La Doctora Corazón pide auxilio

María Pasión pasa su vida escuchando historias y aprendiendo del amor, pero hoy es ella quien necesita de una empresa enamorada para revivir su oficio.

Cortesía

La Doctora Corazón es una mujer atrevida y valiente que quiso apostarle al amor como forma de vida y trabajo. Después de muchos años de ser periodista y hablar de sexualidad, abrió en la Revista Cromos un espacio dedicado a recibir cartas de los lectores en las que le consultan sus experiencias, dudas e inseguridades acerca de sus relaciones.

“Pensamos que no iba a tener tanto éxito pero ha sido rotundo, la capacidad de viralidad de esto es tremenda. Se alcanzaron a sumar más de 800 cartas en cinco meses”, le contó María Pasión a El Espectador. Sin embargo, desde octubre ya no contesta, pues este espacio de servicio genuino está a punto de morir por no tener la "capacidad de respuesta ni el tiempo suficiente". Le puede interesar: El desertor del ejército de EEUU que encontró al amor de su vida en Corea del Norte

Ante la cantidad de consultas que recibió en las cartas y por medio de videollamadas de WhatsApp, medio que utiliza debido a que reside en España, María Pasión comprendió que “nosotros nos rompemos el corazón porque generalmente tenemos unas expectativas muy interesadas. Pero el amor no duele, el amor no abusa”. 

A su vez, mientras leía la carta número 400, la doctora entendió que las personas necesitaban conectividad para compartir sus historias y no sentirse solos. Por esta razón creó un grupo de apoyo en WhatsApp en el que sus miembros debaten sobre temas de amor, se piden consejos y se conocen. Este, a diferencia de las consultas privadas, es un servicio completamente gratuito. 

“Hablan con honestidad y con el deseo de querer mejorar la situación de los demás, puedo decir que también los conozco aunque jamás los he visto. Entre ellos pueden ocurrir milagros”, cuenta María Pasión, quien ríe y llora con las ocurrencias de su comunidad virtual. Lea también: ¿Por qué tenemos el corazón a la izquierda?

María Paz Ruiz es la mujer detrás de esa figura que escucha y atiende con transparencia y dedicación a cada uno de sus acudientes, pero también es esa madre y esa coach, herramienta que le permite ejercer responsablemente su trabajo, que solo cuenta con dos oídos y dos manos para hacer todo lo que hace.

Por esta razón, hoy hace una llamada de auxilio, pues quiere abrir nuevamente su buzón. “Estoy buscando una financiación de una empresa que tenga corazón, que me permita seguir impulsando este trabajo de la mano de la Revista Cromos y El Espectador y que defienda los mismos valores que defiendo yo: honestidad, apertura y la defensa del amor incondicional, el que da un bienestar real”, concluye la Doctora.

Para contactarla, su correo siempre estará abierto: [email protected]. Su teléfono es +34 616 838002.