Muerte de actor de "Glee" deja temporalmente a sus víctimas sin indemnización

Según fuentes judiciales, el suicidio de Mark Salling anula automáticamente el proceso legal en el que estaba inmerso, así como los acuerdos alcanzados previamente, en relación con los cargos de posesión de pornografía infantil que pesaban contra él.

El actor Mark Salling. Bang Showbiz

La muerte del actor Mark Salling -confirmada como un acto de suicidio- dejó en el aire la resolución del proceso legal en el que estaba inmerso como consecuencia del delito de posesión de pornografía infantil, cuyo veredicto iba a darse a conocer este mes de marzo en una vista oral a la que debería haber acudido el artista.

Como ha publicado ahora el portal de noticias Buzzfeed citando fuentes judiciales, el caso habría sido automáticamente cerrado como resultado del suceso y, por tanto, el acuerdo previo al que Salling había llegado con la fiscalía -bajo el cual el intérprete aceptaba someterse a una pena de cárcel de entre cuatro y siete años, así como indemnizar con 50.000 dólares a cada una de las víctimas que registraran una petición de restitución- carece ya de validez al haberse retirado oficialmente los cargos.

"Si el acusado muere accidentalmente o por suicidio, el ministerio público simplemente no puede proceder con el caso. Básicamente, si no hay defensa, tampoco puede existir acusación pública", ha explicado al citado medio Mann Medrano, un fiscal ya retirado, para justificar la suspensión definitiva del juicio y, sobre todo, la situación de desamparo en la que podría dejar esta situación a los afectados por las acciones de Salling.

Teniendo en cuenta que ya no podrán reclamar ante el mismo juez las necesarias compensaciones económicas derivadas de los daños y perjuicios, entre otras razones porque este ni siquiera ha tenido la oportunidad de emitir una sentencia sobre el caso, a las familias solo les queda ahora recurrir a la vía civil para intentar hacerse con el dinero.

Para ello, las víctimas tendrán que iniciar ellas mismas un nuevo litigio contra los encargados de gestionar el patrimonio de Mark Salling -valorado en unos dos millones de dólares- y volver a facilitar todas las pruebas y la documentación que apoyen su testimonio, aunque probablemente -según las mismas fuentes consultadas- el hecho de que el actor de 'Glee' reconociera públicamente su culpabilidad en octubre de 2016 tras ser detenido meses antes por la posesión de más de 50.000 imágenes de contenido pedófilo en su ordenador podría acelerar significativamente los trámites.

 

últimas noticias

El poder de la mujer raizal