Lidera una empresa familiar

Carolina Reyes, emprendedora en cuerpo y alma

Noticias destacadas de Gente

Con el apoyo de su mamá, Laura Jaramillo, esta comunicadora creó la firma Lauh365, que ayuda a las mujeres a relacionarse mejor con su figura con productos y rutinas para su bienestar.

¿Quién o quiénes son las mujeres que están detrás de la creación de este emprendimiento llamado Lauh365?

Detrás de la creación de este emprendimiento estamos mi madre, Laura Jaramillo, y yo, Carolina Reyes. Somos mujeres colombianas, dedicadas al cuidado corporal y amantes de un estilo de vida saludable.

¿A qué se dedicaban antes de crear Lauh365 y por qué decidieron enfocarse en esta línea de negocio?

Mi madre es odontóloga y ejerció su profesión durante doce años. Después se dedicó al arte y tuvo su propia galería. Yo soy comunicadora social, realicé parte de mis estudios en el extranjero y allí fue cuando comenzó esta aventura. Ninguna de las dos hemos sido de estar horas en un gimnasio, nunca hemos sido de un cuerpo de contextura delgada. Durante el tiempo que estuve fuera del país, el ejercicio se convirtió en mi compañía. Al ver lo feliz que estaba con este estilo de vida, mi mamá empezó a averiguar cómo podíamos conseguir un producto o un servicio que aportara bienestar a las personas. Después de muchas investigaciones, logramos llegar a lo que hoy es Lauh365.

¿Por qué crear un emprendimiento enfocado en el cuidado de las mujeres habiendo tantas marcas similares en el mercado?

Nuestro gran diferenciador en relación con las demás marcas de productos corporales es que nosotras queremos acompañar a esas personas en su rutina diaria y que ellas logren ese estilo de vida saludable. Nos hemos enfocado en las fórmulas de nuestros productos para garantizar resultados reales y efectivos, y así lograr sentirnos cómodas y seguras con nuestra figura corporal. Cada cuerpo es un universo totalmente diferente, y así debemos aceptarlo y amarlo.

¿Qué hace que Lauh365 sea un emprendimiento exitoso?

Nuestra gran diferencia es la gran concentración de ingredientes activos que tiene la fórmula de cada uno de nuestros productos. Por eso hemos tenido tan buena acogida y nuestra recompra es tan fuerte, pues son fórmulas que son realmente efectivas y garantizan esos cambios corporales en corto plazo, siempre y cuando esto vaya acompañado de disciplina en su aplicación.

¿Cómo ha sido el crecimiento de la marca durante la pandemia?

Cuando decretaron cuarentena estricta, Lauh365 era una marca relativamente nueva, y claro que sí hubo preocupación por la situación del país. Afortunadamente, los colombianos somos personas vanidosas y estamos constantemente buscando maneras de cuidar nuestra figura corporal. En la pandemia, al generar tanta quietud y trabajo en casa, los productos corporales tuvieron una buena acogida, en general; sin embargo, en nuestro caso, al ser productos tan efectivos, la recompra ha sido fenomenal.

¿Por qué inspirarse en mujeres reales y maduras?

La realidad es que, por un lado, si ser flaco fuera fácil, todo el mundo lo sería. Por el otro, adquirir una disciplina y hábitos en la vida tampoco lo es, pues muchas veces se requieren sacrificios que no todo el mundo está dispuesto a hacer. Con nuestros productos queremos generar esos pequeños cambios que, por un lado, nos ayuden a sentirnos más cómodas con nuestra figura corporal y, por el otro, nos ayude a adquirir esa disciplina de cuidar nuestro cuerpo y así generarle salud y bienestar. Si bien nuestra mayoría de clientes son mujeres, los hombres también pueden usar nuestros productos perfectamente. Tenemos clientes de todo tipo de edades, algunas de sesenta años en adelante, como también otras que están en su edad de adolescencia.

¿Es difícil crear un emprendimiento familiar en Colombia y cómo han logrado sacarlo adelante y generar rentabilidad?

Emprender no es fácil. Cuando se emprende, ese emprendimiento se convierte en un hijo. Acá no existe el horario de trabajo de 8:00 a.m. a 5:00 p.m. porque este “hijo” está constantemente demandando tiempo, y si no es uno quien se hace cargo, nadie más lo hará. La receta clave de emprender es enamorarse de ese emprendimiento. En cuanto a la parte de rentabilidad económica, debido a la alta concentración de activos que tienen nuestros productos, esto nos genera un costo alto en su fabricación; por tanto, este aspecto ha sido todo un reto para nosotras.

¿Cuáles son los infaltables de la rutina diaria de belleza de una mujer?

Nosotras siempre hemos sido fieles creyentes de que una buena rutina diaria se compone de una alimentación sana y balanceada, de qué tan activos somos en el día a día y una buena hidratación que nos ayude a eliminar todas esas toxinas que nuestro organismo no necesita. También es importante sacarles tiempo a los “hobbies”, como, por ejemplo, pintar o cocinar. Esto alimentará nuestra alma y logrará liberarnos del estrés del día a día.

¿Es posible sacar una línea de productos de belleza que, a su vez, logre beneficios en la salud?

Claro. Un ejemplo es nuestro aceite reductor, un producto que tiene beneficios tanto estéticos como de salud. Gracias a su gran concentración de cannabis, este producto no solo te ayuda a tonificar y moldear tu figura corporal, sino que también, en cuanto a la salud, te trae beneficios, pues es antiinflamatorio, analgésico, combate el dolor muscular y en las articulaciones, reduce la inflamación estomacal y controla la retención de líquidos.

¿Qué ha sido lo más difícil de emprender?

En nuestro caso, lo más difícil de este emprendimiento ha sido descubrir todo el universo que hay detrás de las redes sociales, y en general, del e-commerce (comercio electrónico).

Comparte en redes: