Emma Thompson acusa al gobierno británico de no acoger a los refugiados

La actriz hizo estas declaraciones en una gala benéfica en Edimburgo, donde acudió para recibir una donación por valor de 500.00 libras (unos 570.000 euros) destinada a la Fundación Heken Bamber, que ella misma preside y que trabaja con refugiados y solicitantes de asilo.

Emma Thompson. AFP

La actriz británica Emma Thompson acusó este martes al gobierno del Reino Unido de no cumplir sus compromisos con la acogida de refugiados y afirmó que el país tiene el deber de prestar ayuda a quienes huyen de "las garras de la muerte".

Thompson hizo estas declaraciones en una gala benéfica en Edimburgo, donde acudió para recibir una donación por valor de 500.00 libras (unos 570.000 euros) destinada a la Fundación Heken Bamber, que ella misma preside y que trabaja con refugiados y solicitantes de asilo.

La actriz recalcó que dar un hogar a aquellos que huyen de la guerra haría del Reino Unido un país "infinitamente más rico" e "infinitamente más humano".

"Es nuestro deber recibir a las personas que llegan huyendo de la muerte, desde las mismas garras de la muerte, y la forma en que les recibimos es sumamente importante", declaró.

Añadió además, que la tarea de dar refugio deben liderarla los estados.

"No podemos seguir confiando en las organizaciones benéficas para hacer el trabajo de los gobiernos", destacó.

La actriz contó que su trabajo como activista empezó cuando tenía 20 años, después de conocer a la también activista en favor de los derechos humanos Helen Bamber, quien a través de su organización trataba con víctimas de tortura que habían huido de las dictaduras en países como Argentina y Chile.

"Ella me enseñó qué era lo que solía llamar 'la muerte de la compasión' y qué sucede cuando las personas se olvidan rápidamente de los que requieren nuestra compasión", afirmó.

Thompson habló también de su hijo adoptivo, Tindyebwa Agaba, y de cómo vivió él la cancelación del conocido como plan Dubs, una iniciativa que recibe el nombre de Alf Dubs, el lord británico que la impulsó.

Según este programa, el Gobierno británico se comprometía a acoger a un número indeterminado de menores que habían llegado a Europa no acompañados, y aunque las previsiones de Dubs fijaban en 3.000 los niños refugiados que podrían ser reasentados, el plan se canceló tras acoger a 480 menores.

"Mi hijo es exrefugiado y considera que la paralización del plan Dubs ha sido uno de los episodios más vergonzosos en la historia de acogida de refugiados de nuestro país", argumentó Thompson. 

 

últimas noticias

Christian Mesa y su "Armonización"

Sara Uribe comparte primera foto de su embarazo