Cate Blanchett se declara “sacudida y enriquecida” en su trabajo con los refugiados

La dos veces ganadora del Oscar es embajadora de buena voluntad del programa de los refugiados de la ONU desde 2016.

La actriz es parte de la ACNUR desde 2014, y es Embajadora de Buena Voluntad desde 2016ACNUR

En un viaje de dos días a los cuarteles generales de la ACNUR en Ginebra, Suiza, la actriz se mostró conmovida por su trabajo con la organización.

Afirmó que esta agencia para los refugiados provee al mundo de una vital “brújula moral” en medio de la actual crisis migratoria. Lea también: Oficina de DD.HH. de la ONU habla de los comentarios "racistas" de Donald Trump

En su discurso, aseguró sentirse “sacudida por la escala de la crisis de los desplazados en constante crecimiento, de Siria a Sudán del Sur, a Bangladesh. Sacudida por las conmovedoras historias individuales de tragedia que se esconden detrás de la gran cantidad de personas”.

Así mismo habló del aprendizaje que esta experiencia le trajo: “enriquecida también por el privilegio de conocer a familias de refugiados que han demostrado la más increíble capacidad de recuperación, dignidad y generosidad frente a circunstancias insondables. Una vez que has sido testigo, no puedes alejarte ".

El tiempo que Blanchett lleva trabajando para la ONU el número de hombres, mujeres y niños expulsados de sus hogares, ciudades y países natales ha alcanzado la cifra récord de 65.6 millones, inlcuyendo los 21 millones de refugiados en el mundo, según cifras de la ACNUR.

"Me ha conmocionado, y me han conmovido profundamente las historias de refugiados que he escuchado, y también, como ustedes, he estado frustrada y enojada por la falta de impulso global para revertir permanentemente los factores que contribuyen a la crisis de desplazamiento global ", dijo la actriz.

Blanchett realizó trabajo humanitario en el Líbano y Jordania, conociendo a los migrantes sirios que han llegado hasta los campos de refugiados en estos países . Lea también: Ese extraño oficio llamado Diplomacia

También, quiso rendir un homenaje a la "paciencia, pasión y compasión" del personal de ACNUR que conoció en el campo, y dijo que fue testigo de que el trabajo vital que llevan a cabo ha sido "notable y energizante".

"Hablas por supuesto sobre dar esperanza a los refugiados, y eso es absolutamente vital. Pero lo que es valioso, tú, como parte de la organización, eres lo que da esperanza", aseguró.

Y añadió "Lo han visto todo. Navegan estas aguas difíciles a diario, y lo que realmente quiero decir hoy es gracias. Está claro que esta organización realmente tiene una brújula moral que es vitalmente importante para el mundo en este momento ".

La actriz también conoció a refugiados transferidos a Australia, Christmas Island, Nauru y Papúa Nueva Guinea, y conoció de primera mano su difícil adaptación y recibimiento por su procedencia.

Blanchett, quien también es australiana, aseguró que su país  tiene un "corazón sincero y acogedor" y que siempre se ha mostrado positivo a recibir migrantes y refugiados, por lo que su cultura multicultural es uno de los orgullos nacionales, pese a que en la última década ha habido algo de resistencia a la migración.

Finalizó asegurando que esperaba trabajar estrechamente con la ACNUR este año, y agradeció al personal “desde el fondo de mi corazón, por darme una calurosa bienvenida a su notable familia". Lea también: Guerras internas e inestabilidad política, las causas de las migraciones en el mundo

"Estamos en el comienzo de un año potencialmente cambiante. Se debe aplaudir la función de convocatoria que está desempeñando la agencia en la elaboración de un nuevo plan para una respuesta más equitativa y sostenible a la crisis de los refugiados", concluyó.

 

últimas noticias