Ben Affleck y Jennifer Garner finalizan su proceso de divorcio

Los dos actores presentaron los últimos documentos para concluir su divorcio, que se hizo oficial este mismo miércoles tres años después de que anunciaran su separación.

Ben Affleck y Jennifer Garner siguen manteniendo una relación muy estrecha. Cortesía

Han pasado casi tres años desde que Jennifer Garner y Ben Affleck anunciaran oficialmente su separación entre rumores de infidelidades por parte de él y problemas con la bebida -que finalmente lo llevaron a pasar por rehabilitación hace unos meses-, pero ahora por fin pueden decir sin miedo a faltar a la verdad que vuelven a estar solteros. (Lea también: ¡Es definitivo! Ben Affleck y Jennifer Garner se divorcian)

Los dos actores, que en su día formaron uno de los matrimonios más sólidos de la meca del cine, presentaron los últimos documentos para finalizar legalmente su unión la semana pasada y este mismo miércoles se hizo oficial. (Le puede interesar: Amistad de JLo y Ben Affleck enfureció a Jennifer Garner)

Al igual que han terminado por hacer Angelina Jolie y Brad Pitt, los intérpretes decidieron recurrir a un juez privado -generalmente un juez retirado que ejerce como figura neutral en todo el proceso- para ayudarles a resolver los detalles que en su caso se centraban principalmente en la custodia de los tres hijos que tienen en común, que finalmente han accedido a compartir. Además, también han acordado acudir al menos una vez al mes durante el próximo medio año a un terapeuta que les guíe a la hora de educarles juntos.

El reparto de los bienes y propiedades de la expareja no ha supuesto mayores dolores de cabeza, ya que ambos firmaron un documento prematrimonial antes de pasar por el altar y se han esforzado a fondo por lidiar con todos los trámites de la forma más cordial posible. De hecho, ninguno de los dos contrató un representante legal y solo recurrieron a la famosa abogada Laura Wasser en capacidad de mediadora.

En el plano personal, Jennifer Garner y Ben Affleck siguen manteniendo una estrecha relación, siendo habitual verlos juntos en públicos durante sus salidas en familia, y ella fue la encargada de llevarlo en su carro el pasado mes de agosto al centro de Malibú en el que ingresó para lidiar con sus adicciones y que ya ha abandonado a fin de poder retomar su carrera.