Daniel Arenas, un colombiano brillando en México

Luego de actuar en varias producciones en Colombia, Daniel Arenas resolvió que era tiempo de conquistar el mercado mexicano y allí se convirtió en galán. Su novela es hoy lo más visto en tierras aztecas y con mucha aceptación en Estados Unidos.

Daniel Arenas es una de las figuras consentidas de Televisa, y es el protagonista de la novela “Mi marido tiene familia”.Cortesía

Desde hace 15 años este santandereano se metió en la pantalla chica al participar en el reality Protagonistas de novela. Luego su imagen se quedó en la memoria de los televidentes por distintos personajes en producciones como Los Reyes, Un Ángel llamado azul, Francisco el matemático y Nuevo rico nuevo pobre, entre otras. También ocupó las revistas del corazón por su romance con la también famosa Carolina Cruz. Sin embargo y, pese a que su carrera estaba en ascenso, un día resolvió que lo suyo podría ser en tierras aztecas, a pesar de que el país centroamericano tiene fama de ser bastante celoso a la hora de adoptar estrellas extranjeras, pero él insistió.

Ahora Daniel Arenas es una de las figuras consentidas de Televisa, el gran hacedor de novelas en español, y la que protagoniza llamada Mi marido tiene familia, curiosamente escrita por otro santandereano, el libretista Héctor Forero, es el programa más visto. En la cadena Univisión que se emite en Estados Unidos, también hace parte de las favoritas de los televidentes. Desde México y entre espacios de grabación de la novela habló para El Espectador y contó que sus inicios en tierras foráneas no fueron tan fáciles como la gente se imagina.

Ahora mismo protagoniza la novela más vista en México ¿lo soñó?

A lo largo de mi carrera he tenido la gran bendición y fortuna de haber hecho parte de proyectos muy exitosos tanto en Colombia como en México, algunos se han convertido en fenómenos televisivos que a la fecha siguen siendo retransmitidos por segunda y hasta tercera vez con igual aceptación. ¿Que si lo Soñé? Por supuesto que sí, lo visualice con colores e imágenes tal cual me ha sucedido. Eso sí siempre con la palabra gracias en mi boca y con la completa convicción de que todo es regalo de Dios.

Háblenos un poco del personaje y ¿por qué piensa que la historia ha cautivado?

Por primera vez en mi carrera estoy interpretando a un cirujano, lo que me llena el corazón ya que mi papá y hermano mayor se dedicaron a esta heroica y sacrificada profesión, entonces para mí ha sido como un homenaje a ellos y al oficio que desde que tengo uso de razón vi y conocí tan de cerca. Es innegable que la televisión está pasando por un momento de cambio, aunque yo lo llamaría de evolución. Pienso que el público cada día es más conocedor, merece más verdad más calidad, variedad y veracidad. Este proyecto rompe con los esquemas y formas tradicionales de hacer melodramas. Creo que trae mucha verdad y ha sido un gran elemento a la hora de cautivar al público. En mi caso, por ejemplo, quise salirme del estereotipo de galán que tienen aquí y, aunque nunca he sido del perfil de actor musculoso y bronceado perfecto, mi propuesta fue estar físicamente normal, cero poses.

¿Cuándo decide que quiere proyectar su carrera internacionalmente y radicarse en México?  

Llegué a México el 1º. de marzo de 2010, fue todo un proceso, no lo decidí días antes ni las cosas se dieron tan fácil. Vine con mi demoreel (hoja de vida de un actor) debajo de un brazo y debajo del otro mis sueños e ilusiones. Había puesto mis ahorros en una inversión en Colombia, así que viajé literal con una tarjeta de crédito y unos cuantos pesos. También a diferencia de lo que mucha gente piensa, no vine con un contrato ya firmado (chofer, casa, sueldazo) o contactos y prospectos, No, ¡vine a como dicen acá a picar piedra!

Muchos piensan en dar el salto e ir a Miami o Los Ángeles, ¿por qué México?

En primerísimo lugar amo a México desde que tengo uso de razón y por supuesto hoy en día es mi segunda patria y eso nunca va a cambiar. No descarto aún la posibilidad de hacer cosas en el mercado anglo, pero dependo de mis contratos en México por ahora. México me ha dado mucho, es un país mágico que al que obra bien lo premia y al que no, tan fácil como llegó, lo despide.

¿En qué cree se diferencia la tv colombiana de la mexicana ahora mismo?

Nunca me atrevería a comparar, a las dos les debo mucho a parte de la admiración y respeto. En México hoy en día se producen muchas historias colombianas y en Colombia crecimos viendo historias mexicanas. Pienso que hay una sed de crecimiento en ambas y me atrevo a decir que son dos de las mejores televisiones que se producen en el mundo.

Muchos hablan de que la televisión convencional con novelas tiende a desaparecer, ¿Usted opina lo mismo?

Con todo respeto pienso que aún falta para llegar a algo así, lo que está sucediendo que es inevitable, y como parte de esta Industria digo que afortunadamente está pasando. Es una evolución, un cambio para bien, un crecimiento en: formatos, contenidos, maneras de contar y de interpretar, de dirigir y por supuesto de afrontar historias y personajes.

¿En qué circunstancia o con qué condiciones regresará a trabajar a Colombia?

Casualmente el mes pasado me contactaron para protagonizar una serie en Colombia, producción Colombo/española dirigida por mi gran maestro y amigo Mario Rivero y Álvaro Cortez, pero debido a mi contrato con Televisa la empresa no me permitió hacerlo.

Sabemos que es exclusivo de la cadena de televisión más grande en español, hablemos un poco de eso, ¿Desde cuándo?, ¿Hasta cuándo y cómo se siente con ese manejo que sin duda es privilegiado?

Es realmente un privilegio y más en estos tiempos de cambio e incertidumbre. Los detalles del contrato de tiempo y condiciones por seguridad y discreción prefiero reservarlos. Pero si puedo decir que ha sido un verdadero honor ocupar esa posición como colombiano estos últimos años. Estar a la cabeza de proyectos consecutivos de esta empresa es algo que me ha dado la proyección internacional que siempre soñé. Hoy puedo decir que gracias a Televisa/Univisión mi trabajo es conocido en los 5 continentes.

Se habla de la soledad de los artistas famosos, ¿la ha sentido?; ¿Cuál es el momento más difícil personalmente hablando que ha vivido en México?

Tengo la gran bendición de poder decir que llevo a Dios en mi corazón y de ahí parte todo para mí. Él me ha enseñado a tener siempre un balance en todos los aspectos de mi Vida y Jamás como dice el dicho me he creído el cuento. Para mí el ser "famoso" es un Plus de mi trabajo y lo asumo como tal, pero cuando dicen "corte y queda", no soy más que Dani, el hijo de Jorge y Leo, el menor de seis, tío de trece, el pelao de Bucara que le encanta comer obleas en Floridablanca y perroloco donde Libar. Ése soy yo. Pero mi motor mi fuerza mi razón de vivir son los dos ángeles que mi Dios puso en mi vida como padres. Por ellos y para ellos es Todo. Por eso jamás me sentiré solo y más allá de este plano nos une una conexión eterna.

¿Por qué cree que logró entrar en un mercado tan difícil como el mexicano donde prefieren los galanes locales, qué la han dicho que tiene y qué le permitió lograrlo?

Nunca he sido el actor compinchero, de contactos, de asistir a reuniones eventos o ser amigo de productores, todo lo que he logrado me lo he ganado a pulso con carácter con mi terquedad y mal genio de santandereano. Hoy en día puedo decir que no le debo nada a nadie, pues también aprendí que en la vida los favores se pagan caros, ahora por supuesto que le tengo gratitud eterna a las personas que en su momento han creído en mí me dieron una oportunidad y de mi dependió no desaprovecharla y concretarla al máximo. ¿Y por qué logré entrar? porque lo creí; firmemente desde siempre yo creo en mí, en los dos sentidos de Creer y de Crear; sin eso no existe la materialización. ¿Qué me han dicho que tengo? No me sentiría cómodo yo mismo diciéndolo, pero sí diría que para mí es muy importante defender siempre nuestras convicciones ideas y nuestra verdad.

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Justin Bieber, oficialmente 'casado'

Murió Ara Güler, el ojo de Estambul