Jimmy Kimmel habla sobre la delicada operación de su recién nacido

El presentador de televisión y su esposa Molly recibieron a su hijo William el pasado 21 de abril, pero el pequeño tuvo que ser intervenido de urgencia poco después de nacer debido a dos "problemas" en su corazón.

Jimmy Kimmel y Molly McNearny. AFP

Jimmy Kimmel dejó por un momento el tono humorístico que suele definir su famoso 'late night' para desahogarse públicamente sobre los duros momentos que él y su esposa Molly McNearny han vivido las últimas semanas, tras el nacimiento del pequeño William.

El bebé, que nació el pasado 21 de abril, tiene problemas en el corazón, por lo que tuvo que ser intervenido de urgencia.

"El lunes por la mañana, el doctor Vaughn Starnes tuvo que abrir su pecho y arreglar uno de los dos defectos que tenía su corazón. Entro en el quirófano con un bisturí y se puso a hacer una clase de magia que jamás comprenderé o sabré explicar. Abrió la válvula y la operación acabó siendo todo un éxito. Pero han sido las tres horas más largas de toda mi vida", dijo Kimmel en el monólogo inicial con el que abrió su espacio.

Ehumorista, padre también de Katie (25), Kevin (23) y Jane (2), quiso dar públicamente las gracias al hospital infantil de Los Ángeles en el que fue operado el pequeño por la profesionalidad y gentileza con la que llevaron a cabo tan complejo procedimiento, para revelar a continuación que William ya se encuentra descansando en casa y comportándose con la misma espontaneidad y gracia con la que lo haría cualquier otro bebé.

"Está genial, come bien, duerme bien, se ha hecho pis encima de su madre mientras le estaba cambiando el pañal. Básicamente está haciendo todas las cosas que se supone que debe hacer", aseveró en la misma conversación al tiempo que recuperaba su particular ingenio para el humor.

Temas relacionados