En temporada hasta el 3 de marzo

Iván Marín y su stand up sobre televisión

El comediante estrena este jueves en el Teatro Santafé, en Bogotá, su rutina “Con los ojos cuadrados: ¿ves t.v. o la t.v. te ve?”, en la que le hace un homenaje al medio de comunicación.

Iván Marín dice que lo que más disfruta del “stand up comedy” es que tiene la posibilidad de ser él mismo.Cortesía

Iván Marín aprendió a leer con las historietas de superhéroes, pero su conocimiento de la cotidianidad se lo debe a la televisión. Con Batman, Tarzán y el Fantasma entendió la manera lógica en la que en castellano se relacionaban las letras, unas detrás de las otras, pero fue gracias a la pantalla chica que empezó a establecer su raciocinio para plantearse miles de preguntas que aterrizan en su cabeza a cada segundo.

Los integrantes de la Liga de la Justicia, la favorita de Marín, lo guiaron por el camino de la lectura de cómics. Así fue decantando su pasión por todo lo que representa el multimillonario que en las noches se viste con atuendo de murciélago para proteger a Gótica de los villanos. Sin embargo, fue gracias a la televisión del pasado, de su infancia, que el comediante pudo establecer que el humor podía ser parte de su cotidianidad.

“El humor forma parte fundamental de mi vida desde incluso antes de dedicarme a ello. A decir verdad, creo que terminé dedicándome a ello como una consecuencia de…, porque yo atravesé en algún punto un espacio de oscuridad, llamémoslo así. Fueron momentos duros en mi vida en los que descubrí en el humor una fuente no sé si llamarla espiritual o motivadora para salir adelante ante las vicisitudes”.

Recurrió a los superhéroes para cimentar un porvenir más próspero. Con una mano se agarró de las historietas, mientras que con la otra se aferró fuerte al control remoto del televisor (cuando empezó a familiarizarse el uso de este dispositivo en Colombia) y su cabeza se activó de tal manera que las ideas llegaron casi que sin forzar el camino. Así que gracias a los cómics y al conocimiento televisivo fue que Iván Marín salió adelante y se convirtió en comediante.

“Precisamente a raíz del enamoramiento que tuve hacia el humor como filosofía de vida fue que terminé decidiendo que quería utilizarlo para llevarles risas a las personas y se convirtió en mi oficio, en la forma de ganarme la vida”.

Y ahora Iván Marín se la juega desde distintos frentes, pero todos vinculados con la risa. Es libretista, actor, conferencista y, por supuesto, comediante, y ya tiene en su haber varias rutinas exitosas sobre las tablas. Por qué carajos; Gózatelo planchando; #Ciberdependientes, lo que el móvil nos quitó; Mañana no hay clase y Con todos los poderes son algunas de las iniciativas que ha desarrollado a partir de su poder de observación y que le han otorgado un reconocimiento importante, tanto en la escena local como en el ámbito de América Latina.

En esa lista de experiencias diseñadas por Iván Marín para divertir pero también para estimular la reflexión en el público, hace falta Con los ojos cuadrados: ¿ves t.v. o la t.v. te ve?, una creación en homenaje a la televisión, ese medio de comunicación del que el humorista jamás ha logrado despegarse y que ahora analiza con algo de nostalgia y mucho de conocimiento.

En esta rutina en torno al aparato que lo acompañó durante tantas y tantas jornadas, Marín establece algunos puntos de conexión entre los contenidos que vio en su infancia y aquellas propuestas que tiene la oportunidad de presenciar en la actualidad. Aspectos técnicos puntuales han cambiado mucho, mientras que otros elementos del gusto del colombiano se evidencian todavía en la programación de los canales públicos y privados.

Lo que hace Iván Marín en Con los ojos cuadrados: ¿ves t.v. o la t.v. te ve? es elaborar diagnósticos avanzados como los peligros de ver Peppa Pig; realizar un tratado completo y complejo acerca de la sobreexposición de las Kardashian; además de establecer retos realmente importantes para César Millán, El entrenador de perros. Pero también lanza hipótesis como las razones verdaderas y desconocidas por las que le quitaron la corona a Ariadna Gutiérrez hace un par de años en el concurso de Miss Universo.

Es una experiencia específica de muchos años la que empleó Marín en la realización de este stand up comedy, que estrena este jueves en el teatro Santafé, en Bogotá, y que estará en exhibición hasta el 3 de marzo. Será una temporada larga en la que el comediante hará lo que más le gusta sobre las tablas.

“Para mí, indudablemente, una de las cosas que más me gustan de este género de humor que practico en el escenario es que soy yo, nadie más. A diferencia de cuando estoy en una comedia teatral o cuando se realizan algunos sketches en los que actúo, interpreto, construyo un personaje. No. Cuando hago stand up sí soy yo”.

Iván Marín abre la boca para expresar su opinión sobre la televisión y muestra la razón por la que, todavía hoy, tiene los ojos cuadrados.

Hasta el 3 de marzo en el teatro Santafé, calle 57 # 17-13 (Bogotá). Información y boletería en www.tuboleta.com.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias

Hailey Baldwin quiere ser Hailey Bieber

¿Quién lo viste? Manuel Teodoro responde