal.


¿Qué tan normal piensa festejar la Navidad con Ashton y sus bebés este año?

Bueno, en realidad sólo habíamos podido festejar la Navidad con uno de ellos porque mi hijo menor (Dimitri) nació hace poco. Apenas tenía dos semanas en la última Navidad.

¿Y cómo fueron las fiestas el año pasado para su hija Wyatt, que ya tenía dos años en 2016

Wyatt estaba al límite el año pasado. Ella te diría que casi entendió lo que estaba pasando, pero tampoco salió a preguntar “¿Por qué hay regalos?”. No le importó nada. Los abrió como en una fiesta de cumpleaños. Pero creo que esta Navidad ya va a tener más sentido Santa Claus con un duende que pusimos en un estante y cosas así.


¿La maternidad resultó tan difícil como se lo imaginaba?

Es igual que tener un perro. Yo tengo dos perros también. Siempre los tuve. Y también siempre dije: “Hay que tener un perro, es un buen entrenamiento antes de tener un bebé”. Es muy similar. La única diferencia es que no podemos dejar a nuestros hijos con alguien si nos vamos de vacaciones. La maternidad es maravillosa. Me parece fantástica. Esperamos hasta que estuvimos en un momento ideal en nuestras vidas para tener un hijo y eso marca una gran diferencia.


¿Cómo era su Navidad antes de ser madre?

La Navidad siempre fue muy, pero muy íntima para mí, pero nuestra familia en Iowa (del lado de Ashton Kutcher) es muy grande y hay una tonelada de primos, así que las fiestas se vuelven muy ruidosas. Pero en casa la Navidad es muy íntima, sin demasiada gente.


¿Le ve sentido entonces a la idea de bromear en el cine sobre la celebración de la Navidad con la locura de la familia?

 Sí. Sólo mirar los videos de Youtube te da pie para encontrar cierto humor. La Navidad es graciosa, por tanta presión para que todo salga perfecto. Pero es Navidad. Teóricamente, se supone que tenemos que celebrar el nacimiento de Cristo, pero en realidad, ahora celebramos el nacimiento de los regalos. A nadie le importa lo que significa. Los regalos, todo eso, es muy gracioso.
Es la primera vez que va a repetir personaje. Nunca antes la vimos en una segunda película con el mismo rol.

¿En qué se identifica más con el personaje de Amy?

La idea de la perfección. Pongo demasiada culpa en asegurarme de que todo salga perfecto, aunque no sea con la Navidad. Pero todo en mi vida es maravilloso. Mi compañía productora funciona sin problemas, mi carrera como actriz está pasando por un buen momento, mis hijos están saludables, mi esposo tiene también buena salud. Pasan muchas cosas y constantemente trato de controlar que todo salga bien. Es como cuando ves los patos por encima del agua y se los ve con tanta gracia, tan calmados, pero si miras por debajo, están pataleando. Esa soy yo, y siento que entiendo este personaje porque es igual a mí.

Cuando se refiere a la perfección, ¿es por prestarle tanta atención a otras personas, que siempre la ven por ser una mamá famosa?

Sí y no. Supongo que si mi hija se pone un poco loca, tengo que callarla, porque la gente mira. Esa es la única diferencia, probablemente. Todo el tiempo pienso: “Ay ¿Qué hará ahora?”. Pero nada más.

¿Qué podemos saber sobre la historia de la nueva versión de “A Bad Moms Christmas”?

No puedo decir nada, pero va a ser muy graciosa. Literalmente, me dijeron que no puedo decir nada. Va a involucrar a todas nuestras madres. No las madres verdaderas, pero las madres de nuestros personajes.

¿Después de filmar la primera película imaginó que iban a filmar una segunda?

No me sorprende. Bueno, sabía que iban a hacer una película sobre la Navidad, pero me sorprende que sea tan pronto. Nos estamos moviendo demasiado rápido. Pero está saliendo todo bien.
Ni siquiera pasó un año desde que estrenaron la primera. ¿Cuándo empezaron este rodaje?

A finales de abril, todo muy rápido.

¿Y en el cine aparece alguna escena que realmente vivió en Navidad con su verdadera familia?

Hay mucho de eso. Todos agregamos nuestras anécdotas y por eso hay muchas de nuestras historias personales en el guion.

Su mamá estuvo en la primera versión de “Bad Moms”. ¿Va a participar en la segunda parte?Sí, mi mamá es genial. Ella también es muy graciosa. No veo la hora de verla en el cine.

¿Aprendió algo nuevo de la maternidad con estas películas?

Sí y no. Aprendí el típico mensaje: “Descansa, todo se va a solucionar solo. Está bien que sea así”. Eso lo aprendí muy bien.

Temas relacionados
últimas noticias