La catarsis de Eduardo Yáñez, el actor que golpeó a un periodista en plena entrevista

El mexicano se mostró dispuesto a buscar ayuda profesional para mejorar su temperamento. Sin embargo, advirtió: "No voy a bajar la cabeza y no voy a hablar de mi vida personal por más que se me quiera obligar".

Captura de pantalla de Youtube

Hace una semana el actor mexicano, Eduardo Yáñez, protagonizó un acalorado incidente. Durante un evento público, el galán le lanzó una cachetada al reportero de Univisión, Paco Fuentes, luego de que este le hiciera preguntas insistentes sobre su vida personal y la relación con su hijo. 

Este jueves, en diálogo con el Gordo y la Flaca, el programa para que trabaja Fuentes, el actor ofrecio disculpas y casi entre lágrimas, dijo que buscará ayuda profesional para mejorar su temperamento. 

"Tengo que irme por un tiempo a mi país con las gentes que me quieren, con las gentes que me conocen bien y reflexionar sobre mí, sobre esto. Quizá buscar ayuda profesional y empezar de nuevo porque soy un ser humano, cometo errores y soy un hijo de Dios". Lea también: Actor mexicano enfurece y golpea a periodista en plena entrevista

Yáñez indicó que de esta experiencia se lleva una gran lección. Sin embargo, advirtió. "No voy a bajar la cabeza y no voy a hablar de mi vida personal por más que se me quiera obligar".

El actor recordó que aquella noche, el periodista "me preguntó otras cosas, nada que ver con lo del evento. Él tiene derecho a hacer las preguntas que quiera pero yo tengo la opción de contestar las que desee. Le dije en un tono muy respetuoso y educado que no iba a hablar de mi vida personal. Él insistió porque me imagino que es su naturaleza o lo que le obligan a preguntar. Perdí el control y se me fue la onda".

Sobre lo que dijo el periodista mexicano Jorge Ramos con relación a su comportamiento, Yáñez indicó: "Es un periodista que a mí no me gusta en lo personal. Sin embargo, es un periodista muy preparado y yo lo leo para diferir de alguna forma. En ciertos puntos no estoy de acuerdo. Su posición es defender a todo el gremio de los periodistas y yo no los ataco. Solo defiendo mi derecho a no interferir en mi vida personal".

El artista fue reflexivo. "Por ahora me declaro incapaz para manejar las cuestiones de la prensa con respecto a algo muy profundo, Prefiero evitar ese tipo de lugares. Tengo problemas de convivencia. Y voy a evitar ese escenario", añadió. 

Finalmente, según dijo, "mi futuro no es muy prometedor, por eso tengo que ir a trabajar en mí mismo y en cosas que tenía planeadas haber hasta dónde".