Una mirada a la otra televisión

Así pelean los regionales por las audiencias

Los canales regionales ofrecen a sus televidentes producciones ambiciosas, como miniseries, seriados y “realities”. Panorama actual de lo que están haciendo y estrenarán pronto Telepacífico, Telecaribe, Telecafé, Trece, TRO y Teleantioquia.

Canal Trece desarrolla “Link”, un programa de cultura digital pensado para la pantalla no convencional./ Cortesía

Pareciera que las señales regionales perdieron el miedo a incorporar el concepto de entretenimiento en sus nuevas apuestas. Están demostrando que es posible hacer televisión de calidad y cultural divertida, ágil e incluso rompedora. Y aunque los niveles de ratings obviamente no se pueden comparar con los nacionales o privados, han ganado un terreno importante y siguen en su empeño por conquistar más audiencias, ya sea de su región pertinente o de otras, porque vale la pena destacar que estos locales pueden verse por todo el país a través de la mayoría de cableoperadores y sistemas satelitales.

Bienvenidos todos los formatos

Ludy Páez, del TRO (que cubre los Santanderes), asegura que en su señal no hay formatos vedados. Informan, entretienen y educan “en cualquier género, ya sea deportes, noticieros, seriados propios, ficción, siempre buscando incentivar la creatividad del Gran Santander”.

Por su parte, Gloria Beatriz Giraldo, gerente de Telecafé, que se emite principalmente en el Eje Cafetero, explica que su línea de producción se realiza pensando en cuatro franjas de programación: “Familiar, adultos, infantil y juvenil, y le apuntamos a la producción y realización de documentales que destacan las bondades del paisaje cultural cafetero como turismo, agronomía y ambiental, pero también a las transmisiones especiales deportivas y a destacar esos personajes que triunfan del Eje Cafetero”.

César Galviz, gerente de Telepacífico, también tiene una agenda de producción bastante clara. “Conceptualizamos que el deber de la televisión pública es construir patrimonio, generar memoria; desde esa lógica generamos contenido que pasa por el documental y por el reportaje, donde mostramos la calidad narrativa audiovisual que tiene la región y una cantidad de temas que no se han visibilizado y son una oportunidad valiosa para mostrar el Pacífico del país”.

El Canal Trece, según explica su gerente, Catalina Ceballos, ha seguido enfocado en la juventud y en las apuestas musicales. “Nuestra línea editorial apoya lo que tiene que ver con música. En este momento tenemos el propósito de sacar adelante cuatro documentales, reportajes que tienen que ver con la música”.

Teleantioquia, señala Mabel López, su gerente, desarrolla contenidos diversos teniendo en cuenta que su zona de influencia es pluricultural y pluriétnica, “lo cual nos motiva a realizar producciones en diferentes formatos y géneros que impacten positivamente nuestra audiencia”.

Naturalmente, Telecaribe también ha definido muy bien sus fuertes y sorprendió gratamente desarrollando miniseries que en pocos capítulos muestran la vida de un personaje de la región. Así fue La niña Emilia, protagonizada por Aída Bosa.

Con recursos limitados

Sin embargo, no todo es ideal en los regionales. El dinero en esta industria pública también parece ser el gran obstáculo. Las producciones se logran con recursos de la Autoridad Nacional de Televisión y dineros propios que los canales obtienen a través de sus esfuerzos comerciales, que bien pueden derivar de pauta o de sus servicios de productoras a entidades que algunos ofrecen o incluso servicios de producción de eventos.

“El mayor inconveniente es la supervivencia económica en el tiempo, pues el reto es mantener encendidas las pantallas en medio de una competencia fuerte y agresiva, no sólo con los canales privados, sino con las múltiples pantallas que ofrecen contenidos. Con pocos recursos, los canales regionales deben salir a competir en condiciones desiguales por la misma torta publicitaria y la misma audiencia”, indica López, del canal antioqueño.

Para Galviz, de Telepacífico, existe un obstáculo adicional que es el gran reto de estas señales y también involucra dinero: “Es un tema de posicionamiento de marca, de recordación. Tiene un nivel de calidad importante, pero no estamos lo suficientemente posicionados en el imaginario del televidente. No somos primera opción, de eso adolecemos todos los públicos y eso se maneja con grandes presupuestos de lanzamiento, de publicidad”.

En el caso de Telecafé, la necesidad de buscar recursos lo llevó a estrenar este año una nueva modalidad de negocio que efectivamente le ha permitido mayor holgura económica. “Ampliamos nuestro objeto social y como empresa industrial y comercial del Estado, además de ser generador de contenidos y transmisión de los mismos, pasamos a funcionar como operador logístico y central de medios, lo que nos ha permitido realizar convenios por más de $20.000 millones en sólo seis meses de funcionamiento con una sede que tenemos en Bogotá, en la Casa Risaralda”, reveló su gerente.

Y en tiempos en los que los nuevos públicos migran hacia nuevas pantallas, todos coinciden en que es obligatorio brindar contenidos convergentes multiplataforma en sus parrillas, para que puedan ser disfrutados en cualquier dispositivo. De hecho, algunos estrenan sus producciones simultáneamente en televisión y en redes sociales.

La inclusión de talento regional de reconocimiento nacional también ha sido un común denominador. Telepacífico tiene dentro de su staff de presentadores al actor Luis Fernando Salas y a las periodistas Amparo Peláez y Mabel Kremer. Anteriormente tuvo como conductores a Fernando Solórzano y a César Mora. Telecaribe, por su parte, ha incorporado a figuras como Daniela Donado en su programa de la mañana, mientras que Teleantioquia ha tenido entre sus estrellas a Viena Ruiz, Aldemar Correa y Ana Sofía Henao.

Los platos fuertes de cada uno

Telepacífico

Hace poco estrenó la miniserie documental Buena letra, una mirada literaria de la región según artistas y escritores.

En 2017 debutó en el género de reality con Tu Valle de mil colores, dirigido a la comunidad LGBTI.

Prepara un programa de entrevistas conducido por Óscar Córdoba, con medallistas olímpicos o campeones mundiales nacidos en el Pacífico colombiano.

En 2018 lanzará Embajadores del Pacífico, una serie producida en Europa que muestra a personajes de la región.

Telecafé

En 2018 estrenará El siguiente comediante, un reality de humor.

Lanzará Super Pobreman, la historia de un superhéroe atípico, protagonizada por el comediante Juan Ricardo Lozano, Alerta.

Prepara miniserie documental en coproducción con Discovery Channel, apoyada por el Mintic, que mostrará los desafíos para llevar internet a zonas de difícil acceso.

TRO

Pronto estrenará Mi primera vez, un seriado dirigido al público infantil.

Desarrolla Nuevos caminos, una miniserie web.

Prepara Presencias, una miniserie documental sobre los sucesos extraños.

Otros proyectos que desarrolla son: Ciudad comedia, Grandes retos, Espectros, Buscando a Camila y Sinergia.

Teleantioquia

Débora, la mujer que desnudó a Colombia, una serie argumental de ocho capítulos en homenaje a la pintora antioqueña.

Tu club, serie juvenil dramatizada.

Marilyn live, serie argumental de 13 capítulos que mostrará cómo los jóvenes se interrelacionan con la sociedad haciendo uso de las nuevas herramientas tecnológicas.

Trece

Pronto estrenará cuatro documentales sobre las bandas Consulado Popular, Superlitio, Sistema Solar y Ultrágeno.

En 2018 se lanzará a la serie de ficción con Tu corazón será mío, que cuenta la historia de Carmentea, una bailarina de los Llanos.

Desarrolla Link, un programa de cultura digital pensado en la pantalla no convencional.

Telecaribe

Está desarrollando la miniserie Aníbal “Sensación” Velásquez, con 16 episodios grabados en escenarios naturales.

Temas relacionados