Mía Astral, la abogada de las estrellas

La astróloga estará el 23 de febrero en Cali en el Teatro Jorge Isaacs y en Bogotá el sábado 24 en el Centro de Eventos Ágora, donde presentará su conferencia “Mi locura ama tu locura: guía para amar y no enloquecer en el intento”.

Cortesía

¿Cuál fue su primer contacto con la astrología?

Mi abuela materna me crió y era muy natural ver la astrología todos los días. Pensé que era algo natural en todas las familias, pero resulta que no. Mi abuela era una persona que le interesaba lo que tiene que ver con la espiritualidad, la astrología y esas prácticas. Así nació mi gusto por la astrología. Estoy muy agradecida de lo que me inculcó.

Después de que su abuela le enseñó el mundo de la astrología ¿En qué momento se dio cuenta de que le gustaba?
La astrología siempre estuvo presente. La practicaba de forma casual con mis amigas. Además, me gustaba leer libros de astrología psicológica para saber cada vez más de este tema, pero nunca llegué a pensar en esto como una profesión.

¿Cómo fue ese paso de estudiar leyes a dedicarse a la astrología?

Cuando me mudé a Estados Unidos en 2008 estaba estudiando leyes, pero no pude continuar porque era sumamente costosa. Para ese entonces me tocó empezar a trabajar para mantenerme. Tuve varios trabajos, lo que me ayudó a definir y quedarme con este arte fue la pérdida de un familiar. En aquel momento me apoyé en la astrología y en la kabbalah. Y fue ahí cuando me di cuenta de que podía ayudar a muchas personas desde este ámbito.

Empezó a ser conocida por las redes sociales.

Una amiga me dio la idea de empezar a escribir sobre astrología en Twitter. Fue cuando inició el boom de las redes sociales. En aquel momento mi primer tweet fue sobre la luna llena en tan solo 140 caracteres. Desde esa oportunidad no me he alejado de las redes, al contrario, tengo muchas y desde ahí muestro algo de lo que sé.

¿Ha combinado en algún momento sus conocimientos en leyes con la astrología?

Son ramas distintas, pero el derecho exige un constante estudio y eso ha sido de gran ayuda para mí en la astrología. Ser astrólogo no es serlo y ya, porque los planetas se mueven todos los días y tienes que estudiar sus alineaciones, que es la ciencia. Pero, la interpretación de las alineaciones es el arte y depende mucho del nivel de conciencia del astrólogo. Siento que soy la abogada de las estrellas, porque estoy traduciendo lo que está arriba.

¿Qué otro estudio ha realizado?

En la astrología hay que estar constantemente estudiando. Me la paso estudiando muchas terapias, coaching, meditación, entre otros temas, con el fin de incluirlos en la astrología para explicar las alineaciones de los planetas. Quiero que las personas puedan aprovechar mucho más las predicciones de las cartas.

¿Para qué le ha servido el coaching en la astrología?

Estudie coaching para cambiar conductas y patrones. Hice el curso y me parece fundamental, porque cuando te hacen una carta astral solamente te hablan sobre el potencial que hay en ti, pero no cómo trabajas ese potencial. Esto se logra superando el miedo al cambio, es ahí cuando entra la parte del coaching. Me baso mucho más en el coaching que en la astrología, que es la base para ver qué queremos hacer y luego se convierte en una consulta en la que se trabaja día a día en superar acontecimientos.

En ocasiones se piensa que el horóscopo que aparece en los medios de comunicación y en internet son inventados ¿Qué opina de eso?

Poco a poco está dejando de ser vista como instrumento predictivo y está siendo incorporado como una herramienta de conciencia. Mi principal trabajo desde que empecé ha sido mostrar la astrología como energía disponible más que algo que te decreta. En mi caso prefiero que las personas usen su capacidad de hacer y crear su propia profecía. Siempre va a existir la astrología de entretenimiento.

Temas relacionados