Lucía Aldana correrá sobre ruedas contra el cáncer de seno

El domingo 22 de octubre se realizará la carrera “Ruta por la vida” que tiene como objetivo recaudar fondos para mujeres de escasos recursos afectadas por esta enfermedad, a través de la Liga Colombiana Contra el Cáncer.

Lucía Aldana, exseñorita Colombia, es la embajadora de la “Ruta por la vida”. Liga Colombiana Contra el Cáncer

Cuando Lucía Aldana tenía nueve años su mamá, que estaba cercana a cumplir los cincuenta, fue diagnosticada con cáncer de seno. Le detectaron la enfermedad en estado terminal, pero a pesar de los diagnósticos médicos se salvó en lo que Aldana califica como “un milagro de Dios”.

Desde ese momento la exseñorita Colombia 2012 empezó a tomar conciencia sobre este tipo de cáncer y ahora apoya la “Ruta por la vida”, carrera atlética que pretende educar sobre este y ayudar a las mujeres que lo padecen.

El punto de encuentro es la Plazoleta principal del centro comercial Avenida Chile, partirá a las 9:00 de la mañana y recorrerá desde la Avenida Chile hasta el Parque de las 106, en Bogotá. Si bien la Liga Colombiana Contra el Cáncer había convocado a eventos similares, es la primera vez que se hará sobre ruedas. Se trata de un recorrido de cuatro kilómetros al que las personas podrán asistir en bicicleta, patines, patineta o caminando. La donación para participar es desde $ 50.000, con esta inscripción los participantes tienen derecho a la camiseta, hidratación y medalla.

Lucía Aldana habló con El Espectador sobre su experiencia.

¿El cáncer de seno es un tema que afecta también a toda la familia?

Claro, cuando uno como familiar se entera de que la persona a la que ama le han detectado cáncer, esta persona entra en depresión y tristeza y empieza a degenerarse físicamente, psicológicamente uno también se enferma y empieza a somatizar esa afectación. Nos sentimos impotentes y emocionalmente también empezamos a cargar ese peso que ellos están cargando.

¿Se necesita más conciencia sobre este?

Sí, más conciencia como individuos, más amor propio, más conocimiento de nuestros cuerpos y menos indolencia con nuestro prójimo. Uno solo se toca cuando le sucede a alguna persona cercana o hasta uno mismo, pero jamás pensamos que nos pueda llegar a pasar.

¿Por qué decidió sumarse a la causa?

Por la experiencia con mi madre porque - a pesar de su milagro - me hubiera gustado tener a alguien cercano o más información y asesoría sobre la detección temprana del cáncer de seno, ya que realmente ella sufrió muchísimo. Conozco lo que siente una mujer después de ganarle la lucha a esta enfermedad, pero que infortunadamente se enfrenta a la realidad de quedar sin su o sus senos. Lo más importante es que tengo la buena voluntad de llevar el mensaje de prevención y diagnóstico a tiempo del cáncer ya que soy una convencida que esta condición no es sinónimo de muerte, si se detecta a tiempo. 

¿Por qué invita a las personas a sumarse a la “Ruta por la vida”?

Sería lindo que todos los colombianos podamos contribuir a mejorar la calidad de vida de estas mujeres guerreras que le han ganado la batalla a esta enfermedad, permitiéndoles acceder a las prótesis mamarias externas. Estaremos apoyando esta lucha de todos los días para que más y más personas conozcan la importancia de prevención y detección temprana de cáncer de seno. Es bueno que nos eduquemos entorno a los buenos hábitos de vida saludable como un factor preventivo.

¿Cuál es su compromiso con la problemática del cáncer de seno?

El compromiso es seguir siendo una embajadora de buena voluntad en torno al tema, ser una vocera, no solo dentro de la campaña, sino también en mi vida íntima, familiar, de amigos y de trabajo. Seguir siendo un puente de información y gestión para aquellos que desconocen la enfermedad.

¿Cuál debe ser el compromiso de Colombia en la lucha contra esta enfermedad?

El compromiso de Colombia debe ser de solidaridad con las personas que ya han sufrido de este flagelo, dejar de lado la indolencia. Querer involucrarnos y participar más sobre las actividades su prevención y diagnóstico. Ser embajadores dentro de nuestro entorno y pararnos ante los entes correspondientes para exigir mejores políticas públicas de salud.