El evento se podrá ver en vivo en más de 25 países

Festival Heat Perú, el ritmo de la solidaridad

El encuentro musical, que tuvo que aplazarse por los efectos del fenómeno de El Niño en ese país, se realizará la noche del jueves en el Club Cultural Lima, con una generosa participación colombiana encabezada por Mike Bahía, Alkilados y Karol G.

Farruko, de Puerto Rico, será uno de los invitados a la gala central del Festival Heat Perú, que se realiza esta noche en el Club Cultural Lima, en el sector de Chorrillos. / Cortesía

La música del Festival Heat Perú tardó en llegar a Lima, pero finalmente lo hizo. En abril pasado todo estaba preparado para que la capital peruana fuera el escenario de algunas de las más importantes manifestaciones artísticas de América Latina y España, pero el fenómeno de El Niño y sus devastadoras consecuencias impidieron que se llevara a cabo este encuentro cultural. La solidaridad se manifestó de forma significativa y algunos exponentes de diversas latitudes se unieron para transmitir unidad y fuerza a través de sus canciones.

Desde ese momento, cuando varios sectores de Lima estaban sin agua potable y sin energía, quedó claro que la música debía sonar en otra ocasión, porque las prioridades estaban puestas en la supervivencia. Sin embargo, todos los artistas y los organizadores del Festival Heat Perú (Marca Perú, Heat Latin Music Awards y HTV) establecieron que la cita tenía que postergarse, pero nunca hablaron de una cancelación definitiva. La razón, según expresaron entonces, es que con el arte se podían encontrar caminos para recuperar las fuerzas y retomar el rumbo hacia la sonrisa.

La nueva fecha para la realización del evento quedó pactada. Para el 2 de noviembre se programó de manera estratégica la jornada recargada del Festival Heat Perú, un día después de un festivo para este país que exhibe con orgullo su ancestro inca pero que no deja de tener la mente en el futuro. Algunos artistas de los que estaban en el cartel a comienzos de año no pudieron mover sus agendas; otros confirmaron sin titubeos y algunos nombres nuevos se sumaron a la lista. Dicen que lo importante no es quién se va, sino quién llega, y por eso en la capital peruana se habla solamente de los que estarán esta noche en el Club Cultural Lima, en el sector de Chorrillos.

El evento en la capital peruana, cuya intencionalidad inicial era servir como antesala a los Premios Heat que se entregaron en junio en Cap Cana, República Dominicana, ahora es el pastel musical de esta serie de encuentros sonoros que celebran la diversidad de las propuestas artísticas en América Latina. Con el Festival Heat Perú se cierra el año y se empiezan a establecer los cimientos de lo que serán las jornadas durante 2018. Esta culminación no podía estar ajena a la idiosincrasia inca y por eso, en torno al pop, al rock y a todas las aristas del género urbano, se les rendirá homenaje a las tradiciones culturales del país anfitrión.

El impacto de la música elaborada en esta porción latina del mundo es innegable. Con las canciones es posible hacer una radiografía de lo que se está viviendo, pero también se puede establecer la meta y hacia dónde apunta el arte sonoro, pero es necesario mantener vivas las tradiciones y ese es el valor real que tiene la realización de un evento como este en Perú. De ahí que se quiera durante la ceremonia resaltar y aplaudir el carácter auténtico de lo que son capaces de elaborar los peruanos y resaltar la manera en la que han logrado superar escenas dramáticas como las producidas hace unos meses por el fenómeno de El Niño.

Para dejar atrás el dolor producido durante el primer semestre del año, llegó la delegación artística del Festival Heat Perú. En la lista de invitados figuran nombres como Farruko, un revolucionario del género urbano que evidencia los alcances del trap en los públicos jóvenes; Víctor Manuelle, sonero consolidado y quien recibió el máximo galardón en la pasada entrega de los Premios Heat en Cap Cana; el merenguero Eddy Herrera y el salsero Jerry Rivera, quien tiene una trayectoria demostrada de más de dos décadas en la música latina.

La delegación colombiana es muy nutrida y con eso se confirma que el país es uno de los ejes de evolución en materia musical. Los ojos están puestos en los artistas nacionales y los invitados al encuentro en Lima tienen la misión de ratificar el buen momento por el que se está pasando. Mike Bahía, Alkilados, Farina, Karol G, Greeicy Rendón y Andy Rivera son tan solo la punta de lanza de la propuesta que trae Colombia para impactar a la audiencia durante la ceremonia de gala del Festival Heat Perú, que se podrá ver en vivo y en directo en más de 25 países.

Dentro de la nómina para la ceremonia que celebra el poder de América Latina y España a través de sus manifestaciones sonoras, también figuran personajes como la dominicana Marielle Hazlo, la intérprete ecuatoriana Mirella Cesa y la cantante española Vicky Corbacho; sin olvidar a figuras emergentes o de reconocimiento local como Tomas The Latin Boy, la agrupación salsera Zaperoko, Yosimar y su Yambú, Pedro Suárez Vértiz la Banda, Aliez y Moa, y Lil Silvio & El Vega.

Mientras en otros certámenes de corte similar lo importante es el atuendo y además de la música se evalúa la vestimenta, en el Festival Heat Perú la libertad es la gran triunfadora. Hay diferencias en el enfoque artístico de muchos de los músicos y sus indumentarias son, incluso, opuestas; pero en este emporio inca parece que se ha entendido que las diferencias son cultivos fértiles para el crecimiento. El género urbano abraza el pop, la salsa coquetea con el merengue, y aquellas manifestaciones que no tienen catalogación, encuentran aquí sus buenos receptores.

Lima está lista para la música y para demostrar que con el arte y con la solidaridad se puede salir adelante.

*El periodista viajó a Lima invitado por el Festival Heat Perú.

Temas relacionados
últimas noticias